5 noviembre 2014 Compactos, Eventos, Otras Competiciones

SEATLeonEurocup_Montmelo_02

No es nada nuevo. Aún recuerdo las copas monomarca de Citroën con los Saxo VTS, o la Copa Hyundai con los Accent, donde el nombre era lo único que se parecía al coche de calle, en la que todos los participantes corrían con el mismo coche, motor, configuración básica y en la que sólo se podía configurar ligeramente algunos parámetros. Es decir, había igualdad de condiciones para todos.

Los tiempos y las carreras eran lo más ajustados donde un mínimo error te podía hacer bajar muchas posiciones. Para los pilotos era una forma de comenzar por categorías inferiores, o incluso diversión para los más pudientes sin un equipo y patrocinadores detrás y la marca ganaba en experiencia y nuevas tecnologías a aplicar en los coches de calle.

Ahora SEAT ha querido recuperar esta tradición para ofrecer en sus coches nuevas mejoras que se trasladen de los circuitos a sus coches, que ya se está empezando a ver en su gama más alta con los León Cupra a la cabeza.

SEAT León Cup Racer

SEATLeonEurocup_Montmelo_16

El coche es el protagonista en cualquier copa monomarca, y en este caso no iba a ser menos. Está desarrollado por Jordi Gené, piloto de pruebas de SEAT Sport y que ya consiguió bajar con la edición de calle de los 7 minutos en Nürburgring.

Entrando un poco más en detalle en el coche, la marca proporciona a los equipos el mismo coche, precintado en motor, filtros y otros componentes para que la rivalidad sea máxima. Serán las manos del piloto y los reglajes básicos del coche (amortiguadores, balance de frenos, etc) los que permitan estar en una posición más adelantada que otros en la parrilla de salida.

SEATLeonEurocup_Montmelo_10

El motor es una evolución del 2.0 Turbo de 280 CV de 4 cilindros que equipa el León Cupra, llegando hasta los 330 CV con una reprogramación de la centralita (ECU) y la admisión, intercooler y escape desarrollados específicamente; el par máximo del coche alcanza los 400 Nm. Se ha respetado el cambio DSG que cuentan los Cupra. También se ha conseguido reducir a 1.150 kg de peso con la estructura de seguridad homologada por la FIA. No hay más que fijarse para darse cuenta que es algo más ancho que el de calle, exactamente 16,6 cm y unas ruedas de 18 pulgadas.

Echando un vistazo al interior vemos que se han extraídos los asientos traseros, centrando un poco más la posición del piloto para optimizar el comportamiento en carrera. Nos llama la atención que tanto las puertas traseras como el maletero se abren correctamente, además de incluir el salpicadero y la palanca de cambio secuencial de serie. Otro detalle, las ruedas no llevan tornillo monotuerca, sino que son 5 tornillos los necesarios para hacer el cambio.

SEATLeonEurocup_Montmelo_14

El volante multifunción incorporado es ligeramente diferente, con posibilidad de habilitar los limpiaparabrisas, la luz larga (para carreras de resistencia), y otras funciones básicas. Justo detrás de éste se sitúa la pantalla digital con todos los datos del coche necesarios para informar al piloto.

Está a la venta para cualquier persona que le interese, pero hemos de decir que su precio es para pensárselo: 70.000 euros a los que hay que sumar el IVA. Y el consumo tampoco es nada despreciable: entre 36 y 40 litros a los 100 kilómetros de gasolina de 98 octanos. Hay ocasiones en los que el consumo no importa.

Un día en Montmeló

SEATLeonEurocup_Montmelo_01

Última prueba de la temporada tras 5 anteriores por los míticos legendarios europeos: Spa-Francorchamps, Monza o Nürburgring por citar tres de ellos. Esta era la última prueba, el fin de temporada y nada menos que 7 pilotos tenían posibilidades de conseguir el campeonato.

Los coches acompañarán los mismos fines de semana al Internacional GT Open y al Mundial de Turismos, por lo que no estarán solos en el asfalto. Cada una de las seis pruebas puntuables constan de tres días, comenzando los viernes en los que hay tandas de entrenamiento, para poner a punto el coche.

SEATLeonEurocup_Montmelo_04

El sábado por la mañana es la clasificación, en la que durante media hora rodarán de forma libre obteniendo el mejor tiempo por piloto. Por la tarde se disputa la primera de las carreras con la parrilla configurada según la clasificación. El domingo se disputa la segunda carrera invirtiendo el orden de los 8 primeros con respecto a la primera carrera.

Lo primero que llama la atención en la clasificación es la entrada masiva a boxes tras la primera vuelta, en la que se cambian los neumáticos de eje: los delanteros pasan detrás y al revés. El motivo, al ser tracción delantera los neumáticos traseros no se calientan los suficiente. También sorprende, como ya hemos comentado, los 5 tornillos por llanta. El español Pol Rosell consiguió alzarse con la pole que estuvo muy disputada, con los 8 primeros coches en menos de un segundo.

SEATLeonEurocup_Montmelo_18

Cada carrera consta de unos 50-60 kilómetros o un máximo de 40 minutos, 14 vueltas en el caso de Montmeló, en la que se ven muchos grupos rodando a la par, con varias batallas por la misma posición. Van a muerte, no queda otra. El español Rosell no pudo mantener la primera posición y se la cedió al suizo Comini, pero alcanzó el segundo cajón del podio.

Fue un fin de semana brillante para el español (acabó cuarto en la segunda carrera), pues consiguió el campeonato con 68 puntos, seguido del portugués Manuel Giao con 61 puntos y el francés Julien Briché con 58. También pudimos ver a Laia Sanz, que se estrenaba con este coche, en una discreta vigésima posición en la segunda carrera.

Extra Lap

SEATLeonEurocup_Montmelo_13

No todo era ver y disfrutar de lo que hacían los demás, y vivir un día en las carreras, sino también la posibilidad de participar en algunas de las actividades que la marca había organizado. Pudimos ponernos a los mandos de un León Cupra de calle, con 280 CV bajo el capó en un circuito con conos, el llamado mickey mouse para comprobar las bondades de su respuesta en el motor, agilidad en las curvas y frenada. Unas pocas vueltas para sacar toda la adrenalina que llevábamos dentro.

Pero el plato fuerte estaba por llegar, concretamente al caer la noche sobre Montmeló a eso de las 18 horas, pudimos sentarnos, correctamente asegurados con mono, casco y HANS, al lado de Pol Rosell, el ganador del Campeonato, para dar una vuelta a ciegas por el circuito. Otros compañeros lo hicieron a los mandos de Jordi Gené. Tan sólo las luces Full LED del León Cup Racer alumbraban parte de la pista.

SEATLeonEurocup_Montmelo_09

Nada más subir al coche le dije a Pol que fuera “a tope”, quería vivir el momento. No mentiría si os digo que aún recuerdo esas fuerzas aplastándome contra ambos lados del asiento y disfrutando el momento. Sentir los pianos, la aceleración e incluso la fuerte frenada era como estar en el paraíso; fue una vuelta muy rápida que deseaba que fuera muy lenta.


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. El Seat León Cup Racer irrumpe en la pista con 330 CV de imparable potencia 16 febrero 2016
  2. SEAT podría lanzar Cupra como marca independiente 11 agosto 2017

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *