29 julio 2017 Berlinas

Rolls-Royce-Phantom-17

Ya ha comenzado esa exposición con los mejores Rolls Royce Phantom de la historia de la marca. Un coche que representa lo más alto del superlujo de esta veterana y apreciada marca británica en cada época. Desde el primero hasta el último y ese es el Phantom VIII, que ha sido el que se ha presentado en la exposición. Y nos tenemos que quitar el sombrero (de copa) ante lo que hemos visto. Si los Phantom anteriores eran espectaculares, este rompe con todo lo que hemos visto hasta el momento.

El Phantom VIII recoge varias novedades y cambios para convertirse en un coche realmente espectacular. Exteriormente se han realizado algunos cambios estéticos, aunque muy pocos. Los justos para crear un aspecto más elegante y atractivo para dar una imagen de lujo. En el interior es donde encontramos los cambios más importantes. La nueva plataforma de aluminio le permite ganar más rigidez, mientras que a la vez aligera su peso. No obstante, este se mantiene ligeramente por encima de los 2.600 kilos, debido al equipamiento tecnológico.

Rolls-Royce-Phantom-23

Esta plataforma no se quedará en este modelo, sino que además se utilizará en otros modelos e incluso admitirá el uso de motores híbridos e eléctricos. El próximo SUV de la marca, el Cullinan, también disfrutará de esta plataforma modulable. La carrocería se ha suavizado y se ha añadido una nueva rejilla. Junto a ella se han utilizado nuevos faros láser, capaces de alumbrar hasta 600 metros.

La sonoridad del motor se ha reducido gracias a los materiales utilizados para su fabricación y en la insonorización del capó. El acristalado de las ventanas también se han mejorado, con una anchura de 6 milímetros, lo que permite que en general, sea hasta un 10% más silencioso que el modelo anterior. En cuanto al motor, cuenta con un motor V12 de 6,75 litros, similar al que tiene el Phantom VII, pero un incremento de potencia que alcanza los 570 CV, frente a los 460 CV del anterior.

El par máximo es de 900 Nm, cifra que alcanza a las 1.200 revoluciones y que transmite a las ruedas gracias a un cambio automático de ocho velocidades proveído por ZF. El motor incluye dos turbocompresores, que no tenía antes y que se han introducido para que sea más potente y eficiente. La suspensión es del tipo Magic Carpet Ride, cuyo nombre ya dice lo que podemos esperar de ella. O sea, una sensación de ir sobre una alfombra voladora, con una conducción suave y agradable.

Y dentro, vamos a encontrar todo lo que podemos esperar de un coche de este tipo. Lujo llevado hasta el extremo y que convierte al Rolls Royce Phantom en algo muy serio e importante. ¿Qué te parece?


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *