Citroën C5 2.2 HDi de 204 CV, prueba (Parte II)

Citroën C5 2.2 HDi de 204 CV, prueba (Parte II)

Escrito por: Diego G. Moreira    10 agosto 2011     3 Comentarios     3 minutos

Cerramos esta prueba del renovado Citroën C5 con la segunda parte donde veremos los cambios exteriores que recibe el nuevo C5, los precios y nuestra valoración sobre el modelo. Como recodáis, hace unos días os traíamos la prueba del C5 equipado con un nuevo propulsor diesel de cuatro cilindros capaz de ofrecer 204 CV.

En la primera parte de la prueba nos centramos en el motor, sus prestaciones, comportamiento y en definitiva vimos como se comportaba, además de tener en cuenta la referencia del V6 HDI de 240 CV. Resumiendo nos encontramos ante un motor menos refinado que el bloque V6, pero más ahorrador en precio y combustible con casi la misma potencia.

Renovado diseño exterior, interior sin cambios y calidad como bandera

El C5 es un viejo conocido del equipo de pruebas, puesto que ya no es la primera vez que nos ponemos al volante de la berlina francesa, pero hace unos mese Citroën la ha puesto al día con pequeños cambios exteriores destinados a actualizar su buque insignia.

Entre los más destacables tenemos un frontal donde destacan las nuevas luces LED diurnas, además también se han oscurecido los faros traseros y renovado la gama de colores, destacando por ejemplo el blanco de nuestra unidad de pruebas.

Estéticamente este 2.2 HDI de 204 CV comparte rasgos con el V6 de 240 CV, porque en la zaga nos encontramos la doble salida de escape o las llantas de 19 pulgadas que ahora son opcionales (en el V6 eran de serie), son bonitas, pero es un extra que merma el consumo.

Por dentro sigue todo igual, además nuestra unidad de pruebas disponía del pack de cuero integral que aglutina entre otros extras, los asientos de cuero microperforados (al fin un cuero decente y en el que no pasas tanto calor), eléctricos y el sistema de navegación con disco duro incluido, airbags laterales traseros, entre otros elementos.

Con esto nos encontramos un interior a la altura o que supera incluso la calidad de una berlina alemana, eso sí, han desaparecido las luces que iluminaban las guanteras de las puertas. Cuando metías la mano un sensor la detectaba y encendia un LED que iluminaba las guanteras, un detalle premium que denotaba calidad.

Al igual que las plazas traseras siguen gozando de un espacio más que suficiente para tres ocupantes, y con confort para dos.

Precios y Valoración General

El precio es precisamente el punto a favor que tiene este motor de cuatro cilindros, puesto que parte de los 32.750 euros con el acabado Exclusive, un precio de partida muy interesante dadas las prestaciones y el equipamiento.

En cuanto a la valoración del modelo, lo más significativo es el ahorro de combustible y precio con respecto al bloque V6 siendo por lo tanto una interesante opción por prestaciones y potencia. Pero el seis cilindros sigue siendo más suave y refinado, además de ser algo más prestacional.

Si lo que buscas es una berlina potente y bien equipada es una opción a barajar, porque por 38.650 euros tenemos una berlina diesel de más de 200 CV con un equipamiento de lo más completo y una calidad de terminación que nada tiene que envidiar a otros modelos más caros o denominados premium.

Eso sí, la potencia no significa que sea un coche deportivo ni mucho menos, es prestacional pero su orientación es el confort interior, es un coche cómodo y la suspensión hidractiva mejora aún más esa comodidad interior, pero a cambio no nos aporta sensaciones deportivas.

Es interesante para hacer kilómetros, tanto por carreteras como por autovías, puesto que incluso en aquellas zonas en mal estado la suspensión se traga las irregularidades del asfalto, al mismo tiempo que al poder regular la altura de la misma nos aporta un plus de versatilidad.

Eso sí, si buscáis un motor V6 refinado, diesel y a buen precio, el C5 3.0 V6 HDI de 240 CV sigue siendo una opción accesible, económica y muy válida.

citroen_c5

Fotos | David Taboada

un comentario

  1. Angelmarían dice:

    El C5 es un vehículo del siglo XXI con motores, en cuanto a consumo, del siglo XX. ¿Cómo es posible que el 2.0 HDI 163 gaste 7, y el mismo en un peugeot 508 gaste 5,7? El citroen pesa más, pero no es justificable, además, ya que son gemelos de motor, porque citroen no actualiza los consumos. El único que se libra es el 1.6 HDI cmp, cuyos 110 CV se quedan cortos para los aproximadamente 1.600 kg con depósito, conductor y acompañante.

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.