27 julio 2011 Eléctrico, Industria, Urbanos

El millonario y todopoderoso Boris Zingarevich es el nuevo dueño de Think! a través de los lazos que su fortuna le permite y los que tiene con los altos jerarcas del gobierno ruso. Lo cierto es que la compañía de los cochecitos eléctricos se ha salvado por tercera vez de desaparecer.

Zingarevich ha firmado también un acuerdo de conveniencias con Ener1, el anterior distribuidor de las baterías del Think! (y en el que él mismo tiene una participación), y con Valmet Automotive, los fabricantes del eléctrico hasta abril pasado. El acuerdo compromete a las tres partes a seguir la relación comercial que antes existía, para mantener al Think! en el mercado y lograr que tenga una segunda vida.


También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. En Trollhättan piden la renuncia de Victor Muller 29 julio 2011
  2. Los coches récord del mercado español 2 abril 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *