29 septiembre 2011 Eventos, Monovolúmenes, Pruebas, Urbanos

Subaru amplía su gama con un nuevo miembro, metiéndose de lleno en el segmento de los monovolúmenes urbanos con el nuevo Subaru Trezia. Pero el Trezia es muy peculiar, puesto que no dispone de tracción total (como el resto de la gama) y además está desarrollado en colaboración con Toyota.

Más concretamente hablamos del Toyota Verso-S, un modelo que Toyota no tiene pensado comercializar en España y que Subaru ha adaptado como Trezia. Eso sí, más de 100 ingenieros de Subaru han participado en el desarrollo del Trezia.

El Trezia contará con dos motorizaciones, uno gasolina 1.33 VTT-i de 99 CV y un diesel 1.4 D de 90 CV, ambos motores son desarrollados por Toyota. El precio de partida del Trezia son 17.100 euros con motor gasolina y un equipamiento bastante completo (ESP, aire acondicionado, múltiples airbags, antinieblas, volante de cuero…)

Durante la presentación en Madrid pudimos probar el modelo y conocer de primera mano las novedades de este Subaru Trezia, así que vamos a empezar por los aspectos de diseño e interior.

Diseño exterior, interior, calidades y espacio

Exteriormente uno de los pocos detalles que lo diferencian del Verso-S es la parrilla, con un diseño típicamente Subaru. Pero por lo demás nos encontramos con un diseño similar al Verso-S, hablamos de un monovolumen derivado de un urbano con sólo 3,99 metros de largo.

Destaca la altura del coche, algo que se agradece en el interior, donde contamos con un generoso espacio para la cabeza, y también los retrovisores exteriores que cuentan con los intermitentes integrados.

Pasando al interior, nos encontramos un puesto de conducción con bastantes plásticos, pero algunos de ellos ofrecen una calidad correcta y conforme al segmento del coche. Esto es, hay bastantes plásticos duros en el habitáculo, pero los ajustes son bastante correctos y algunos de ellos no son desagradables al tacto.

Destaca la posición de la palanca de cambios, elevada y muy cómoda para conducir. En general nos ha gustado el volante, la palanca de cambios y la postura de conducción, siendo muy cómoda y con todos los mandos a mano.

Sólo cuenta con reposabrazos el asiento del conductor, al menos en la versión más equipada podría equiparlo en el del acompañante, se agradece para viajes largos.

Por otra parte destacan las plazas traseras por el espacio para la cabeza. Mientras que para tratarse de un coche de sólo 4 metros, dispone de bastante espacio para los pies. En las plazas traseras dos adultos viajan sin problemas de espacio, con anchura suficiente, mientras que tres ya irían algo más justos.

El repaso al interior lo finalizamos con el apartado de huecos y maletero, puesto que como buen monovolumen cuenta con huecos para dejar nuestras cosas repartidos por todo el interior, y además una doble guantera. Eso sí, las guanteras de las puertas traseras son de pequeño tamaño y la principal de coche también es bastante pequeña.

La capacidad del maletero es de 336 litros, pero cuenta con doble fondo por lo que podemos aumentar su capacidad hasta los 393 litros, e incluso algo más hasta los 430 litros si usamos el espacio donde iría la rueda de repuesto (no dispone de ella, sólo kit). Algunas anillas de sujeción para una red no vendrían mal en el maletero, puesto que sólo lleva dos cerca del portón.

Toma de contacto Trezia 1.4D 90 CV

Durante la presentación pudimos probar un Subaru Trezia diesel de 90 CV, en nuestro caso manual, aunque opcionalmente dispone de un cambio secuencial de seis relaciones.

Este motor diesel es un viejo conocido de la gama Toyota, típicamente turbo con una respuesta desde las 2.000 vueltas, pero con un consumo bastante bueno. La prueba fue por carreteras algo sinuosas y pudimos comprobar el buen tacto de la dirección, y sobretodo el cambio preciso del Trezia.

La suspensión nos ha gustado porque es firme, manteniendo alejado al Trezia de los típicos balanceos de un monovolumen, pero tal y como comprobamos en una carretera en mal estado, no llega a ser brusca en las irregularidades y las filtra bastante bien.

El motor tiene fuerza suficiente como para afrontar un adelantamiento con tranquilidad, sobretodo entre las 2.000 y 3.000 vueltas. Y lo mejor de todo ha sido el consumo, puesto que en una conducción despreocupada por carretera hemos conseguido unos 4,9 litros a los 100 km (con atasco, autopista, cuestas y carreteras de montaña incluidas).

Equipamiento y precios

El 1.3 VVT-i de 99 CV va asociado al nivel Advance desde los 17.100 euros, con un equipamiento completo donde destacan elementos como: airbags frontales y laterales, de cortina y airbag de rodillas para el conductor, faros antiniebla, aire acondicionado, elevalunas eléctricos delanteros, radio CD MP3 o volante forrado en cuero, entre otros elementos.

El diesel 1.4D de 90 CV está disponible con el acabado Limited y Limited Plus. El primero de ellos añade: sensor de luces y lluvía, cristales tintados, Bluetooth, toma USB, sistema de sonido con pantalla táctil de 6,1 pulgadas, cámara de visión trasera o el climatizador, entre otros elementos. Todo esto por un precio de partida de 19.500 euros.

Mientras que finalmente el 1.4D 90 CV Limited Plus añade: techo solar, arranque y entrada sin llave, cambio automático, desde los 21.490 euros.

Los precios son algo elevados, pero también es cierto que la dotación de serie es bastante completa con elementos que otros modelos similares no ofrecen de serie.

Fotos | Diego G. Moreira


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 29 septiembre 2011

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *