Diésel y vibraciones al arrancar en frío: ¿a qué se debe?

Diésel y vibraciones al arrancar en frío: ¿a qué se debe?

Escrito por: Victor Alós Yus    7 octubre 2020     2 minutos

La presencia de vibraciones al arrancar un coche diésel puede indicar que hay alguna pequeña avería que puede desencadenar un problema mayor que dañe el motor.

Vas a arrancar tu coche, que posiblemente sea diésel, y de repente, notas unas vibraciones que no son normales. Y cuando en un coche pasa algo que no es normal, es señal inequívoca de que algo no va bien en la mecánica. Y posiblemente, el origen de ese problema esté en el motor. Y aún así, hay varios motivos por los que se pueden producir esas vibraciones, así que vamos a ver las posibles causas de ese problema.

Polea del cigüeñal

Este elemento está presente en los coches diésel y se encarga, precisamente, de reducir las vibraciones del motor. Cuando está en mal estado, con cumple con su finalidad y por eso se producen las vibraciones. Cuando se detectan vibraciones al arrancar el coche, este es el primer punto que se ha de revisar. Hay que llevar el coche al taller y hacer que el mecánico lo revise. Si hay una avería en esta pieza, hay que sustituirla para evitar averías mayores.

Soportes del motor

Otro de los posibles motivos que pueden provocar vibraciones en el motor al arrancar es algún tipo de deformación o rotura de uno o varios de los soportes del motor, los silentblock. Estos son los que sirven de unión entre el motor y el chasis, así que una de sus funciones es mitigar las vibraciones que se producen al funcionar. La vibración puede indicar que estos soportes están en mal estado y aunque en principio no supongan un problema, pueden provocar una avería más grave.

Cinco marcas que ya se han olvidado del motor diésel y otras que lo harán

Cinco marcas que ya se han olvidado del motor diésel y otras que lo harán

Los motores diésel se han convertido en una opción nada recomendable para las marcase de automoción y varias de ellas ya han decidido prescindir de ellos.

LEER MÁS

Bajas temperaturas

Cuando se enciende el motor con temperaturas bajas, a este le cuesta más tiempo alcanzar la temperatura de funcionamiento. En esos primeros minutos se produce una vibración que desaparecerá en cuanto llegue a esa temperatura óptima. Si no se repite, puede ser que no sea algo grave y que sea solo producido por ese momento concreto.

Estos son los principales motivos por los que el coche puede experimentar vibraciones al arrancar en frío. Si solo ocurre una vez, especialmente en invierno, puede ser debido por las bajas temperaturas, pero si el problema persiste, hay que llevar el coche al taller para que revisen esos puntos que pueden causar las vibraciones. Realizando esa revisión, se pueden evitar males mayores y una factura bastante más abultada.

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.