Cómo saltar un radar con estilo

Cómo saltar un radar con estilo

Escrito por: JL Arboledas    21 agosto 2010     Sin comentarios     2 minutos

Contestar el título de esta entrada puede ser relativamente sencillo, simplemente no superando la velocidad máxima marcada en la vía por la que circulemos pero, ¿a qué velocidad no es capaz un radar de lanzar la foto demostrativa?

La verdad, todo esto viene a raíz de la noticia protagonizada por cierto Mercedes SLS AMG que fue cazado a 290 km/h tras pasar varios radar siendo el último el único capaz de lanzar la foto demostrativa, véase Mercedes SLS AMG cazado a 290 km/h o la “resolución de la papeleta” en El conductor del SLS AMG suizo se explica.

Tras conocer este suceso no es de extrañar que te haya picado la curiosidad al igual que a mi y quieras saber el límite superior por el cual, supuestamente a partir de esa velocidad un radar no es capaz de cazarte. Como sabrás hay mitos que hablan de que si superas los 300 km/h la foto no salta pero ¿será verdad?

Pues para eso, hace unos años, un programa de televisión austriaco hizo la prueba en una larga recta cortada al tráfico, con la ayuda de una patrulla de la policía y un radar láser de mano que supuestamente es de lo mejorcito del momento.

Con todo esto deciden probar con varios modelo y hacer una primera pasada con un Audi A5 3.0 TDI al que cazan a 250 km/h, después le toca el turno a un magnífico Chrysler 300C SRT8 a 265 km/h, más tarde un Porsche 911 Carrera S Cabrio a casi 280 km/h para acabar con un Lamborghini Gallardo Spyder a más de 300 km/h

En el video que hay bajo estas líneas encontrarás la respuesta a qué ocurriría si cuelas un radar a más de 300 km/h. Por otro lado, tal y como he relatado nada más comenzar lo mejor para que no salte es limitarse a correr lo estipulado en la vía ya que, el tiempo ha pasado desde la realización de esta prueba y los límites pueden haber cambiado.

Vía | Youtube

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.