30 noviembre 2017 Seguridad, Tecnología

Toyota anuncia la llegada de la segunda generación del Toyota Safety Sense en 2018

Desde el año 2015, prácticamente todos modelos de Toyota vendidos principalmente en Japón, Europa y Norteamérica incorporan el paquete de sistemas de seguridad activa denominado Toyota Safety Sense, algo que sus modelos han ido ofreciendo manera paulatina. No todos sus modelos lo disponen pero aun así, desde Toyota en un su afán por mejorar la seguridad en sus vehículos, ya ha anunciado la segunda generación del Toyota Safety Sense.

Con la segunda generación de Toyota Safety Sense también sucederá lo mismo, incorporándolo a la gama de manera paulatina y comenzando con los nuevos modelos lanzados a principios de 2018. También se seguirá guardando la preferencia para los principales mercados de Toyota, siendo estos Europa, Japón y Estados Unidos, aunque tampoco descartan incorporarlo en otros regiones que dependerá de los estudios previos que realizarán.

Toyota anuncia la llegada de la segunda generación del Toyota Safety Sense en 2018

La segunda generación de Toyota Safety Sense seguirá teniendo como base la utilización de la cámara de lente única, ademas del radar de ondas milimétricas, pero se añadirán diversas mejoras para prevenir el número de accidentes y reducir el número de muertes y heridos. Además cabe destacar que se reducen las dimensiones del conjunto de dispositivos que hacen funcionar todos estos sistemas, de esta manera las instalaciones se harán de una manera mucho más rápida y fácil.

Las principales mejoras realizadas afectan a los sistemas del Reconocimiento de Señales, Precolisión y Mantenimiento de Trayectoria, las cuales os paso a detallar a continuación junto con un vídeo explicativo de cada una realizado por Toyota:

  • Sistema Precolisión (Pre-Collision System, PCS): su radio de acción se ve ahora aumentado, de manera que es capaz de detectar peatones tanto de noche como de día, algo que antes solamente conseguía realizar durante el día, además de ciclistas.
  • Reconocimiento de Señales de Tráfico (Road Sign Assist, RSA): ahora es capaz de reconocer un número mayor de señales de tráfico. De esta manera, una vez que pasan a ser mostradas en el tablero de instrumentos, se logra una conducción más segura, al reducir la posibilidad de que se pueda pasar por alto los límites de velocidad o el resto de señales.
  • Sistema de Mantenimiento de Trayectoria (Lace Tracing Assist, LCA): Este sistema funciona en compenetración con el Control de Crucero Adaptativo, ayudando al conductor a controlar la dirección para mantener el vehículo en el centro del carril. Ahora aporta una mayor comodidad al reducir la carga sobre el conductor, de manera que la conducción se hace más relajada. Cabe destacar que este sistema también engloba al Cambio Involuntario de Carril, que avisa al conductor y le ayuda a recuperar la trayectoria si este se sale del carril.


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *