El Congreso tumba la subida del Impuesto de Matriculación

El Congreso tumba la subida del Impuesto de Matriculación

Escrito por: Jaime Avilés    26 mayo 2021     3 minutos

La tasa que grava la compra de coches contaminantes según sus emisiones volverá a ser la que ya conocíamos en 2020

El Congreso ha acabado con la subida del Impuesto de Matriculación que había duplicado su importe al inicio de 2021. La propuesta de la vuelta a las tasas que teníamos en 2020 ha sido por parte del PDeCAT, que confía en que el mercado se recupere del desplome del 30% que sufrió el año pasado.

El PSOE y Unidas Podemos ha votado en contra, el PNV se ha abstenido, pero los votos favorables de PP, ERC, Ciudadanos, Vox y Grupo Mixto han sido suficientes para llevar a cabo dicha reforma.

El siguiente paso, será esperar a que el Senado ratifique o no la medida, aunque todo apunta a que no habrá problemas.

La patronal de la automoción ya presionó y manifestó sus quejas al Gobierno, ya que la subida que se llevo a cabo, afectaba de una manera muy negativa sumada a terrible año que ya está sufriendo el sector a causa de la crisis derivada de la COVID 19, ya que el nuevo impuesto encarecía entre un 5 y un 10% la compra de un vehículo.

Según la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones (ANFAC), esta subida del Impuesto de Matriculación afectaba a el 80% de los coches nuevos y supondría un encarecimiento de 1.200 euros para un turismo de alrededor de 25.000 euros o de 1.450 euros para uno de 30.000 aún siendo el mismo coche con exactamente el mismo motor.

El Impuesto de Matriculación es una tasa que se suma a la factura de compra de un vehículo según sean las emisiones contaminantes que cada coche emita, de manera que a más emisiones, mayor precio habrá que pagar.

¿Cuáles serán los nuevos baremos?

A diferencia de los tramos que volveremos a pagar una vez que el senado ratifique la enmienda, con los baremos que contábamos hasta ahora, solo estaban exentos de este impuesto aquellos vehículos con emisiones inferiores e iguales a 120 gr/km CO2, que ahora pasarán a los vehículos con emisiones inferiores e iguales a 144 gr/km.

El siguiente tramo supone una subida del 4,75% del precio franco de fabrica (precio del coche sin impuestos). Hasta ahora, lo pagaban los coches con emisiones mayores a 120 gr/km CO2 y menores a 160 gr/km CO2. Con los próximos baremos será para los coches que emitan entre 144 y 192 gr/km de CO2.

Los coches que emitiesen entre 160 gr/km CO2 y 200 gr/km de CO2 pagaban en 2021 un 9,75% del precio franco de fábrica. Que ahora, pasará a afectar a aquellos que compren un coche que emita entre 192 y 240 gr/km CO2.

El último tramo dictaba que aquellos que tuviesen un coche con emisiones mayores o iguales a 200 gr/km CO2 pagaban un 14,75% de su valor por la matriculación. A partir de ahora, serían aquellos que emitan más de 240 gr/km de CO2.

Las matriculaciones continúan creciendo, con eléctricos e híbridos al alza

Y… ¿Qué pasará con los que ya han adquirido su coche nuevo en 2021?

El portavoz del PDeCAT, Ferrán Bel, dejó claro que aquellos que ya estuvieron afectados por la subida de este impuesto, no recibirían compensación ni devolución por ello, pese a que este impuesto había subido una media de 1.000 euros el coste de adquirir un coche.

Esta es una muy buena noticia para los propietarios de un coche, ya que tras las medidas en vías de implantación del Gobierno como los peajes en autovías, autopistas y nacionales, la subida de los impuestos a los combustibles, las zonas de bajas emisiones en las ciudades o el nuevo impuesto que se implantará en Cataluña a partir de noviembre, supone un pequeño respiro y un problema menos.

Deja un comentario