La actualización Toyota Camry supone una revisión tecnológica de la berlina híbrida

La actualización Toyota Camry supone una revisión tecnológica de la berlina híbrida

Escrito por: Miguel Lorente    17 julio 2020     3 minutos

Con leves cambios estéticos, el fabricante japonés implementa la calidad de a bordo en la actualización del Toyota Camry que mantendrá su mecánica intacta

Es cierto que, para quienes esperasen un restyling al uso o un profundo lavado de cara, la actualización del Toyota Camry no supondrá tanto una diferenciación estética sino tecnológica y de su habitabilidad, confort y seguridad.

Empezando por los cambios mayores, la revisión del sedán híbrido contará con el paquete Toyota Safety Sense 2.5+, que supone contar con renovados o novedosos asistentes a la conducción que implementan la seguridad de a bordo y tratan de reducir la siniestralidad gracias a sistemas como el de precolisión con detección de peatones o ciclistas que, junto con el nuevo asistente de salida de carril, fomenta la seguridad tanto de los ocupantes del Toyota Camry como de para quienes se relacionan en el entorno próximo de este coche.

El control de crucero adaptativo, disponible desde los 50 km/h, ajusta tanto la velocidad del coche cuando se sitúa a una distancia segura del que le precede como anticipa posibles adelantamientos o imprevistos.

El repositorio que logra mejores resultados del paquete de seguridad de esta actualización del Toyota Camry gracias a la inclusión de nuevas cámaras y radares que permiten elevar el grado tanto en cuanto a la tecnología como de la protección de las personas.

Siguiendo con la habitabilidad y el confort que produce sentirse en un coche seguro, como ya nos lo mostró el ejemplar de la aún actual producción durante la prueba de conducción que realizamos, el actualizado incorporará elementos que, si bien no son necesarios sí que aportan un plus a la hora de decantarse por este coche o alguno de sus rivales que, según de cuál se tratara, se situaría por encima del Toyota Camry.

Para evitar la fuga de posibles clientes, la actualización del Toyota Camry equipará en su consola central una nueva pantalla táctil flotante de 7 ó 9 pulgadas, firmada, como el conjunto de altavoces y subwoofer opcionales, por el especialista JBL, que será la protagonista del sistema de información y entretenimiento. Un equipo que ahora podrá ser manejado mediante Apple CarPlay, Android Auto o Amazon Alexa.

Manteniendo la esencia original

Si bien las modificaciones exteriores son mínimas y sutiles, destacan la nueva parrilla, más ceñida y estrecha, que luce una configuración más rectilínea que la actual y unas ópticas LED de posición que reciben la atención y las miradas cuando se encuentran encendidas.

Respecto de otros cambios, la paleta de colores ofrece un nuevo tono en azul que releva a otro, también azul, y, en cuanto al catálogo de llantas, ve modificadas las de 17 pulgadas ofrecidas hasta ahora, la inclusión de unas nuevas en 18 y la aparición de otras en un diámetro de 19.

El propulsor seguirá siendo el 2.5 Dynamic-Force alimentado por gasolina, asociado a un equipo eléctrico, que dirigirá sus 218 CV de potencia en exclusiva al eje delantero, a pesar de que en Estados Unidos, sí aparece una variante de tracción integral.

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.