11 agosto 2017 Industria

gama-leon-cupra-3

Sin confirmación por el momento por parte de la marca española, el diario digital “El Confidencial” ha avanzado la noticia de que SEAT se está planteando posicionar las versiones Cupra de sus modelos como marca independiente en el mercado.

Cupra, acrónimo de Cup Racing, es la denominación que desde hace 20 años la marca española utiliza para comercializar las versiones más radicales y deportivas derivadas de los modelos de sus distintas gamas. El primer modelo con esta denominación fue el SEAT Ibiza Cupra que ganó el Campeonato del Mundo de Rallyes y, desde entonces, SEAT ha mantenido la denominación para atraer a sus productos a clientes que gustan de disfrutar conduciendo modelos en los que la potencia y las prestaciones constituyen su principal valor.

gama-leon-cupra-1

Según informa el diario digital SEAT registró el pasado mes de mayo en la Oficina Mundial de la Propiedad Intelectual una serie de nuevos diseños para el logotipo Cupra que bien podrían sentar las bases del desarrollo de esta denominación como nueva marca filial de SEAT. Desde la marca española ni confirman ni desmienten la noticia, aunque aluden a una “evolución de la identidad corporativa” como razón para los registros efectuados.

Otro de los posibles indicios que apuntan al posible lanzamiento de Cupra como marca indepediente es la estrategia seguida por el actual presidente de SEAT, Luca de Meo, durante su etapa como vicepresidente de Marketing de Fiat. De Meo fue el responsable del relanzamiento de Abarth como marca independiente originada a través de la radicalización deportiva de los modelos de la gama Fiat.

Actualmente, SEAT tiene en su gama versiones Cupra del León y del Ateca y es de suponer que en los próximos tiempos tendría que llegar, como en generaciones precedentes, una variante Cupra del Ibiza y, por qué no, también del Arona, el nuevo SUV que lanzará en otoño al mercado.

gama-leon-cupra-2

Tradicionalmente, las ventas de las versiones Cupra han supuesto un importante añadido a las ventas de las distintas gamas que contaban con ellas. En el caso del León, los Cupra representaban un 11 por ciento del total de unidades matriculadas. En total, SEAT vendía unas 12.000 unidades al año con esta denominación, aproximadamente un 3 por ciento del total de sus matriculaciones anuales.

Cupra podría convertirse en un modelo de negocio de éxito, pues la filosofía del producto resulta ciertamente atractiva para una tipología de cliente joven y muy dinámica, que se siente atraída por este tipo de modelos. El estilo deportivo de la marca le abre puertas al merchandising y a la creación de eventos y actividades específicas, entre las cuales tendría cabida la potenciación de las León Eurocup, cuyas convocatorias podrían abrirse a otras categorías de modelos de la marca.

En cuanto a la rentabilidad de la operación, las versiones Cupra ya comercializadas por SEAT vienen siendo tradicionalmente las variantes de mayor precio de las respectivas series de modelos del fabricante español. La nueva estrategia no sólo diferenciaría aún más los productos, sino que los prestigiaría, lo que permitiría vender a precios sensiblemente superiores logrando con ello un mayor retorno de la inversión a la marca.


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *