¡Cuidado con los parabrisas! Las reparaciones pueden ser complicadas con las nuevas tecnologías

¡Cuidado con los parabrisas! Las reparaciones pueden ser complicadas con las nuevas tecnologías

Escrito por: Victor Alós Yus   @sepelaci    9 diciembre 2017     3 minutos

La tecnología instalada en los parabrisas puede hacer que sea complicado realizar las reparaciones de este elemento tan importante para los coches autónomos

Lo tenemos ahí, frente a nosotros. Es un elemento que practicamente no se ve, aunque está siempre presente y nos protege del efecto del viento, ayuda a tener una buena aerodinámica y resulta fundamental para que nuestro coche esté siempre bien cerrado y ofrezca el mejor rendimiento. Es el parabrisas, un cristal que nos mantiene protegidos y que ante cualquier problemas en él, basta con que se cambie o incluso que reciba algún tipo de tratamiento reparador del vidrio y listo para continuar. ¿O no?

Las nuevas tecnologías a bordo de los coches pueden provocar que no se pueda poner en manos de cualquiera estos elementos que actualmente no solo sirven para eso, sino que también están equipados con una buena cantidad de tecnología, en forma de sensores y cámaras que sirven de ayuda a los sistemas de asistencia a la conducción.

tecnologia-parabrisas-reparacion

Según un informe realizado por Nissan, llegan malos tiempos para tener un siniestro en el parabrisas. Debido a la presencia de toda la tecnología de este tipo, el parabrisas se ha convertido en la base sobre la que se sustenta mucha de la infraestructura de estos elementos. Desde cámaras hasta sensores, todos estos elementos se instalan sobre la superficie del parabrisas, así que los técnicos han de ajustar de manera muy precisa los diferentes sensores para que sean realmente efectivos.

Por ejemplo, y en el caso de Nissan, en los parabrisas se incorporan los sensores de lluvia, el sistema anti-colisión frontal inteligente, el reconocimiento de señales de tráfico y el control de crucero inteligente, así como el control de temperatura y la acústica. Esto hace que la reparación del parabrisas, a causa de un impacto o una rotura completa, provoque que sea necesaria la intervención de un profesional especializado en este tipo de tecnologías.

parabrisas-anicos-3

Los coches actuales han sufrido muchas modificaciones en lo que respecta a su diseño, entre ellos en lo que se refiere al acristalamiento del mismo. Desde el año 2000 se ha incrementado la presencia de cristal en un 15%, aunque elementos como el parabrisas han reducido su grosor a menos de 4 mm, pensando en reducir el peso y las emisiones de CO2. Esto los hace más delicados y puede provocar más roturas y daños. Con esto, la necesidad de que los profesionales que cambian los parabrisas estén preparados para poder reconfigurar esos sensores y cámaras.

Las marcas están preparando a sus técnicos para que sean capaces de realizar los ajustes necesarios para todos estos elementos y que se puedan seguir utilizando con todas las garantías. Se espera que muchos de los parabrisas reparados o sustituidos tengan que pasar por los talleres, de Nissan o de cualquier otra marca, para ser ajustados correctamente.

Así que si tu coche tiene estos sistemas de asistencia a la conducción, es conveniente que sea repasado por un taller especializado, preferiblemente de la marca para que todo esté en orden. Y este problema será algo a tener cada vez más en cuenta, a medida que se vayan instalando nuevos sistemas que busquen la conducción autónoma.

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.