Cabify vuelve a Barcelona; ¿qué ‘trucos’ legales utiliza?

Cabify vuelve a Barcelona; ¿qué ‘trucos’ legales utiliza?

Escrito por: Mónica Redondo   @MonicaRedondoD    11 marzo 2019     Sin comentarios     4 minutos

El documento que limita las VTC en Barcelona obliga a la precontratación con 15 minutos de antelación, la geolocalización y la vuelta a la base de los coches.

Cabify ha vuelto a Barcelona tras los problemas que se registraron a finales de 2018 entre el sector del taxi y el de los VTC, Vehículos de Turismo con Conductor. Desde el pasado jueves, 7 de marzo, Cabify vuelve a operar en la Ciudad Condal y desde la empresa aseguran que se han adaptado al decreto de la Generalitat.

Además, Cabify ha pasado a ser una empresa de transporte que se denomina Prestige & Lomousine. Cuando el usuario entra en la aplicación por primera vez, pueden leer las nuevas condiciones de servicio. En ellas se dice que “Prestige & Limousine podrá prestar el transporte mediante sus medios propios o, alternativamente, a través de los medios VTC, que utilizarán sus flotas de vehículos y conductores para realizar los trayectos contratados por los usuarios”.  Sólo el primer día consiguieron más de 50.000 altas de usuarios nuevos.

Bienvenida Cabify

El documento que limita la actividad de las VTC en Barcelona obliga a la precontratación de los servicios con 15 minutos de antelación. En el artículo 4 se puede leer “debe transcurrir un intervalo de tiempo mínimo de 15 minutos entre la contratación y la prestación efectiva del servicio”. Cabify, por su parte, ha buscado el vacío legal y solo aplicará esta limitación en la primera reserva de cada cliente. Además, los nuevos usuarios ‘firmarán’ un contrato, sin coste, para “disfrutar del servicio con la inmediatez de siempre”, apunta la compañía.

Desde la compañía aseguran que la vuelta a Barcelona es “para dar respuesta a cerca del millón de personas que están registradas en Cataluña. La empresa sale al rescate del sector y de los miles de puestos de trabajo generados en Cataluña, con la adopción de un nuevo modelo de negocio”. Tal y como se puede leer en el comunicado.

Geolocalización y libre circulación

Otros de los aspectos que prohibe el decreto de la Generalitat que limita el funcionamiento de las VTC son la geolocalización y la imposibilidad de circular para buscar clientes; como lo hacen los taxis. Los vehículos VTC deberán volver a la base, situada en El Prat o en aparcamientos públicos, o estar estacionados hasta que los usuarios les soliciten un nuevo servicio. Aunque la normativa sea clara, no se ha empezado a cumplir.

Barcelona regulará el tiempo entre la petición de un VTC y su llegada

Barcelona regulará el tiempo entre la petición de un VTC y su llegada

El consistorio de Barcelona estudia aplicar unas medidas que mitiguen el impacto de las empresas de VTC sobre otros colectivos como el del taxi

LEER MÁS

Con el fin de la geolocación de los coches de Cabify los usuarios no sabrán dónde se encuentran los vehículos hasta que no contraten el servicio.

El Gobierno de la Generalitat no se ha quedado con las manos paradas y ha informado a la Guardia Urbana y a los Mossos d’Esquadra que deben parar cualquier Cabify que no esté cumpliendo la nueva normativa y circulen sin pasajeros.

Son muchos los usuarios de Cabify en Barcelona que no han tenido que esperar los 15 minutos de precontratación, a los pocos minutos el coche ya estaba disponible. Por lo que una de las cláusula del nuevo decreto de las VTC de Barcelona no la están llevando a cabo desde Cabify. Tras la salida de los coches de la ciudad, ahora solo están en funcionamiento 300 unidades (la mitad de las que tenía antes del conflicto).  Algunos conductores tampoco piensan en volver a la base en cuanto acaben los servicios.

Success In Motion

Multas de 4.001 euros

Es importante destacar que si la Guardia Urbana de Barcelona ‘pilla’ a uno de los coches que no esté cumpliendo la normativa, será sancionado con una multa de 4.001 euros. Multa de la que se tendrá que hacer cargo el conductor y no la empresa.  Empresa que desde la mañana del jueves ‘aleccionó’ a sus trabajadores diciéndoles que si les paraban tenían que argumentar que venían de la base. Esto supone que otro de los puntos del acuerdo no se está cumpliendo.

En cuanto al precio se refiere, la compañía ha hecho público que mantendrá sus tarifas. A los usuarios se les cobrará un precio de salida de 5,50 euros, a los que se irá sumando 1,27 euros por kilómetro y 0,26 euros más por minuto que dure el trayecto.

Nuevas matrículas azules pero… ¿quiénes están obligados a usarlas?

Nuevas matrículas azules pero… ¿quiénes están obligados a usarlas?

Con la aprobación de una nueva Orden Ministerial llegan las matrículas traseras con fondo azul, que se unen la lista de matrículas especiales usadas en España

LEER MÁS

Juan de Antonio, CEO de Cabify ha afirmado que “esperamos que el futuro nos dé la oportunidad de tener un debate con rigor sobre la movilidad en Barcelona. La compañía quiere tener un papel activo en lo que es un desafío fundamental para la calidad de vida de los ciudadanos”. “Estamos convencidos de que los usuarios respaldan el regreso de Cabify a Barcelona, que afrontamos con responsabilidad y también con confianza, puesto que son muchos los actores de la sociedad civil que públicamente han manifestado que nuestra marcha definitiva empobrecería la movilidad pero también la vida en Barcelona”.

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.