Se aprueba la venta de activos “buenos” de General Motors

Se aprueba la venta de activos “buenos” de General Motors

Escrito por: Guillermo Arnal    6 julio 2009     Comentario     2 minutos

El juez Robert E. Gerber, quien lleva la bancarrota del gigante norteamericano, autorizó anoche la venta de los activos “buenos” (es decir, las fábricas que no se iban a cerrar y las marcas Buick, Cadillac, Chevrolet y GMC) a una compañía llamada NGMCO, Inc., que fue creada por el Departamento del Tesoro estadounidense. A pesar de este complicado nombre, cuando termine este proceso cambiará su denominación a lo que de momento se conoce como “New GM“, que albergará esos activos y continuará la actividad del grupo.

Esta nueva General Motors recibirá una estructura totalmente reformada, especialmente en el apartado económico, que es esencial para la viabilidad en el futuro y que se logró gracias a los acuerdos con los sindicatos de trabajadores tanto de Estados Unidos (UAW) como de Canadá (CAW). Asimismo, tendrá menor dependencia económica externa, se mantendrá en unos niveles de riesgo mucho menores e invertirá más en el desarrollo de nuevas tecnologías y productos.


El grupo lo presidirá Fritz Henderson, y su consejo de administración correrá a cargo de Edward E. Whitacre, Jr. La sede se mantendrá en Detroit y las filiales del extranjero formarán parte de la nueva General Motors para continuar con sus operaciones sin interrupción.

En cuanto al reparto accionarial, recordamos que un 60’8 % será del Departamento del Tesoro estadounidense, un 17’5 % del fondo de prestaciones sanitarias para jubilados de la UAW, un 11’7 % de los Gobiernos canadiense y de Ontario y un 10 % de la antigua General Motors. El consejo de administración de la nueva GM se compondrá de seis miembros que ya estaban en el de la antigua, uno elegido por Canadá, otro designado por la UAW (que será el analista Stephen Girsky) y otros cuatro que nombrará el Tesoro de Estados Unidos.

La venta tiene que esperar cuatro días para cerrarse por orden del juez Gerber, pero General Motors espera que termine muy pronto, en poco más de una semana. Además, en cuanto finalice el proceso, la nueva compañía podrá empezar a funcionar de inmediato con nuevos productos (aunque a algunos todavía les falta para salir) y una red de concesionarios significativamente menor. Por otro lado, los empleados que trabajan actualmente en la antigua GM pasarán a la nueva.

Por último, los activos “malos” (plantas cerradas, deudas y Pontiac) se venderán y la actual General Motors (que cambia su nombre a Motors Liquidation Company) se liquidará bajo la supervisión del tribunal encargado de la bancarrota.

Fuente | General Motors

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.