Audi RS4 vs Porsche 911 GTS: ¿Podrá una berlina derrotar a todo un deportivo?

Audi RS4 vs Porsche 911 GTS: ¿Podrá una berlina derrotar a todo un deportivo?

Escrito por: Javier López   @jlopezbryan96    23 septiembre 2018     3 minutos

El Audi RS4 y el Porsche 911 GTS se han visto las caras en la pista gracias a los chicos de Carwow, quienes han comparado dos modelos similares mecánicamente.

La tecnología ha permitido a los fabricantes desarrollar una serie de vehículos mucho más avanzados de lo que podríamos llegar a imaginar. Gracias a esto, podemos encontrarnos con modelos tan eficaces como el Audi RS4, un vehículo familiar capaz de mantener a raya a auténticos deportivos. Sin embargo, los chicos de Carwow han querido comprobar por sí mismos la capacidad del familiar germano y, para ello, lo han enfrentado con uno de los modelos más míticos, el 911. Ambos compatriotas se han visto las caras en una carrera de drag muy reñida, pero solo ha podido salir uno de los dos victorioso.

Con el paso del tiempo, hemos sido participes de como varios segmentos con una envergadura demasiado voluminosa se adentraban cada vez con más fuerza en el mundo de los deportivos tradicionales. En la actualidad, el Audi RS4 es un claro ejemplo de ello, algo que demuestra con su impresionante capacidad de adentrarse en la pista y, al mismo tiempo, disfrutar de un agradable paseo. Sin embargo, su contrincante ha sido el todopoderoso 911, un modelo que presume por su innegable experiencia y por su eficacia sobre el asfalto.

Es cierto que ambos vehículos presentan grandes diferencias entre sí pero, si prestamos atención al apartado mecánico del RS4 y del 911 GTS, nos percataremos de que la distancia se acorta significativamente. De esta forma y pese a la clara diferencia de pesos, nos encontramos con un encuentro muy cercano y el cuál nos permitirá descubrir si un familiar vitaminado es capaz de hacerle sombra al Porsche 911.

En el caso del Audi RS4, nos encontramos con un propulsor V6 de 2.9 litros sobrealimentado capaz de generar 450 CV de potencia y 600 Nm de par. Gracias a estas cifras, el familiar de los cuatro aros es capaz de pulverizar el 0 a 100 km/h en tan solo 3,8 segundos y alcanzar una velocidad máxima de 250 km/h limitada electrónicamente. Por parte de su contrincante, nos encontramos con el Porsche 911 GTS, un deportivo de pura cepa que esconde en sus entrañas un motor de seis cilindros y 3.0 litros -también sobrealimentado- que desarrolla 450 CV y 550 Nm de par.

Con esta premisa, el deportivo de Stuttgart es capaz de alcanzar los 100 km/h en 3,5 segundos y una velocidad máxima de 310 km/h. En el caso del Porsche 911, nos encontramos con que la potencia es enviada directamente al eje posterior, mientras que en el caso del Audi RS4 está se reparte entre ambos ejes gracias a la tracción Quattro pero, ¿será suficiente para que el familiar se proclame vencedor?

Podemos observar como el Audi RS4 toma la delantera en la salida gracias a una menor pérdida de tracción, pero esto no impide que el 911 se alce con la victoria por muy poco. Al mismo tiempo, el nueveonce es capaz de ganar en las pruebas de aceleración en movimiento, lo que provoca que se proclame como ganador absoluto pese a las adversidades que le presentó el familiar de los cuatro aros durante el encuentro.

Deja un comentario