Así es el Museo de Automóviles más grande del mundo

Así es el Museo de Automóviles más grande del mundo

Escrito por: Mónica Redondo   @MonicaRedondoD    1 junio 2020     4 minutos

El Museo de Automóviles más grande del mundo se encuentra en Francia y cuenta con unas joyas únicas. ¿Lo conocemos más?

El Museo de Automóviles más grande del mundo se encuentra en Francia. Se llama la Cité de l’Automobile, y se ha convertido en el más grande de su tipo en el mundo. Ubicado en Mulhouse , a tiro de piedra de la frontera francesa con Alemania, es el hogar de cientos de modelos que cuentan la historia de cómo ha ido evolucionando la fabricación de automóviles en Francia y en el extranjero. Los visitantes deambulan a través de filas aparentemente clásicas de clásicos que presentan desde piezas únicas con forma de huevo hasta automóviles producidos en masa que ayudaron a millones de personas a dar el salto de dos a cuatro ruedas.

El museo también alberga la mayor colección de modelos Bugatti del mundo; Incluso la flota patrimonial del fabricante de automóviles es mucho más pequeña. Cuando está abierto, que por supuesto no lo está ahora, el museo tiene un horario de 10 a.m. a 6 p.m. y el precio de la entrada es de € 14 . Entonces, mientras esperamos el feliz día en que podamos visitarlo nuevamente, veamos los aspectos más destacados de su colección.

La Cité de l’Automobile existe gracias a los controvertidos hermanos Schlumpf . Estos hermanos nacidos en Suiza estaban obsesionados con los automóviles y comenzaron a tener una inmensa colección a principios de la década de 1950 . En ese momento, los automóviles fabricados en las décadas de 1920 y 1930 se consideraban irremediablemente anticuados y, en el mejor de los casos, muchos no eran deseables. Incluso se pueden obtener máquinas ganadoras de carreras por sumas razonablemente pequeñas. Los hermanos aprovecharon este chapuzón para acumular cientos de automóviles. En particular, tenían una inclinación por todo lo que lleva un emblema de Bugatti .

Convirtieron parte de su hilandería en un museo privado y una tienda de restauración durante la década de 1960. La operación siguió siendo un secreto bien guardado; pocos sabían que la colección existía y aún menos se les concedió el privilegio de visitarla. La industria textil de Europa disminuyó durante la década de 1970 y los hermanos Schlumpf comenzaron a cerrar fábricas y despedir trabajadores para evitar la bancarrota.

El Museo de Automóviles más grande del mundo empezó en un establecimiento de hilos

La colección oculta (que, según algunas cuentas, incluía 560 automóviles ) fue descubierta por empleados despedidos de Schlumpf que irrumpieron en uno de los almacenes de la compañía durante una huelga. Obligaron a los hermanos a abrir la colección al público, que llamaron museo del trabajador. El gobierno francés mantuvo los automóviles juntos al agregar la colección a su lista de monumentos históricamente significativos. Más tarde lo compró por una fracción de su valor y abrió el museo en su forma actual en 1982 .

Entre algunos modelos destaca un Panhard Levasor, concretamente el P2C apodado Antoinette que se ha certificado como el automóvil más antiguo de Francia. También sorprende la gran cantidad de Bugatti que se pueden contemplar, La Jamais Contente de 1899 pero también cuenta con modelos que han marcado a más de una generación como es el caso del Peugeot 205 Turbo 16 de 1985.

La marca del león convirtió a su 205 en un monstruo de rally llamado Turbo 16 para competir en la categoría del Grupo B de la FIA. Ganó más de una docena de eventos entre 1984 y 1986; Fue uno de los automóviless de rally más exitosos de su época. La FIA canceló el Grupo B después de la temporada de 1986, pero el Turbo 16 no estaba listo para retirarse. Recibió un puñado de modificaciones para el desierto y ganó las ediciones de 1987 y 1988 del Paris-Dakar.

Tampoco nos podíamos olvidar del Ford RS200 de 1986 y es que la marca del óvalo desarrolló el RS200 para competir en la categoría del Grupo B de la FIA; compitió directamente contra el mencionado Peugeot 205 Turbo 16, entre otras máquinas comparables. El monstruo creado de un coupé con motor central y tracción en las cuatro ruedas presentaba un cuerpo de fibra de vidrio fabricado por Reliant, la misma compañía que pasó décadas vendiendo acogedores vehículos de tres ruedas. De vuelta en la sede de Ford Motorsport, los ingenieros potenciaron el motor turboalimentado de cuatro cilindros y 1.8 litros para generar hasta 450 CV.

El RS200 estuvo trágicamente involucrado en un par de accidentes que convencieron a los funcionarios de la FIA de prohibir las carreras del Grupo B después de la temporada 1986. Ford canceló el modelo Evolution planeado para 1987, pero de todos modos tuvo tiempo de construir las 200 unidades legales necesarias para obtener la homologación.

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.