Chevrolet Captiva 2.4 GLP (de gas), prueba (Parte II)

Chevrolet Captiva 2.4 GLP (de gas), prueba (Parte II)

Escrito por: Diego G. Moreira    6 noviembre 2009     3 Comentarios     6 minutos

Continuamos con la prueba del Chevrolet Captiva 2.4 GLP que funciona con gasolina y autogás entregando una potencia de 136 CV. En la primera parte de la prueba os hablamos del GLP y del comportamiento del coche y ahora en la segunda parte os hablaremos de su diseño e interior, así como de su espacio.

Por suerte con nuestra unidad de pruebas venía con el equipamiento de siete plazas, opción que no se encuentra disponible en España con el acabado LS básico. Por tanto en cuanto al espacio interior hablaremos de las siete plazas pero recordar que en la versión de GLP es sólo de cinco plazas. Y el modelo de GLP a parte del detalle de las cinco plazas y de que carece de rueda de repuesto (ahí va el depósito) no varia en nada más en el apartado de diseño o espacio interior.

Diseño exterior

Chevrolet_captiva_GLP

Si recordamos la prueba del Opel Antara rápidamente nos damos cuenta de que son hermanos genemelos casi, guardando las distancias cambian los logos y el equipamiento que en el Opel es algo más completo. Repasando su exterior, en la parte frontal está presente la gran cruz de Chevrolet (rasgo de diseño que comparte toda la gama) y también podemos ver los protectores de bajos y los faros delanteros (que en este caso cuentan con lavafaros) pero que no pueden ser, ni como opción, de xenón (algo mejorable).

Los intermitentes laterales vienen incorporados en los retrovisores, en la parte trasera destacar los dos tubos de escape y el gran portón del maletero que se puede abrir de forma partida, abriendo sólo el cristal o el portón entero. El cristal también se puede abrir desde el mando a distancia del coche.

Por último nos queda hablar de sus medidas, estamos ante un coche con unas dimensiones considerables 4,6 metros de largo(1,85 de ancho y 1,72 de alto). Además su maniobrabilidad no es muy buena, dado sus dimensiones, por lo que para circular en ciudad con él se hace complicado, al igual que nos pasaba con el Citroën C-Crosser. Y calzaba unos neumáticos Hankook 235/60 de 17 pulgadas más aptos para carretera que para uso off-road (ver detalle).

Diseño interior y espacio

Chevrolet_captiva_GLP

Si pasamos a su interior lo primero que me ha llamado la atención es la calidad de los mandos y los acabados, la verdad es que ofrece más calidad que otros SUV más caros y todos los plásticos son de un tacto agradable y no hay muchos plásticos duros. Lo único que empeora la valoración general es el plástico donde va colocado el botón del gas que no era de la mejor calidad, pero me imagino que será por el uso que tenía el modelo (tenía ya unos 10.000 km) y había pasado por muchas manos. Pero sin duda en la consola central y en las puertas no había ni una pega a los acabados.

La postura de conducción es cómoda, vas como es normal en los SUV en una posición elevada y con buena visibilidad delantera y lateral, la trasera se ve perjudicada por la altura del cristal lo que hace que veamos muy bajos los vehículos que nos preceden y no tengamos una visión completa de ellos. El asiento del conductor es cómodo y tiene unos buenos ajustes, lo único que no me gustó era la posición de los pedales y al carecer de cruise control si hacemos un viaje largo acabas por echar en falta el cruise por la postura de los pedales.

Chevrolet_captiva_GLP

Si repasamos el salpicadero, vemos un diseño atractivo y la ausencia de la pantalla en la parte superior y en su lugar hay una práctica guantera (donde incluso entra un navegador compacto tipo Tom Tom por ejemplo) y la verdad es que esa pantalla que traen los LT o LTX que nos indica los datos del climatizador y una brújula, así como datos del ordenador de abordo del coche, es fácilmente prescindible.

De echo al Captiva huecos no le faltan, a esa guantera central hay que sumarle otro hueco más en la parte superior del salpicadero (ver detalle) y otros huecos junto a la palanca de cambios. La guantera es de un tamaño correcto y además es refrigerada y entra una botella de medio litro (ver detalle). Después tenemos más huecos en una guantera central, bajo el apoyabrazos y junto al freno de mano con lo que podemos dejar nuestras cosas por diferentes huecos del coche, de echo está más completo en huecos que el Antara (al menos en la consola central).

En las plazas traseras se puede viajar cómodamente y se acerca al nivel de amplitud de un monovolumen (faltan algunas soluciones prácticas) y sobretodo se viaja con un buen confort interior, asientos que recogen bien y amplios para cinco ocupantes incluso. Eso sí el respaldo del asiento central trasero es bastante duro, pero a favor no vamos a tener problemas con los pies porque no tiene tren central que moleste. Además como comentaba al principio pese a que la unidad con GLP sólo lleva cinco plazas, las versiones diesel y gasolina pueden equipar hasta siete plazas.

Chevrolet_captiva_GLP

Las siete plazas son «de verdad» es decir, siguen teniendo poco espacio para las piernas y hay que ir un poco ajustado, pero al menos son asientos normales y se despliegan con total facilidad sólo con levantarlos del suelo del maltero (ver detalle). Por último nos queda el maletero que tiene 465 litros con cinco plazas. Si ponemos las siete plazas el maletero queda drásticamente reducido para llevar un par de cosas, puesto que cubica 85 litros. Eso sí, si plegamos los asientos nos queda una capacidad de carga bastante buena y un suelo plano llegando hasta los 930 litros.

Y en el piso del maltero, sólo tenemos las dos plazas abatidas y un pequeño espacio donde se guardan las herramientas para cambiar la rueda, o mejor dicho en nuestro caso también se encuentra una rueda de emergencia plegable que da miedo sólo con verla (ver detalle), así que mejor no pinchar, pero es normal que lleve esa solución porque en el lugar de la rueda de repuesto va el depósito de gas.

Pero en definitiva, estamos ante un coche amplio, que puede contar con siete plazas y que tiene una calidad de acabados bastante buena para el precio de salida del que parte. Además no nos van a faltar huecos interior para dejar cosas y hasta dispone de una toma de 12V en la parte trasera. En la siguiente parte de la prueba os hablaremos del equipamiento (siempre teniendo en cuenta el acabado LS) y del precio del modelo, así como, la valoración general del Captiva de GLP, puesto que nos ha parecido un modelo muy interesante por precio.

Fotos | Diego G. Moreira

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.