El BMW X7 se enfrenta a duras pruebas antes de su inminente llegada al mercado

El BMW X7 se enfrenta a duras pruebas antes de su inminente llegada al mercado

Escrito por: Javier López    18 agosto 2018     Sin comentarios     2 minutos

BMW ha querido poner a prueba a su nuevo e inminente X7, un SUV de lujo que le ha plantado cara al circulo polar ártico y al duro desierto de Sudáfrica.

El segmento SUV está acaparando toda la atención del mercado, y es algo de lo que son conscientes las firmas automovilísticas. Con esta premisa, las gamas de modelos están acogiendo con los brazos abiertos a una gran multitud de SUVs con diferentes carrocerías. Esto lo podemos ver reflejado en el caso de BMW, una firma que está a punto de presentar al mundo al inminente X7, el SUV más grande y lujoso jamás fabricado por la marca germana y que llega para rivalizar con sus principales competidores.

Sin embargo, BMW ha querido cerciorarse de que su nuevo X7 está listo para plantar cara a sus rivales y para cumplir con las expectativas de sus futuros clientes. Para ello, la marca ha sometido a su última creación a duras pruebas que ha tenido superar para que le diesen el visto bueno y entrar en las líneas de producción de la firma bávara.

El BMW X7 comienza a cobrar vida en la planta americana de Spartanburg

El BMW X7 comienza a cobrar vida en la planta americana de Spartanburg

En BMW tienen tanta ilusión en el proyecto del X7 que nos muestra las imágenes de las primeras unidades en la línea de montaje, las que van destinadas a pruebas

LEER MÁS

De momento, BMW se ha mostrado muy discreta en lo que respecta a su nuevo X7, puesto que pocos son los datos que han sido emitidos sobre este nuevo modelo. Pese al camuflaje que se posa sobre su carrocería, podemos vislumbrar algunos detalles que nos adelantan el aspecto final de este prominente SUV que llega para romper todos los esquemas y poner en serios apuros a aquellos rivales que pretenden dominar el mercado.

El BMW X7 comienza a cobrar vida en la planta americana de Spartanburg

Lo primero que nos llama la atención es su envergadura, la cual supera con creces a la de sus hermanos pequeños y a la de la mayoría de competidores. Por otra parte, su frontal se encuentra gobernado por los característicos riñones de BMW, los cuales se ven arropados por dos faros delanteros con un diseño más limpio y estilizado. De esta forma, el nuevo X7 se inscribe en los nuevos cánones de diseño empleados por la marca y que hemos podido ver reflejados en el nuevo Serie 8.

Sin embargo, BMW ha querido obviar el aspecto de su nuevo X7 para centrarse en sus aptitudes fuera del asfalto y en su resistencia frente a las situaciones más adversas. Para ello, la firma germana ha llevado a su SUV más exclusivo hasta el circulo polar ártico y al desierto de Sudáfrica, donde el X7 ha reaccionado ante el frío invernal y ante el calor extremos, dos condiciones que obligan a sus componentes mecánicos a dar lo mejor de sí.

El BMW X7 comienza a cobrar vida en la planta americana de Spartanburg

De momento desconocemos datos oficiales acerca de precios, acabados y motorizaciones, pero la firma ha declarado que su fabricación se llevará a cabo en la factoría de Spartanburg, Carolina del Sur. Esta localización tiene sentido, puesto que el nuevo BMW X7 se presenta como un modelo muy enfocado hacia el mercado americano, pero que también pretende cosechar grandes éxitos en Europa.

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.