El Brabham BT62R es la versión de calle del salvaje deportivo australiano de Brabham Automotive

El Brabham BT62R es la versión de calle del salvaje deportivo australiano de Brabham Automotive

Escrito por: Miguel Lorente    7 septiembre 2020     3 minutos

Con más de 700 CV y un peso inferior a 1.000 kg, los supuestos 2 millones de euros que podría costar el Brabham BT62R hacen de él uno de los coches más selectos

El ADN del Brabham BT62R marca una secuencia genética vinculada con la competición automovilística de élite, de hecho, a la Formula 1, a partir de que el piloto australiano Jack Brabham pusiera todo su empeño a finales de los años 50 del pasado siglo en poner sobre las pistas de carreras una máquina adaptada a su pilotaje y, para ello, contó con el diseñador Ron Tauranac para materializar un bólido capaz de permitir a Brabham colgarse las coronas de laurel alrededor del cuello en hasta 14 ocasiones y siendo, hasta la fecha, el único piloto en lograr el campeonato del mundo con un vehículo inscrito con el mismo nombre que su usuario.

Durante su historia, entre 1960 y su desintegración por problemas económicos en 1992, ilustres personajes del ámbito de la automovilismo, de competición, de producción o de ambos mundos, han tenido relación con Brabham, desde el que fuera mandamás de la Formula 1, Bernie Ecclestone, que hizo lo propio en este equipo, hasta ingenieros como Ron Dennis, el ex todo de McLaren, o el mítico Gordon Murray quien, ahora, con su GMA T50 comparte cierta similitud, al menos por concepto y fundamentos, con el propio Brabham BT62R que ahora se presenta su máximo representante actual, Dan Marks.

Brabham Bt62r 10

Así, esta bestia homologada para circular por la calle es la adaptación del Brabham BT62, el vehículo destinado a uso exclusivo en circuitos y que, gracias a las pertinentes modificaciones, ha permitido disponer de espacio para portar las placas que le permiten circular por carretera como cualquier otro vehículo de producción.

Para quienes tengan a bien pensar que el Brabham BT62R la versión domesticada del que carece de la letra R, solo recordaremos las especificaciones básicas del modelo: un biplaza de 4.460 milímetros de longitud, 1950 de ancho y tan solo 1.200 de altura y una distancia entre ejes de 2,695 mm que, en báscula marca tan solo 972 kg.

Equipa en posición longitudinal central un propulsor V8 atmosférico que a 7.400 revoluciones produce 708 CV lo cual arroja una relación entre peso potencia de 0,73 CV por cada kg y de 132 CV por cada 1.000 CC. A la vez, el par motor máximo de 667 Nm se alcanza a 6.200 rpm.

Para gestionar la motricidad, que se dirige en exclusiva a las ruedas del eje posterior, se instala una caja de cambios secuencial obra de Holinger de 6 velocidades cuyo accionamiento se realiza mediante la inserción de las levas ubicadas en el volante.

Además, para poder circular por vías públicas con el Brabham BT62R, el equipo encargado de desarrollo ha pensado en sus ocupantes y en las exigencias legales y ha introducido cambios como instalar un juego de neumáticos Goodyear Eagle F1 SuperSport de alto rendimiento, un kit de carrocería propio con nuevos paragolpes delanteros y traseros, suspensión regulable, sistema de escape y comodidades como el sistema de climatización o multimedia.

Aún y con todo, el sistema frenado, firmado por el especialista Brembo, dispone para la detención ultraexigente de un juego de discos carbocerámicos de 380 mm y unas pinzas de 6 pistones en el eje delantero y de 355 mm pero también 6 pistones en el trasero.

Brabham Bt62r 16

Y a pesar de haber dado todos y cada uno de los pormenores del coche, sobre el precio del Brabham BT62R la firma aún no ha confirmado el coste pero las murmuraciones dicen que los primeras unidades en ser entregadas lo harán tras haber pagado cerca de 2 millones de euros por ejemplar.

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.