Un empresario español compra la planta abandonada de Packard, en Detroit

Un empresario español compra la planta abandonada de Packard, en Detroit

Escrito por: Fernando Alvarez    26 diciembre 2013     Comentario     2 minutos

Fernando Palazuelo, un empresario español residente en Lima, se ha hecho con la planta abandonada de lo que alguna vez fuera Packard, en uno de los sectores más devastados de Detroit. Hace poco tiempo, lo que fuera el centro de la industria automotriz americana fue una de las primeras ciudades en el mundo en declararse en bancarrota, luego de años de decadencia y convertida en una de las zonas más empobrecidas de EEUU.

El precio a pagar por las ruinas de Packard, (cuyo último vehículo salió de allí en 1958) será de casi 1,5 millones de euros, una venta que el estado de Michigan realizó con más facilidades de lo normal para facilitar el interés de futuros inversores. Los planes de restauración incluyen un centro de negocios, además de un centro comercial y residencial, con un costo total de más de 200 millones de euros.

Palazuelo vió la oportunidad cuando se enteró que la ciudad estaba en bancarrota, por lo cual sería relativamente fácil invertir allí, con los apoyos financieros necesarios que se necesitan en estos casos. Luego de restaurar más de 100 edificios antiguos en Perú y España, Palazuelo piensa buscar más oportunidades como esta en otros lugares de EEUU que están afectados por la crisis.

Los planes de reconstrucción incluyen muy pocas demoliciones, ya que se usarán gran parte de las fachadas de los edificios abandonados. Pero primero se debe hacer la limpieza de las 16 hectáreas de la antigua fábrica, convertida hoy en depósito de basura y hogar improvisado de homeless y criminales, algo que costará varios millones, de acuerdo a los medios de Detroit que han cubierto la noticia.

El compromiso de Palazuelo con la ciudad de Detroit llegará al extremo de vivir en la planta abandonada, una vez comiencen los trabajos de reconstrucción. En opinión de Palazuelo, “un general debe estar junto a su ejército”. Un destino que nadie imaginaba, para un sitio que se había convertido en la mayor ruina industrial de la época moderna.

Vía | Detroit Free Press

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.