Daniel Abt rompe todos los esquemas al crear su propio Audi RS1 con 340 CV

Daniel Abt rompe todos los esquemas al crear su propio Audi RS1 con 340 CV

Escrito por: Javier López   @jlopezbryan96    26 septiembre 2019     Sin comentarios     2 minutos

Daniel Abt ha conseguido acercarnos al Audi RS1 con su propia creación, la cual incluye mejoras estéticas y mecánicas para poder domar a los 340 CV que eroga.

¿Quién mejor que un miembro de ABT para crear un Audi RS1? Así es, el mismísimo Daniel Abt ha decidido romper todos los esquemas al moldear al A1 40 TFSI a su gusto. El piloto alemán no ha podido esperar a que la firma de los cuatro aros presentase las variantes más vitaminadas de su compacto por excelencia; así que, ni corto ni perezoso, Daniel ha modificado hasta el último ápice del A1. ¿El resultado final? Un coche pensado para la ciudad pero con una serie de atributos y rasgos estéticos que lo convierten en una auténtico coche de competición.

Suspensión, motor, caja de cambios, interior, exterior…absolutamente todo ha sido modificado para poder hacer que el pequeño pero matón A1 suba varios peldaños en la cadena automovilística. Con esta premisa, Daniel ha conseguido crear a su propio juguete personal, y del cual tan solo existirá esta unidad en el mundo provocando que sea un coche mucho más exclusivo.

Antes de enfrascarse en la aventura de cambiar toda la estética del compacto alemán, Abt y su equipo recurriendo a la masilla para hacerse una idea de cómo sería el resultado final. Una vez analizado todos los pasos a seguir, los diseñadores consiguieron darle vida a un A1 mucho más radical gracias a un body kit específico, pasos de ruedas más anchos, un nuevo difusor, doble salida de escape central, splitter, alerón y mucha pero que mucha fibra de carbono.

Audi Rs1 01

El interior no podía quedarse atrás en esta brutal transformación, y es por esto que ABT ha cuidado hasta el más mínimo detalle. Una vez suprimidos los asientos posteriores, Daniel decidió instalar una jaula antivuelco, ventanillas de metacrilato, asientos tipo backet, un volante con la misma disposición de los botones que el mismísimo R8 y un sinfín de piezas rematadas en alcántara y fibra de carbono.

Pero es en el apartado mecánico donde realmente encontramos los verdaderos cambios y los que hacen que este Audi A1 sea mucho más especial. De serie, el compacto germano en su variante 40 TFSI cuenta con un motor de 2.0 litros y cuatro cilindros capaz de rendir 200 CV, pero Abt decidió extirparle el corazón a un Audi TT de competición e instalarlo en el A1 para provocar que erogue un total de 340 CV de potencia.

Es así cómo ha nacido un Audi A1 único en el mundo y dispuesto a marcar parte de la senda de ese supuesto RS1 que todos estamos esperando con ansias. Gracias a Daniel Abt y a su equipo, hemos sido participes del potencial del compacto de los cuatro aros, un coche que está predispuesto y listo para recibir las denominaciones más deportivas de la casa que le da cobijo.

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.