28 marzo 2015 Seguridad

sillas-de-seguridad-niños
Comienzan las vacaciones de Semana Santa y se prevén un buen número de desplazamientos por nuestras carreteras, así que hay que extremar la precaución a la hora de conducir. Sobre todo, si uno o varios de los pasajeros son niños. Ya sabemos que los niños han de contar con un elemento de sujeción correcto y adecuado para su peso. En cuanto a la obligatoriedad para llevar estas sillitas se extiende hasta que el niño alcance los 150 cm.

Los niños no pueden viajar en el asiento delantero hasta que no cumplan 12 años o superen los 135 cm, por la necesidad de tener que utilizar los cinturones de seguridad para adultos. En otros países de la Unión Europea esta obligatoriedad se extiende hasta los 1,50 metros, por lo que si se viaja a otros países de Europa se ha de conocer bien la normativa de cada país.

El peso máximo que se homologa en Europa es de 36 kg, porque más allá de este peso el organismo competente no puede ofrecer garantías de su resistencia, aunque esto no quiere decir que no deba de utilizarse con un peso superior. El niño seguirá estando bien protegido utilizando este sistema de sujeción para garantizar su seguridad. Hay varios tipos de sillitas, que vamos a repasar ahora:

El primero es el grupo 0, que corresponde a un peso entre los 0 a los 10 kg. Se trata de un capazo que debe instalarse en la parte trasera, con la cabeza en la parte interior del asiento. Si se coloca en el asiento delantero, se ha de desconectar el airbag para evitar que se dispare y le cause alguna lesión al niño.

Los niños han de ir siempre sentados en las sillas homologadas para viajar en cocheEste grupo se complementa con el 0+, que llega hasta los 13 kg y que tiene el aspecto de una sillita tradicional. Esta sillita se ha de poner en sentido contrario de la marcha del vehículo. También puede instalarse en la parte delantera, pero siempre con el airbag desconectado.

El grupo que está aconsejada para los niños de 9 a 18 kg es el Grupo I, que puede ser instalada en el sentido de la marcha, aunque es recomendable hacerlo en sentido contrario a la marcha. El Grupo II se utiliza para los niños con un peso de 15 a 25 kg. No es una silla con anclajes propios, sino que utiliza el cinturón de seguridad para asegurar al niño.

Por último, encontramos las sillas de Grupo III que están indicadas para niños con un peso de 22 a 36 kg, utiliza el cinturón de seguridad y se utiliza en el sentido de la marcha. A partir de este peso ya no es necesaria la utilización de una de estas sillas para mantener protegido al niño.

De todas maneras, es necesario SIEMPRE, utilizar el cinturón de seguridad para proteger a los ocupantes del vehículos y evitar males mayores en caso de accidente. Por suerte, el uso de este importante elemento de seguridad se ha vuelto indispensable y evita muchas lesiones y muertes en la carretera.

Además, si en el desplazamiento por carretera durante estos días viajas en compañía de tu mascota, no olvides seguir los consejos que te ofrecemos para hacerlo con seguridad, porque para ella también hay sistemas de sujeción que la mantienen segura y protegida.

Si vas a disfrutar de tus vacaciones en el coche, ¡precaución y te esperamos a la vuelta!


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 28 marzo 2015
  2. Nueva normativa para niños desde el 1 de octubre: los niños, al asiento trasero 29 septiembre 2015
  3. El Toyota RAV4 y RAV4 Hybrid se equipan con nuevos complementos y accesorios 20 julio 2016
  4. Los niños, en la vuelta al cole, más seguros en el coche 13 septiembre 2016
  5. La evolución de la seguridad en los últimos 30 años: todo un mundo que mejorado 8 noviembre 2016
  6. Diez consejos para viajar con niños este verano 3 julio 2017

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *