24 febrero 2014 Compactos, Pruebas

Prueba Seat León 1.4 TSI 140 CV Style

La tercera generación del Seat León trae consigo una profunda renovación, la marca española ofrece ahora un producto para atraer a un público más amplio, aunque sin olvidar las generaciones anteriores, Seat da un salto cualitativo y cuantitativo con el nuevo León, concepción, tecnología, prestaciones; tenemos un Seat León más completo, a continuación nuestra prueba.

Motor y prestaciones

Hemos probado el León 1.4 TSI 140 CV Style, que monta un motor de 1.395 cc de cilindrada, capaz de entregar 140 CV entre 4.500 y 6.000 rpm, además de 250 Nm de par máximo disponibles desde las 1.500 rpm y hasta las 3.500. Con este bloque de inyección directa y Turbocompresor, el Seat León TSI 140 CV es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 8,2 segundos.

En cuanto a la respuesta de este motor gasolina, se nota que reacciona desde muy abajo, pero realmente despierta a partir de las 1.800 vueltas, se hace evidente la contribución del turbo a partir de las 2.200 – 2.500, el empuje es bastante bueno desde este punto, y permite ganar velocidad con solvencia, las primeras sensaciones son bastante buenas, da gusto acelerar con este León.

Este bloque TSI continua tirando de manera sólida incluso más allá de las 3.000 rpm, y de las 4.000, si llegamos a las 4.500-5.000 notamos como va alcanzando su pico de entrega, pero el rango en el que ofrece toda su potencia es más que generoso y nos permite ‘jugar’ para afrontar diferentes situaciones, y también disfrutar conduciéndolo.

Motor 1.4 TSI 140 CV Seat León

Otro punto a favor es como el bloque 1.4 TSI mantiene el régimen, tenemos CV y par disponibles para realizar adelantamientos, afrontar incorporaciones o simplemente ganar algo de ritmo o ir ‘alegres’ en tramos algo revirados; todo con soltura y eficacia; eso si, veremos cifras de consumo medio con dos dígitos si nos animamos mucho, os hablo de cerca de los 10 l/100 km.

Pero si somos sutiles y obedecemos al indicador de cambio de marcha, tendremos como resultado un desplazamiento muy suave, silencioso, confortable, y con un consumo medio directo muy bueno. En este punto cabe mencionar la actuación de unas suspensiones con la dureza correcta tanto para dar confianza a altas velocidades como para incursiones por ciudad (y sus baches).

La gestión de marchas es correcta, con un embrague de recorrido medio-largo, pero que no impide ser ágiles en los cambios, la 4ª marcha nos permite sacarle el máximo provecho a ese amplio rango de empuje del motor 1.4 TSI, al engranar la 6ª marcha obtendremos confort. El cambio de marchas tiene una precisión buena, se compensa con un pomo con buen agarre.

En cualquiera de estas situaciones, ciudad, vía interurbana, autovía o carretera, debemos destacar lo silencioso que es este León TSI 140, tanto al ralentí, a velocidades bajas-medias, y también cuando nos movemos por encima de los 110 km/h. En ciudad destaca la efectividad del sistema Start-Stop, rápido y silencioso cuando nos disponemos a arrancar de nuevo.

Comportamiento

Si nos centramos en cómo se mueve el León, el coche va bien apoyado, aunque hemos notado, y nos han sorprendido, ciertas inercias laterales, un poco incómodas cuando enlazamos rápidamente varias curvas, aquí cabe mencionar que he tenido ocasión de probar -para otro medio- el nuevo Seat León FR (con suspensión multibrazo) mientras que el Style monta un eje de torsión.

Prueba Seat León 1.4 TSI 140 CV Style

Salvo esta diferencia, el nuevo Seat León va con aplomo, en todo momento vamos con confianza y sobre todo cómodos, disfrutando también de la buena visibilidad, un volante cómodo y excelente sujeción de los asientos delanteros, son algunos de los elementos que favorecen este disfrute. Un acabado y configuración más enfocado en el confort pero que va muy bien.

Un dato importante es que a pesar de ser más corto y más ancho que el León de segunda generación, la batalla del nuevo León es más larga, la plataforma MQB del Grupo Volkswagen ha permitido obtener una configuración que aporta aplomo, estabilidad y ligereza al nuevo León, gracias a sus 1.231 kg, alrededor de 100 kilos menos que el León II, un conjunto simplemente eficaz.

Los frenos actúan bien, aunque el pedal ofrece un feedback de poca mordiente, notamos como las pinzas, sobre todo las delanteras, hacen un buen trabajo, recordemos que lleva discos ventilados en el tren delantero (288 x 25 mm) y discos traseros de 253 x 20 mm. La dirección nos comunica bien lo que sucede bajo el chasis, aunque se percibe ese ligero tacto artificial ‘culpa’ de las asistencias, aunque la sensación de control y confort es más que correcta en todo momento.

El tren de rodaje también se adapta muy bien a las condiciones del asfalto, contamos con unas suspensiones de dureza media y recorrido corto, que brindan comodidad en desplazamientos a velocidad crucero pero que aportan esa dureza que da confianza cuando viajamos más rápido o por vías en mal estado, aportan mucho a la comunicación de lo que sucede bajo el habitáculo.

Seat León TSI 140 CV a prueba

La insonorización del habitáculo es algo que destaca -y mucho- en el nuevo León, realmente impresiona, en todo momento y a cualquier velocidad; además, la visibilidad delantera no puede ser mejor, el espejo retrovisor central y los laterales, a pesar de parecer pequeños en un primer momento, brindan buena visibilidad y una imagen nítida, un plus también en seguridad.

Los asientos del nuevo León, como os digo, son cómodos y sujetan bien a conductor y copiloto, la tapicería de cuero resulta fresca y confortable, y no debemos perder de vista esa sensación de ir realmente bajos desde la posición de conducción, un efecto creado por el centro de gravedad más bajo; el León tiene 1.459 mm de altura,

Esto también genera el gran espacio interior que ofrece el nuevo Seat León, especialmente para cabeza y hombros; otros detalles de ergonomía que cabe mencionar son el tamaño y textura adecuados del volante, ubicación correcta del pomo de cambios y orientación de los mandos en la consola central. La conducción del Seat León se disfruta en confort y prestaciones.

Comsumo

En cuanto a consumos, en ciudad podemos obtener consumos medios de unos 9 litros, mientras que en vías interurbanas (100 km/h) el ordenador refleja 4,9. En general, tras más de 300 kilómetros de pruebas en distintas situaciones, el TSI 140 CV necesitó -de media- 5,9 l/100 km, bastante cerca de los 5,2 litros que homologa de consumo medio, un cifra que consideramos muy buena.

En resumen, el Seat León 1.4 TSI de 140 CV con acabado Style nos entrega sensaciones satisfactorias, es un producto que se puede adaptar muy bien a varios tipos de usuario, tenemos un motor con buen empuje y con consumo moderado, al mismo tiempo un conjunto con rigidez y aplomo para afrontar distintas vías y un habitáculo amplio y confortable, de eso os hablaremos en la próxima entrega.


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 24 febrero 2014
  2. Seat León 1.4 TSI 140 CV a prueba (diseño exterior, interior y maletero) 26 febrero 2014
  3. Seat León TSI 140 CV a prueba (equipamiento, precios y valoración) 28 febrero 2014
  4. Seat León 1.4 TSI 140 CV a prueba (equipamiento, precios y valoración) @ Salón del Automóvil 4 marzo 2014
  5. Seat León 1.4 TSI 140 CV a prueba (diseño exterior, interior y maletero) @ Salón del Automóvil 4 marzo 2014
  6. Esta es la factura en ventas del “dieselgate” para Volkswagen en España 1 agosto 2016

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *