He aquí 4 coches contemporáneos que en un futuro serán todo un clásico

He aquí 4 coches contemporáneos que en un futuro serán todo un clásico

Escrito por: Javier López   @jlopezbryan96    5 mayo 2019     6 minutos

El mundo del motor ha contado con emblemáticos vehículos que ahora son clásicos, y por eso os traemos 4 ejemplo que podrán ser catalogados así en un futuro.

Cuando echamos la vista atrás nos encontramos con una serie de vehículos que ya no solo se les puede catalogar de clásicos, sino también de emblemáticos. Los petrolhead soñamos con hacernos con uno de estos modelos, pero la gran demanda por parte de un amplio público ha provocado que algunos alcancen precios desorbitados. Sin embargo, el tiempo sigue pasando para lo bueno y para lo malo, y también para el sector automovilístico, provocando que coches más o menos actuales empiecen a mostrar sus primeros síntomas de que en un futuro no muy lejano se convertirán en auténticos clásicos y puede merecer la pena adquirir uno ahora.

Es por esto que hoy en Highmotor hemos decidido recopilar unos cuantos vehículos que ya sea o bien por su exclusividad o o bien por su configuración algo inusual, se terminarán convirtiendo en auténticos clásicos. Algunos de ellos ya hacen gala de la admiración que están causando, puesto que su precio en el mercado de ocasión está comenzando a subir como la espuma, así que si estás pensando en adquirir uno mejor date prisa.

BMW 1M: el coupé deportivo que nos cautivó a todos

Fue en el año 2003 cuando la firma germana quiso adentrarse en el pantanoso terreno de los compactos con el Serie 1 y, sin duda alguna, fue una decisión acertada. El éxito que causó este modelo procedente de BMW provocó que sea crease una variante coupé para avivar aún más la clara deportividad que residía en el Serie 1, y la cual se realzó aún más en las versiones de apellido «M».

De esta forma nació el BMW 1M Coupé, una variante en la que se invirtieron las siglas para evitar confusiones con el emblemático M1. Gracias a una estética mucho más musculosa, una cuádruple salida de escape central y un motor con unas prestaciones envidiables, la firma bávara consiguió encandilar a un amplio número de aficionados con esta espectacular creación.

En las entrañas del 1M se escondía un propulsor de seis cilindros en línea turboalimentado de 3.0 litros capaz de generar 340 CV de potencia y 500 Nm de par, unas cifras que se enviaban directamente al eje posterior. En la actualidad, este modelo goza de una gran fama, lo que provoca que no solo su precio se mantenga, sino que haya subido, motivo por el que es sencillo encontrar unidades en el mercado de ocasión rondando -o superando- los 50.000 euros.

Audi A1 Quattro: la pelotilla guerrera

Por todos es conocida la gran fama de Audi en el mundo de la competición, especialmente en la categoría de rally. Fueron numerosas las victorias recolectadas por el Audi Quattro A1 del Grupo B, un apellido que se repetiría años más tardes en el compacto de acceso de la firma de los cuatro aros. Con esta premisa nació el Audi A1 Quattro, una variante muy especial que recogía directamente el legado de aquellos vehículos de rally.

Estéticamente nos encontramos con un Audi A1 mucho más ancho e imponente, en el que se posaba una defensa más prominente y un alerón sobre la zaga que destapaba su verdadera identidad. La tracción Quattro fue una de las mayores innovaciones en el modelo junto a las llantas, las cuales evocaban a las empleadas por los vehículo de rally de antaño.

En su interior se escondía un propulsor de cuatro cilindros y 2.0 litros que desarrollaba 256 CV y 350 Nm de par, cifras que lo catapultaban hasta los 100 km/h desde parado en tan solo 5,7 segundos. Su producción mundial estuvo limitada a tan solo 333 unidades, por lo que es lógico pensar que su valor no solo se iba a mantener, sino también a incrementar, algo que ya muestran las unidades de ocasión que se encuentran a la venta por 50.000 euros.

Ferrari 360 Modena con cambio manual: una rara avis

Ferrari y exclusividad son dos palabras que van prácticamente hiladas, pero en ciertas ocasiones dicho maridaje se puede asentar aún más con componentes tan concretos y sencillos como una caja de cambios manual. Este tipo de transmisión no solo está desapareciendo en el segmento de los superdeportivos, sino en todos, y es por esto que modelos como el Ferrari 360 Modena con cambio manual se pueden convertir en una apuesta segura de futuro clásico.

Recordemos que fue en el año 1994 cuando la firma del Cavallino Rampante lanzó al mercado a su nuevo representante del motor V8, el 360. En aquella época el cambio automático F1 de Ferrari ya comenzaba a hacer acto de presencia en la mayoría de las unidades del superdeportivo, por lo que aquellas que salían de la factoría de Maranello con cambio manual fueron escasas.

El Ferrari 360 contaba con un propulsor de ocho cilindros en «V» de 3.5 litros atmosférico capaz de rendir 400 CV y 373 Nm de par. Dicho corazón asociado a una caja de cambios manual con rejilla ofrecían una combinación pura y en peligro de extinción, motivo por lo que podemos encontrar unidades en el mercado de ocasión por 100.000 euros.

Audi R8 V8: una opción que no debe ser menospreciada

Cuando Audi anunció la llegada de su primer superdeportivo supuso una revolución en todos los sentidos, provocando un antes y un después en la historia del automóvil. Su nombre fue R8, y rápidamente enamoró a un amplio grupo de clientes que se hicieron con las primeras unidades del vástago mas radical de la firma de los cuatro aros.

Cuatro Coches Actuales Futuros Clasicos 01

Con el paso del tiempo, la firma alemana decidió incorporar una variante movida por un corazón V10 que provocó que el V8 de acceso pasase rápidamente a un segundo plano. Sin embargo, su condición de atmosférico y la capacidad de encontrar unidades asociadas a un cambio manual lo convierten en un vehículo que no debemos pasar por alto y sobre todo de cara a un futuro.

Este motor de 4.2 litros y ocho cilindros era capaz de desarrollar 420 CV de potencia y 430 Nm de par, unas cifras que, junto a su estética y posición del motor, lo convierten en un superdeportivo de pura cepa. En el mercado actual es sencillo encontrar unidades entre los 40.000 y 50.000 euros, unas cifras muy comedidas teniendo en cuenta el tipo de coche que se trata y que tiene muchas papeletas de convertirse en todo un clásico como primer superdeportivo de Audi.

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.