¿Cómo trabajan los fabricantes la seguridad en los coches eléctricos?

¿Cómo trabajan los fabricantes la seguridad en los coches eléctricos?

Escrito por: Mónica Redondo   @MonicaRedondoD    19 mayo 2020     4 minutos

Cada vez más los fabricantes de automóviles están desarrollando plataformas mucho más seguras para evitar el máximo número de accidentes mortales.

Los coches eléctricos tienen diferentes estructuras y tecnologías de seguridad que tienen como objetivo brindar protección en caso de colisión. Como esto se está convirtiendo en algo muy importante para los fabricantes vamos a investigar un poco más sobre el tema. ¿Qué nivel de seguridad tiene un coche eléctrico ante una colisión? ¿Qué están haciendo los fabricantes para elevar la seguridad en estos modelos?

EuroNCAP ya ha comenzado a poner a prueba a este tipo de vehículos y en algunas ocasiones, el resultado ha arrojado luz sobre el asunto y ha demostrado que los coches eléctricos son seguros tanto para sus pasajeros como para el resto de vehículos. Para minimizar el daño a la batería de alto voltaje en un impacto, los fabricantes están reconsiderando su enfoque de la arquitectura del vehículo. Las baterías montadas en el piso completamente encerradas proporcionan un entorno protector, pero también es importante desviar la energía de un impacto lejos de la batería.

Tesla Euro Ncap

Polestar ha desarrollado el ‘Bloque SPOC‘ (accidente de compensación parcial severa) para sus Polestar 2 completamente eléctricos. Este sistema consiste en dos bloques de aluminio colocados a cada lado del frontal. Los bloques evitan que las ruedas delanteras se desplacen hacia atrás en el compartimento de la batería durante una colisión frontal parcialmente desplazada. El vehículo eléctrico también tiene una nueva ruta de carga inferior delantera (FLLP – cómo la estructura desvía las fuerzas de un impacto) para proteger aún más la batería y a los ocupantes de los impactos frontales, incluido uno de los peores: desde un poste.

Tesla Euro Ncap Copy 3

La seguridad en los coches eléctricos, a examen

El diseño puede ayudar a retrasar el umbral de lesiones fatales en la estructura de un automóvil, pero finalmente las leyes de la física se salen con la suya. Todos los automóviles confían en una cosa fundamental para hacer su trabajo y es la energía, y mucha.  Las baterías de los coches eléctricos son un poco más complicadas que los combustibles convencionales porque un incendio dentro de uno se debe a un escape térmico, cuando el calor producido causa daños que provocan la liberación de más calor. Es difícil de apagar porque la batería está formada por varios miles de celdas individuales y habrá secciones de la batería que todavía están activas y aún contienen energía. Si se altera la batería dañada, se puede reanudar la fuga térmica hasta que la batería esté totalmente agotada.

La otra gran diferencia entre los coches convencionales y los totalmente eléctricos es el alto voltaje. Los vehículos eléctricos funcionan a alrededor de 400 V, y aunque el Porsche Taycan es el primer eléctrico con un sistema de 800 V, no será el último. Para los ocupantes de un automóvil o el personal de servicios de emergencia, el cableado de alto voltaje dañado podría ser letal, por lo que en un choque, la batería se desconecta en la fuente.

Polestar Precept

Esta no es una idea nueva: ha sido una regulación en el deporte del motor durante décadas para evitar chispas eléctricas que enciendan el combustible en un choque y todos los coches de carreras y rallyes deben estar equipados con sistemas de desconexión de batería manuales o electrónicos. El método habitual para desconectar una batería de un coche eléctrico es disparar ‘pirofus’ explosivos, que cortan los cables de alto voltaje cercanos. Bosch reveló un nuevo dispositivo el año pasado activado por un chip de silicio que responde al sistema de airbag que impulsa una pequeña y afilada cuña a través del cable.

Polestar Precept (1)

Un impacto lateral puede ser uno de los tipos de choques más peligrosos y, además de las puertas que absorben energía, las estructuras de los pilares B, las molduras interiores y los airbags laterales, de cortina y los montados en el asiento se utilizan para proteger a los ocupantes. El Polestar 2 también tiene airbags laterales en los asientos delanteros para proteger las extremidades de los ocupantes individuales en ambos lados.

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.