Nuevo Serie 3: BMW busca su deportividad perdida en el Infierno Verde de Nürburgring

Nuevo Serie 3: BMW busca su deportividad perdida en el Infierno Verde de Nürburgring

Escrito por: Guillermo Lopez    23 agosto 2018     Sin comentarios     6 minutos

BMW prepara el nuevo Serie 3 en el exigente trazado del circuito de Nürburgring. El “infierno verde” prueba la dinámica y comportamiento de la nueva berlina

La próxima generación del Serie 3, la séptima, se dará a conocer este otoño y llegará –según el mercado- a finales de 2018 o primeros de 2019. Para su puesta a punto definitiva, especialmente en todo lo referente a su dinámica y a la consecución de su máxima configuración deportiva, el nuevo Serie 3 sedán está siendo sometido a un intenso programa de pruebas en el trazado norte del circuito alemán de Nürburgring, el reputado Nordschleife, más conocido por la denominación “Infierno verde” debido a la increíble sucesión de curvas y virajes en medio de la densa arboleda que oculta parte del trazado del circuito.

Los ingenieros de la marca bávara están realizando un amplio e intenso programa de pruebas con vistas a establecer las mejores condiciones dinámicas y de configuración deportiva de la nueva berlina media de BMW. Para ello, están llevando a cabo diferentes test de resistencia con las nuevas tecnologías que tanto en materia de propulsión como de suspensión incorpora el nuevo Serie 3. En esta ocasión las pruebas se realizan únicamente con unidades convenientemente camufladas de la nueva silueta sedán de la berlina, para no desvelar su estética definitiva, aunque la gama del modelo está previsto que cuente igualmente con una variante touring o familiar.

Nueva plataforma para recuperar la esencia deportiva

Con la nueva Serie 3 BMW quiere dar un nuevo paso adelante y además de recuperar la esencia deportiva habitual de sus realizaciones, ir incluso más allá en cuanto a dinámica de comportamiento se refiere. Para ello, los ingenieros de la marca bávara han dotado a esta séptima generación de la berlina de una nueva base rodante. Plataforma y bastidor son completamente nuevos y los motores cuatro cilindros, tanto diesel como gasolina que incorpora han sido especialmente revisados y optimizados para garantizar el mejor rendimiento.

La nueva Serie 3 cuenta con una base rodante completamente nueva. Además de la plataforma, todo el bastidor, ruedas, dirección, el conjunto de amortiguación y suspensión y los frenos son completamente nuevos. Los ingenieros buscan con ello alcanzar un concepto de uso más deportivo, como demuestra la mayor anchura de vías (según ha informado la marca sin desvelar cuanto), su menor centro de gravedad (que ahora es 10 mm más bajo, permanentemente), el mayor equilibrio alcanzado en su reparto de pesos (50:50) y la mayor ligereza de todo el conjunto (el peso se ha reducido un total de 55 kilos frente a la anterior entrega del modelo). Y si todo esto no es suficiente, BMW ha anunciado la presencia bajo el capó de la mecánica cuatro cilindros de tecnología TwinPower Turbo más potente de la historia de la marca.

El nuevo sedán será además más ágil y preciso gracias a la mayor rigidez estructural alcanzada en su producción. La nueva Serie 3 va a poder proporcionar por ello una mejor configuración de la dirección y una menor sonoridad interior al circular, lo que sin duda también aumentará el confort de marcha de la berlina sin perder por ello un ápice de deportividad. Esta también se logra gracias a los nuevos niveles de niveles de inclinación de rueda. Tanto la convergencia como la caída de las mismas se han definido –según informa BMW- para favorecer un mayor potencial especialmente en cuanto a dinámica transversal se refiere.

Motores de gasolina y diésel, más potentes y eficientes

La nueva generación del sedán contará con motores cuatro cilindros gasolina y diesel completamente revisados y optimizados. Será el 4 cilindros más potente instalado en la larga historia del Serie 3 y ofrecerá consumos un 5 por ciento inferiores a los de la anterior generación. Se ofrecerá acoplado a una transmisión Steptronic de 8 relaciones de marcha y contará con un nuevo filtro de partículas que optimizará su respuesta al tiempo que le permitirá cumplir con los estándares de consumos y emisiones previstos en la norma Euro6d Tem.

Nuevos elementos para una excelente dinámica de conducción

Para mejorar la dinámica de conducción, se han introducido igualmente unos ejes delantero y trasero más ligeros y rígidos que permiten alcanzar mejores condiciones cinemáticas y elastocinéticas. Esto proporciona una conducción más deportiva y de mayor agrado y calidad, especialmente en cuanto a calidad y precisión de guiado se refiere.

El innovador sistema de amortiguación que adopta la nueva Serie 3 contempla por primera vez en el modelo el uso de unos nuevos amortiguadores hidráulicos gracias a los cuales el vehículo controla permanentemente de forma electrónica la altura del mismo respecto del asfalto. Estos nuevos amortiguadores funcionan de forma continua y progresiva en relación con el recorrido de sus soportes helicoidales (muelles), permitiendo con ello que las vibraciones, especialmente las que se producen en curvas dinámicas y en los baches de la carretera, se puedan llegar a neutralizar de forma precisa y especialmente suave. Gracias al aumento de las fuerzas de amortiguación los movimientos y oscilaciones de la carrocería se controlan mucho mejor.

Con ello se crea una base perfecta que aporta un excepcional equilibrio entre el reconocido estilo deportivo de las realizaciones de la marca y el confort de marcha que se le exige a las berlinas de su empaque y tamaño. Esta nueva amortiguación será de serie para todas las versiones y variantes de la nueva Serie 3. BMW también ofrecerá una configuración más específica y más deportiva que conformará la suspensión deportiva M, que adicionalmente reduce la altura del modelo en 10 mm adicionales y que se ofrecerá en combinación con llantas de aleación ligera de 18 pulgadas y neumáticos mixtos. Según Peter Langen, Director de Dinámica de Conducción en la nueva Serie 3, “hemos logrado que la suspensión deportiva M sea mucho más deportiva, con rodamientos y estabilizadores más rígidos, muelles más duros y añadiendo anclajes adicionales”. Y todo ello en combinación con la dirección deportiva variable Servotronic que varía sus condiciones en función de la velocidad a la que el modelo circula y que también ha sido reconfigurada especialmente para su adaptación a la nueva Serie 3.

La nueva generación de la berlina media bávara también contará con sistema de bloqueo electrónico para el diferencial del eje trasero. El DSC permitirá limitar la velocidad de rotación , adecuándola electrónicamente a las necesidades entre las ruedas interiores y exteriores de la curva, pudiendo así influir de manera preventiva sobre el subviraje y el sobreviraje del vehículo en las curvas sin necesidad de actuar sobre el freno. Además, el bloqueo activo del diferencial distribuye selectivamente el par entre las ruedas traseras del coche —las impulsoras- evitando que este deslice sobre una rueda con agarre superficialmente reducido al tiempo que asegura poder usar sin restricciones la potencia del motor para generar un placer de conducción aún más deportivo. “A diferencia de los bloqueos mecánicos tradicionales, el diferencial M regulado puede optimizar el comportamiento mucho más que la tracción” asegura Peter Langen.

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.