Si echas de menos al Volkswagen Beetle, este Memminger Roadster 2.7 te va a encantar

Si echas de menos al Volkswagen Beetle, este Memminger Roadster 2.7 te va a encantar

Escrito por: Victor Alós Yus    16 abril 2018     Sin comentarios     2 minutos

Aunque el Volkswagen Beetle ha regresado en forma de una versión especial fabricada por la empresa Memminger con un motor y aspecto espectacular, como concepto

Aunque el Volkswagen Beetle ya no está entre nosotros, son (somos) muchos los que nos sentimos fascinados por este veterano modelo alemán. Así que no es raro que otros fabricantes quieran seguir recreando el coche y que se atrevan a innovar sobre la base que representa este modelo. Memminger es una de las empresas que ha ido transformando estos coches clásicos desde el año 1992 y acaba de lanzar el Memminger Roadster 2.7, una versión impactante del modelo.

El Roadster 2.7 recibe su nombre del motor de cuatro cilindros y 2.7 litros, que permite obtener a este renovado Beetle una potencia de 210 CV y un par máximo de 247 Nm. El motor está colocado en posición central. Está asociado a una transmisión manual de cinco velocidades y podrá alcanzar una velocidad máxima de 200 km/h, lo que no está nada mal y acredita el espíritu deportivo de este renovado Escarabajo.


El motor, claro, no es el único cambio y mejora que podemos ver en este modelo. Utiliza discos de freno sacados de un Porsche 911 clásico, lo que permite mantener bajo control esta potencia remarcable. La suspensión también se ha ajustado a las condiciones de esta transformación, que además utiliza llantas de aleación ligera calzadas con neumáticos gruesos.

En cuanto a la conducción, el fabricante quiere que esto sea uno de los puntos importantes del coche. Así que ha eliminado del interior del coche todos los elementos electrónicos y no hay una gran pantalla táctil para controlar los sistemas de información y entretenimiento, porque, sencillamente, no lo hay.

Frente al conductor solo encontramos un cuadro de mandos tradicional, sin más añadidos. Hasta el reloj es analógico. Memminger no quiere que nada entorpezca el placer de conducir y se centra en lo básico. El Memminger Roadster 2.7 se ha basado en un Beetle de los años 70 y ha sufrido una buena transformación para conseguir ese aspecto imponente y un equipamiento mecánico que le da una nueva vida.

El Memminger Roadster 2.7 es un concepto todavía, pero la empresa lo está mostrando para ver si hay interés por él y en caso de que hubiera un número importante de personas interesadas, hará una edición especial. Eso sí, solo de 20 unidades, así que no será precisamente barato y si te interesa, tendrás que darte prisa, porque no creo que dure mucho…

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.