El Bentley Bentayga de 2021 recoge el obligatorio refresco comercial y actualización tecnológica

El Bentley Bentayga de 2021 recoge el obligatorio refresco comercial y actualización tecnológica

Escrito por: Miguel Lorente    3 julio 2020     2 minutos

El nuevo Bentley Bentayga muestra un SUV que sufre retoques sutiles en el frontal, una profunda revisión en la zaga y potenciando la habitabilidad interior

Tomando como referencia la actualizada imagen de marca de Bentley, el que fuera el primer SUV del fabricante fabricante refresca su apariencia en un Bentley Bentayga de 2021 que asume más imagen de berlina de lujo que de todocamino.

Sea como fuere, no deja de ser el ya habitual y casi obligatorio restyling comercial que obligue a los clientes a dejarse un buen saco de libras adquiriendo el último modelo campero pero lujoso de la marca de Crewe.

En la zona delantera, cuenta con unos grupos ópticos que pierden cierto halo elitista a pesar de estar conformados por hasta un total de hasta 82 diodos lumínicos de tipo LED por cada faro. Por otro lado, instala un paragolpes de nuevo cuño y una parrilla que reduce sus dimensiones y haciendo más dinámica e incisiva su fotografía frontal.

Es en la zaga donde el nuevo Bentley Bentayga realmente parece otro vehículo respecto del que aún aguanta a la venta.

Unos faros ovalados incrustados en los flancos del amplio un nuevo portón de acceso al maletero, que ahora abarca la totalidad de la anchura del SUV, que modifica y aumenta en 20 mm la vía posterior, soportan la atención, junto con el logotipo de la marca, y reducen los detalles visuales más llamativos de un Bentley Bentayga de 2021 que resulta poco agraciado estéticamente.

Pinceladas que justifican una actualización general

En cuanto al habitáculo, además de introducir novedades tecnológicas como la nueva pantalla de 10,9 pulgadas, propia del equipo de información y entretenimiento de los ocupantes con el que se puede interactuar a través del ya recurrido Apple CarPlay pero, como novedad, también Android Auto.

Como también es una pantalla el cuadro de instrumentación tras el también novedosos volante y los cargadores para dispositivos móviles inalámbricos por inducción.

El salpicadero luce unas nuevas salidas de aire del nuevo sistema de climatización, ahora con ionizador, y mantiene el habitual reloj de lujo con motivos aeronáuticos, como es menester de la firma Breintling, habida cuenta de nuevos sillones y materiales presentes en, por ejemplo, el tapizado y la configuración de los paneles de las puertas.

Respecto de las plazas traseras, además de contar con una tableta de 5 pulgadas que permite manejar el sistema de info-entretenimiento, el espacio interior para los hasta 3 ocupantes de la fila posterior aumenta entre 3 y 10 cm gracias a las regulaciones de los asientos.

En cuanto a la mecánica, mantendrá sus tres opciones: la que cuente con el propulsor V8 de 549 CV, otra con la del descomunal W12 del Bentley Bentayga Speed de 635 caballos de potencia y la más moderada y sostenible correspondiente al Bentley Bentayga Hybrid de 449 CV.

El precio del nuevo Benttley Bentayga aún no ha sido confirmado pero partirá desde unos 175.000 euros para el más básico.


Deja un comentario