Continental prueba que se puede aparcar solo con el uso de cámaras de 360º

Continental prueba que se puede aparcar solo con el uso de cámaras de 360º

Escrito por: Victor Alós Yus    19 agosto 2015     Sin comentarios     2 minutos

Durante los últimos años hemos estado viendo como los fabricantes se están esforzando en crear soluciones para conseguir que los coches puedan moverse por sí mismos, aunque sea solo durante las maniobras de aparcamiento. Para ello se utilizan varios tipos de sensores, desde ultrasonidos hasta radares y otros elementos, como las cámaras. Ahora, se busca simplificar todavía más este tipo de sistemas, aunque ni siquiera está perfeccionado ni se utiliza en todos los coches.

La propuesta de Continental no utiliza ni sensores ni radares y basa las maniobras autónomas del coche únicamente en las cámaras de visión completa que se utilizan para evitar los puntos ciegos durante la conducción. Sin utilizar más que las imágenes que captan estas cámaras, el coche puede realizar todas las maniobras que necesita para aparcar sin necesidad de otros sistemas de captación de datos.

El coche que se ha utilizado para esta demostración utiliza cuatro cámaras instaladas en el mismo. Una en la parte delantera, otra en la trasera y una en la parte inferior de cada uno de los retrovisores exteriores. Cada una de ellas tiene una visión de 180º, por lo que funcionando de manera conjunta pueden ofrecer una visión total del entorno del coche.

Surround View

La pantalla táctil en el interior del vehículo muestra la imagen recogida por cada una de las cámaras, junto con la imagen de las plazas de aparcamiento disponibles. Cuando el conductor toca una de las plazas ofrecidas, se activa el sistema y utilizando las imágenes de las cámaras comienza a realizar las maniobras necesarias para aparcar. Es indiferente que se trate de un aparcamiento en paralelo o en batería, ya que gracias al plano de situación que ha confeccionado con las cámaras puede moverse con total libertad.

El sistema utiliza el control del acelerador, el freno, el cambio de marchas, la dirección y el freno de estacionamiento, que se activa una vez el coche llega a su posición final. Como aliciente, este sistema permite localizar la plaza de aparcamiento elegida, y antes de activar el aparcamiento autónomo, bajar del vehículo. Luego puede dar inicio a la maniobra a través de la aplicación del móvil.

Todavía falta algo de desarrollo al sistema de aparcamiento autónomo a través del Surround View, que es como se llama, ya que una vez estacionado, el coche continúa con el motor en marcha y sin bloquear las puertas. En el futuro, cuando se incluya en los coches de producción, este problema estará resuelto y estará completo.
A003_C032_0527EG

Fuente | Continental

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.