Así ha cambiado el BMW M4 en los últimos seis años

Así ha cambiado el BMW M4 en los últimos seis años

Escrito por: Javier López   @jlopezbryan96    5 julio 2020     2 minutos

El nuevo BMW M4 está al caer, motivo por el que hoy hacemos un repaso de la historia del actual modelo que lleva en activo desde el año 2014.

Desde prácticamente sus inicios, BMW ha demostrado un gran talante a la hora de desarrollar vehículos deportivos bajo el cobijo del distintivo M. Dicha letra se ha encargado durante años de dar vida a modelos de altas prestaciones capaces de marcar un antes y un después, pero fue en el año 2014 cuando hacia acto de presencia el primer M4 de la historia. Seis años más tarde, la casa bávara puede decir con orgullo que este se ha convertido en uno de los productos M más exitosos de la historia y, con su sucesor a la vuelta de la esquina, nos parece oportuno hacer un repaso de su vida.

Y es que estamos seguros de que el actual y casi relegado M4 entrará en los anales de la historia por todo lo alto y como un digno defensor del apellido M. Fue en el año 2014 cuando el deportivo germano hizo su debut recuperando a un motor cuya configuración había sido protagonista indiscutible en alguno de los antepasados de este modelo que hoy nos ocupa.

Se trata de un seis en linea sobrealimentado por turbo capaz de erogar, en su versión más modesta, 425 CV, cifra que se emularía en la versión Cabrio y en una edición especial ideada para conmemorar la victoria de BMW en el DTM de 2014. Sin embargo, solo hicieron un par de años para que los de Baviera pusieran toda la carne sobre el asador y estrujasen al M4 casi al límite.

M4 Competition8

De este ejercicio nació el M4 Competition, un paquete capaz de ajustar aún más las prestaciones del motor y ofrecer una serie de elementos que mejoraban también su comportamiento dinámico. Más tarde se sumaba a la familia el M4 DTM Champion Edition, una edición especial limitada a 200 unidades que ofrecía 500 CV y un 0 a 100 en menos de 4 segundos.

Pero el plato fuerte llegó de la mano del incombustible M4 GTS, versión que recurría a un sistema de inyección de agua y que fue capaz de completar el Infierno Verde 7:27 minutos. Con la misma fórmula que el MTM Champion Edition, el GTS se ha convertido en uno de los M4 más especiales de todos los tiempos al ofrecer un conjunto no solo más radical sino también más exclusivo gracias a las 803 unidades que se produjeron.

Fueron más las ediciones especiales y diferentes versiones las que se unieron a la vida del BMW M4, redondeando aún más el éxito de este deportivo. Ahora, nos encontramos a escasos meses de conocer a su sustituto. Sustituto que recoge un importante legado y sobre el que recae la responsabilidad de estar a la altura del actual M4.

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.