BMW mantiene su apuesta por las baterías en estado sólido

BMW mantiene su apuesta por las baterías en estado sólido

Escrito por: Mónica Redondo   @MonicaRedondoD    21 octubre 2021     2 minutos

La futura berlina eléctrica de BMW se denominará NK1 y podría equipar la nueva tecnología de baterías en estado sólido.

La marca bávara, BMW, sigue su apuesta por las baterías en estado sólido. Tanto es así que la próxima berlina ejecutiva del fabricante alemán que estará basada en la plataforma Neue Klasse EV utilizará una nueva tecnología de batería familiar con los coches eléctricos actuales. No obstante, BMW tiene previsto introducir baterías en estado sólido a corto plazo.

El fabricante alemán ha permanecido callado sobre la fecha de inclusión de las nuevas baterías en estado sólido en el mercado, pero han sido muchas las veces en las que se ha comprometido a introducir tecnología de baterías en estado sólido como un medio para aumentar el alcance y reducir los costes. No obstante, también ha comentado que equipará la nueva tecnología en un concept antes del año 2025.

Bmw Ix5 Hydrogen 14

BMW sigue su carrera por las baterías en estado sólido

Es probable que esta futura berlina siga la línea del nuevo BMW iX5 impulsado por celda de combustible de hidrógeno. Este vehículo se utilizará para pruebas con clientes, pero que aún no está previsto que salga a la venta general. Además de ofrecer una mayor facilidad de uso al requerir menos cargas, las baterías de estado sólido también serán reciclables de acuerdo con los ambiciosos compromisos de sostenibilidad de BMW y se producirán «en una cadena de valor europea», tal y como confirmó a principios de este año el jefe de I + D de la empresa, Frank Weber.

La introducción de baterías de estado sólido marcará otro cambio radical en la evolución de los coches eléctricos de BMW y se prevé que sea crucial para acercarlos mucho más a sus equivalentes de gasolina y diésel en términos de precio, gracias a unos costes de fabricación enormemente reducidos.

Bmw Ix5 Hydrogen 1

La berlina eléctrica, actualmente conocida por su nombre interno de trabajo NK1, recibirá el tren motriz eléctrico de sexta generación de BMW, la capacidad de carga rápida, la construcción ligera y una nueva combinación de materiales de construcción sostenibles. Se venderá junto con las berlinas con motor de combustión y los nuevos modelos de vehículos eléctricos, con una fecha de lanzamiento prevista para 2025.

No está claro si la tecnología de estado sólido será comercialmente viable durante la vida útil de la futura berlina denominada NK1, o si será la próxima generación de automóviles de la marca bávara la que recibirá las nuevas baterías en estado sólido. Tendremos que esperar un poco más para conocer las intenciones de la marca.

Deja un comentario