Esta es la limusina más grande del mundo: piscina y helipuerto a bordo

Esta es la limusina más grande del mundo: piscina y helipuerto a bordo

Escrito por: Victor Alós Yus   @sepelaci    15 marzo 2022     2 minutos

Esta limusina se fabrícó en 1989 y ha sido restaurada recientemente, tiene una longitud de más de 30 metros y cuentan con piscina… ¡y helipuerto!

Hay personalizadores muy extravagantes y otros que se salen de esa denominación. Son especialistas en crear vehículos que rompen cualquier idea que se puede tener sobre ellos y crean alguno que es casi irreal. El creador de alguno de estos coches especiales es Jay Ohrberg. Este es el responsable de la creación de vehículos para el cine y la televisión como el mítico TransAm de El Coche Fantástico, el Gran Torino de Starsky y Hach, el DeLorean de Regreso al Futuro o el General Lee de The Dukes de Hazzard, entre otros.

También ha sido responsable de crear la que se considera la mayor limusina del mundo. Un Cadillac Fleetwood Eldorado Convertible de 1976 al que se ha añadido varios metros de carrocería para dotarle de una longitud que resulta extravagante. Además, ha sido necesario añadirle más ejes y ruedas para poder resistir esta longitud extra.

Limusina Grande Mundo

La limusina más larga del mundo

Este demencial vehículo tiene una longitud de 30,53 metros y cuenta con 12 ejes, es decir, 24 ruedas. Está movida por dos motores V8, que mueven un peso total de 10 toneladas. Entre el equipamiento que se ha añadido a esta limusina figura una piscina y, no contentos con eso, han incorporado un helipuerto operativo.

Además, cuenta con una piscina y un campo de golf adaptado al vehículo. Tiene capacidad para 75 personas, alguna de las cuales podrá disfrutar también de una cama de agua.

Learmousin, la limusina más extravagante que vas a ver

Learmousin, la limusina más extravagante que vas a ver

El negocio de las limusinas es bastante importante en Estados Unidos y se pueden encontrar varias transformaciones muy especiales, como este jet reconvertido.

LEER MÁS

Lo bueno que tiene este vehículo es que tiene dos puestos de conducción, uno en cada extremo. Esto le permite separarse en dos vehículos más pequeños y manejables. La bisagra central le permite girar con más facilidad, aunque no es precisamente sencillo de conducir. Fue construida y se descartó en su momento. La transformación costó 3,5 millones de dólares y en principio solo medía 18,28 metros y se llamó «American Dream».

Ha sido comprado por un coleccionista que la ha restaurado y le ha dado funcionalidad. Por el momento, le ha valido entrar a formar parte del Libro Guinness de los Récords como la limusina más grande y larga del mundo.

Deja un comentario