Audi A5 Sportback 1.8 TFSI de 160 CV, prueba (Parte II)

Audi A5 Sportback 1.8 TFSI de 160 CV, prueba (Parte II)

Escrito por: Diego G. Moreira    14 enero 2011     2 Comentarios     7 minutos

Continuamos con nuestro Audi A5 Sportback equipado con el motor 1.8 TFSI de 160 CV, motor que además lo hemos probado asociado al cambio automático Multitronic de ocho velocidades. En la primera parte hemos visto todo lo relativo al comportamiento del A5 Sportback, donde cabe destacar el dinamismo del modelo y también hablamos sobre el motor, donde lo más reseñable es el buen comportamiento del mismo combinando una conducción más tranquila o si lo subimos de vueltas podemos tener un comportamiento más deportivo.

El punto débil de este propulso son los consumos, que se encuentran dentro de lo normal en el segmento, pero al ser gasolina y bastante prestacional pasa factura en este apartado. Ahora en la segunda parte de la prueba, tal y como hacemos de costumbre, nos centraremos en ver el diseño exterior del A5 Sportback y también en su interior, prestando atención al diseño, habitabilidad, espacio, acabados o maletero, entre otros elementos.

Diseño exterior

audi_a5_sportback

Sin duda este punto en el A5 Sportback es clave, puesto que no estamos ante un diseño tradicional ni típico, todo lo contrario. Porque nos hemos puesto al volante de un vehículo de un segmento muy particular y donde hay pocos rivales, hablamos de los coupés de cuatro puertas. El primero en esta categoría fue el Mercedes CLS, pero éste está situado en un segmento de grandes berlinas premium cuyo precio no es precisamente bajo. Poco después apareció el VW Passat CC con un diseño más exclusivo y con esas líneas de coupe de cuatro plazas.audi_a5_sportback

Pues bien ahora también tenemos al Audi A5 Sportback, y desde hace poco para hacer frente al CLS tenemos al Audi A7. Centrándonos en el A5 Sportback, se sitúa por encima del Passat CC por precio y segmento pero sigue siendo bastante más asequible que el CLS o A7. La esencia del A5 Coupé la tenemos en cada una de las líneas de este Sportback, con un frontal idéntico y una línea lateral muy bien resuelta (que precisamente nos ofrece un diseño del maletero peculiar).

Exteriormente me parece una alternativa a las típicas berlinas premium que tienen más éxito de ventas,audi_a5_sportback pero que también encontramos repetidas por nuestras calles, puesto que con el A5 Sportback ponemos una nota diferente en diseño y nos ofrece algo más de versatilidad con respecto a la versión coupé.

Frontalmente es idéntico al coupe, nuestra unidad contaba con los faros bi-xenon con luces de día tipo LED (un extra) que son muy recomendables, ya no sólo por el cambio de apariencia exterior con losLED a modo de luz de día, sino porque las luces ofrecen un excelente alumbrado nocturno. Como curiosidad, si mal no recuerdo fue el A5 el primero en llevar la característica tira de LED en el frontal dentro de la gama Audi, y en ese momento pocas marcas contaban con los -ahora- tradicionales LED como luces diurnas.

audi_a5_sportback

La línea lateral conserva la esencia del coupé, destacando las llantas de aleación de 18 pulgadas (opcionales) pero que sin duda van en consonancia con la estética del modelo, por último tenemos los LED de los intermitentes integrados en los retrovisores. Las cuatro puertas cuentan con ventanillas sin marco, de nuevo un guiño al diseño coupé.

Mientras que en la zaga vemos de nuevo las luces LED que hacen función de luz de freno y el diseño tan peculiar del maletero. Precisamente hay que tener cuidado con el portón y su altura, porque abre bastante y en un garaje podemos pegar contra el techo fácilmente.

Diseño interior y habitabilidad

audi_a5_sportback

En su interior nos encontramos un puesto de conducción correcto, con buenos ajustes y calidad de los materiales. La única pega que se le puede poner es que (al igual que el resto de marcas premium) los interiores de sus modelos guardan bastante parecido en los interiores, por no decir que en algunos casos son prácticamente iguales. Lo más destacable del salpicadero del A5 es que la consola central cuenta con un diseño sencillo, tan sólo con la pantalla del navegador, el cargador de CD’s y el climatizador, mientras que el tren central es quién recibe la carga de botones para controlar todo el sistema multimedia, freno de mano, y demás características del modelo.

Esto es la tónica dominante del diseño del MMI de Audi (el sistema multimedia de la marca que agrupa, sonido, ordenador de abordo, teléfono y navegación, todo ello opcional), precisamente me ha sorprendido que el mando del volumen de la radio va en el tren central en el lado del acompañante (podemos controlarlo desde el volante) algo curioso y típico del MMI.audi_a5_sportback

El control del sistema MMI, que en nuestro caso también integraba teléfono y navegador, es algo complicado hasta que nos acostumbramos a él, puesto que cuenta con bastantes funciones todas ellas controladas desde las teclas y el joystick del tren central. En la instrumentación contamos con una pantalla a color, con la cual desde el volante podemos controlar también el sistema multimedia de nuestro vehículo o el ordenador de abordo (el volante multifunción es una opción también).

La postura de conducción es muy cómoda, más bien baja y se acentúa con unos asientos delanteros que recogen muy bien el cuerpo donde destaca sobretodo la buena sujeción lateral que ofrecen.

audi_a5_sportback

Además me ha gustado el acabado de los asientos, porque no se ha recurrido al cuero (que en muchos casos es muy bonito visualmente pero poco práctico) y la combinación alcántara ofrece un acabado correcto sin las desventajas del cuero.

El espacio en las plazas traseras es correcto, pero la altura se ve comprometida por el diseño exterior, entonces tenemos poca altura para la cabeza pero sin embargo tenemos un espacio para los pies bastante correcto. Sólo está disponible con cuatro plazas, en las cuales, dos adultos viajan cómodamente. Las plazas traseras contaban con regulación independiente del caudal de aire y temperatura del mismo, eso sí, esto es un extra puesto que de serie no cuenta ni con las salidas de aire para la plazas traseras.

audi_a5_sportback

En definitiva contamos con materiales correctos no hay prácticamente plásticos duros o de tacto desagradable, destaca la sencillez de diseño de la consola central, y en contraposición a ésta, la cargación de botones del sistema MMI del tren central. En cuanto al espacio interior, exceptuando la altura y el maletero, es muy similar al Audi A4.

Practicidad y maletero

Llegamos al apartado de huecos, algo que también es importante en una berlina, y en este caso contamos con una guantera bastante amplia, guanteras en las cuatro puertas, e incluso disponíamos de posavasos y varios huecos en el tren central (además de bajo el reposabrazos). Por lo tanto en este aspecto viene bastante completo. Los pasajeros de las plazas traseras también cuentan con un apoyabrazos con guantera y dos posavasos.

audi_a5_sportback

Y por último nos queda el maletero, que es bastante amplio contando con la misma capacidad que un Audi A4, es decir, 480 litros. La bandeja del maletero está partida en dos, una pequeña en el vehículo y otra más grande fija en el portón (la cual podemos quitar). El maletero tiene formas bastante regulares con lo que se puede aprovechar todo su espacio de carga.

En la tercera parte de la prueba nos centraremos en el equipamiento, precios y nuestra valoración general sobre el Audi A5 Sportback.

audi_a5_sportback

Fotos | David Taboada

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.