Cinco claves para elegir tu coche de renting ideal

Cinco claves para elegir tu coche de renting ideal

Escrito por: Mónica Redondo   @MonicaRedondoD    19 septiembre 2019     5 minutos

Las cinco claves para elegir tu coche de renting ideal pasan por el tipo de contrato, el tipo de vehículo, el uso e incluso los servicios incluidos.

¿Estás buscando un coche y no sabes por qué fórmula optar? Para ayudarte a tomar una buena decisión, hoy te damos cinco claves para elegir tu coche de renting ideal. Es importante destacar que cada vez son más los fabricantes y marcas de automóviles que están apostando por este tipo de contrato. El renting está en constante crecimiento y es un servicio que cada vez está más demandado por grandes empresas, pymes, autónomos y a partir de ahora, los particulares también pueden acceder a él. Hay que recordar, que hasta ahora, los particulares no se podían beneficiar de esta fórmula. Además, aquí te contamos todo lo que debes saber sobre el renting.

Entre las cinco claves para elegir tu coche de renting ideal destaca la posibilidad de no entregar una entrada, el número de kilómetros recorridos, la elección del vehículo, el uso del automóvil e incluso los servicios que mejor se adaptan a cada perfil. ¿Qué hay que tener en cuenta antes de contratar un coche de renting?

Coches de renting

Como hemos comentado, los coches de renting están cada vez más demandados por pymes, autónomos, grandes empresas y a partir de ahora, los particulares también podrán acceder a ellos. Esto ha dado lugar a que proliferen nuevas empresas que ofrecen este tipo de servicios. Si estás a punto de decidirte por un coche de renting es importante que conozcas todos los puntos antes de firmar el contrato.

Claves para elegir el coche de renting ideal: tipo de contrato

Tal y como nos indican en yonderauto.com especialistas en motor, antes de firmar ningún documento, deberemos tener claras las necesidades para poder obtener un servicio acorde a sus gustos. Un contrato abierto permite beneficiarse de incentivos como cuando el gasto es inferior al previsto inicialmente, mientras que un contrato de renting cerrado mantiene la misma cuota a lo largo de todo el contrato.

Antes de precipitarse, lo ideal es solicitar un presupuesto con la tarifa final a pagar. En esta documentación deberá aparecer los costes mensuales, seguro, servicios contratados, mantenimientos, etc. También se deberá tener en cuenta que hay que depositar una fianza, como en cualquier contrato de alquiler. Este importe se recoge ante posibles gastos posteriores que se pudieran derivar del uso del vehículo.

No existen dos contratos de renting iguales, ya que en cada uno de ellos se reflejan las necesidades exactas del cliente. Ahora bien, todos presentan una serie de cláusulas que obligan al cliente -por ejemplo, a no subarrendar el uso coche, a que no lo usen más conductores que los autorizados en el contrato, a realizar las labores de mantenimiento según el plan establecido por la marca…-.

Respecto a los períodos de validez de los contratos, suelen establecerse entre uno y cinco años -entre 12 y 60 meses-; el período de contratación más frecuente es de cuatro años. La cuota mensual -que aparecerá en el contrato y que se mantendrá fija durante la duración del mismo- varía en función del vehículo contratado, del número de meses de contrato, los kilómetros establecidos al año y de los servicios que se elijan. Cualquier tipo de vehículo es susceptible de ser arrendado mediante la modalidad de renting.

Cambiar Titular Coche Compra Herencia

Claves para elegir el coche de renting ideal: kilómetros recorridos

Antes de elegir un coche de renting es importante tener en cuenta el número de kilómetros recorridos. A más kilómetros realizados, se incrementan los costes de reparaciones y mantenimiento. Esto hace subir las cuotas mensuales. Entonces, lo más idóneo es calcular el número exacto de kilómetros para ahorrarse un pico a final de mes.

Claves para elegir el coche de renting ideal: ¿qué servicios contratar?

Antes de firmar el contrato hay que leer detenidamente el contrato, los puntos que cubren, las reparaciones, la posibilidad de contar con un vehículo de sustitución, la gestión de multas, el tipo de seguro, cambio de ruedas, pago de impuestos y asistencia en carretera para evitar sorpresas.

compra coche

Claves para elegir el coche de renting ideal: ¿qué uso se le va a dar al vehículo?

El uso del vehículo también es muy importante y es que aunque a veces no se tiene en cuenta, es importante saber el uso que se le va a dar para poder elegir mejor el tipo de vehículo. Así, las cuotas mensuales se ajustarán mejor a nuestro presupuesto.

Claves para elegir el coche de renting ideal: ¿qué tipo de vehículo contratar?

En la actualidad, prácticamente todas las marcas de coches ofrecen la posibilidad de obtener en renting sus modelos a través de sus servicios financieros. Entre ellas, por ejemplo, destacan: Renault, Opel, Mercedes-Benz, Audi, Seat, Honda, Toyota, Volkswagen, Peugeot, Ford o BMW, entre otras.

También existen multitud de empresas y entidades financieras que se dedican a gestionar y ofrecer servicios de renting tanto a clientes particulares como a empresas y a autónomos. Entre ellas: ALD Automotive (Société Générale Group), Lease Plan, Alphabet, Caixa Catalunya Renting, Arval (BNP Paribas Lease Group), National Atesa Flexirent, BBVA Autorénting, La Caixa Rénting, Santander Consumer Finance Rénting, Lico Leasing.

¿Qué se necesita para contratar un renting?

La documentación necesaria para formalizar un contrato de renting depende del tipo de usuario que lo solicite .Si se trata de una empresa, es necesario presentar el alta en el Impuesto sobre Actividades Económicas o la escritura de constitución de la empresa; el comprobante del último Impuesto de Sociedades; los justificantes de pago de los cuatro últimos pagos del IVA; un balance de situación, sumas, saldos y explotación de la empresa; el DNI y NIF del administrador de la empresa y su última declaración del IRPF.

Si la contratación la solicita un autónomo, deberá aportar el alta en el Impuesto sobre Actividades Económicas; su documentación personal -DNI y NIF-; su declaración anual del IRPF; los justificantes de los cuatro últimos pagos del IRPF e IVA; así como su balance de situación, sumas, saldos y explotación económica. Si el usuario es particular o trabajador por cuenta ajena, le solicitarán, por regla general, su NIF, su última declaración del IRPF y sus tres últimas nóminas.

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.