El aumento del precio del níquel podría encarecer los coches eléctricos

El aumento del precio del níquel podría encarecer los coches eléctricos

Escrito por: Mónica Redondo   @MonicaRedondoD    10 marzo 2022     2 minutos

El aumento del precio del níquel podría encarecer los coches eléctricos. ¿Quieres saber cómo afecta a la industria?

El aumento del precio del níquel podría encarecer, aún más, los coches eléctricos. Si con la subida del precio de los carburantes te estabas replanteando la idea de pasarte a un coche eléctrico, espera un poco porque los precios del níquel también se han disparado. La CNBC ya ha afirmado que la Bolsa de Metales de Londres ha suspendido el comercio de níquel después de que «los precios de los contratos de tres meses se duplicaron con creces a más de 90.192 euros por tonelada«.

Este es un problema grave para los fabricantes de automóviles que pretenden apostar por la electrificación total de sus gamas, ya que el níquel es uno de los ingredientes clave en las baterías de iones de litio. La situación es tan mala que el analista de automoción de Morgan Stanley ya ha advertido que «el níquel ha subido un 67,2% solo hoy, lo que representa un aumento de alrededor de 902 euros en el coste de entrada de un vehículo eléctrico medio en los Estados Unidos.» Adam Jonas también advirtió que esto podría generar menores ganancias para los fabricantes de automóviles, así como una adopción más lenta de vehículos eléctricos.

El níquel dispara los precios de los coches eléctricos

The Wall Street Journal ha señalado también que Rusia representa entre el 5 y el 6 % del suministro mundial de níquel y, si bien las exportaciones de níquel no han sido objeto de sanciones directas, «las empresas navieras y los comerciantes son reacios a negociar con los recursos de la nación». Sin embargo, ese no es el único problema, ya que Rusia es responsable del 17 % de la producción de níquel de alta pureza y eso es fundamental para los vehículos eléctricos.

Las preocupaciones sobre el níquel existían antes de la guerra y la CNBC ya señaló que algunos analistas advirtieron que la demanda mundial de níquel de alta calidad podría superar la oferta para 2024. La situación ha empeorado significativamente desde esas advertencias el otoño pasado, pero existen alternativas como las baterías de fosfato de hierro y litio que no use níquel o cobalto en sus cátodos. Sin embargo, existen compensaciones que incluyen densidades de energía más bajas.

Storedot Bateria

Queda por ver cómo será el impacto que tendrá esto en los vehículos eléctricos, pero dependerá en gran medida de si los precios del níquel continúan siendo altos o no. Si lo hacen, es probable que los fabricantes de automóviles y los consumidores se vean obligados a pagar más por los vehículos eléctricos.

Deja un comentario