Chevrolet Camaro ZL1: 640 CV para luchar con el Mustang GT350

Chevrolet Camaro ZL1: 640 CV para luchar con el Mustang GT350

Escrito por: Daniel Valdivielso   @valdi92    16 marzo 2016     2 minutos

Seguro que en Ford están siguiendo la jornada preocupados, con atención, y es que cuando un rival lanza su ataque, conviene tener todos los sentidos alerta.

Hoy, el rival se llama Chevrolet Camaro, y se apellida ZL1. Llega con las intenciones bien claras, robarle el máximo protagonismo posible al Mustang Shelby GT350.

El Camaro y el Mustang siempre han sido «enemigos íntimos». Desde el «inicio de los tiempos» hace más de 40 años, estos dos modelos americanos han gozado de grandes niveles de popularidad, convirtiéndose en auténticos mitos de la carretera gracias a su diseño, sus prestaciones y su deportividad.

Ya en pleno Siglo XXI, la lucha se ha recrudecido más que nunca con la aparición de sucesivas versiones deportivas que han supuesto una escalada de potencia sin precedentes. Ahora, tras la presentación hace unos meses del Mustang Shelby GT350 con 533 CV, es Chevy la que mueve ficha lanzando la nueva generación del Camaro ZL1, con nada más y nada menos que 640 CV.

Exteriormente es evidente que el ZL1 se desmarca del resto de Camaros con un aspecto realmente deportivo. Toda su anatomía está plagada de detalles que demuestran que este Camaro no es sólo una pose. Los paragolpes con entradas de aire sobredimensionadas, las llantas forjadas de 20″, el difusor trasero, el alerón, las taloneras, la decoración sobre el capó y techo, las múltiples insignias de «ZL1» o las enormes salidas de escape nos ponen sobre la pista.

En el interior, los cambios respecto a las versiones «normales» se limitan a unos asientos más envolventes firmados por Recaro, un volante achatado, costuras rojas y una terminación en alcántara.

2017 Chevrolet Camaro ZL1

Sus 640 CV le otorgan una ventaja de casi 90 CV respecto al Mustang Shelby GT350

Es bajo el capó donde de verdad empieza la fiesta. El Camaro ZL1 monta un 6.2 LT4 sobrealimentado mediante un compresor volumétrico, que ofrece una potencia final de 640 CV. Otra de las novedades es la posibilidad de asociar este propulsor, además de a una transmisión manual de 6 velocidades, a una nueva caja automática de 10 relaciones, inédita en el segmento.

No se conocen aun las cifras de prestaciones, pero es muy posible que marque una aceleración de 0 a 100 km/h en menos de 4 segundos, superando ampliamente la barrera de los 300 km/h de velocidad punta.

Además del portentoso motor, el ZL1 monta otros elementos para mejorar la conducción como una suspensión adaptativa, un equipo de frenos firmado por Brembo, un control de estabilidad específico con varios modos de actuación o un diferencial autoblocante. Desde luego, la lucha que nos espera se prevé, cuanto menos, interesante.

Fuente | Chevrolet


Deja un comentario