Fiat Bravo 2.0 M-Jet 165 CV Super Sport, prueba (parte III)

Fiat Bravo 2.0 M-Jet 165 CV Super Sport, prueba (parte III)

Escrito por: Javi Vicente   @javivicente    10 octubre 2009     5 minutos

Una vez visto que el motor se comporta extraordinariamente y que el diseño interior y exterior cumple las expectativas, pasamos al equipamiento y su valoración calidad/precio.

Ya decíamos que habíamos probado el motor más potente, el 2.0 M-Jet de 165 CV con acabado Super Sport que es el único disponible. De base el precio se sitúa en 21.510 euros aunque siempre es recomendable añadir algún que otro extra para mejorar el confort en marcha o para disponer de más ayudas en cuanto a seguridad. Al final del artículo hablaremos del equipamiento de la unidad probada.

Equipamiento

EuroNCAP Fiat Bravo

Podemos hablar de un nivel bastante alto en cuanto a equipamiento de seguridad disponible de serie, aunque hay opcionales que son para pensarse mucho por la función en caso de accidente y el precio que tienen.

Dispone de 6 airbags de serie (frontal de conductor y pasajero, de cabeza delanteros y traseros y laterales delanteros) y el de rodilla para el conductor es opcional por 130 euros. Además dispone de asistencia de frenado (ABS), control de estabilidad (ESP) y distribución electrónica de frenado (EBD) de serie, con faros antiniebla con cornering y asistencia de arranque en pendiente (Hill Holder). Todo de serie.

Lo que no entra dentro del pack son los reposacabezas delanteros contra latigazos cervicales (100 euros) y el tercer reposacabezas posterior (75 euros), algo criticable si tenemos en cuenta que se vende como un coche de 5 plazas. Los faros de xenón son recomendables por 650 euros más. En los asientos traseros cuenta con anclajes Isofix de 3 puntos.

Fiat Bravo 2.0 M-Jet 165 CV Super Sport

En las pruebas EuroNCAP realizadas en 2007 (se realizó con el 1.9 Multijet Dynamic) obtuvo una puntuación de 5 estrellas para adultos, 4 para niños y 2 para peatones y es que ya su antecesor consiguió las 4 estrellas para adultos. Hoy en día todas las marcas centran sus esfuerzos en ofrecer el máximo de seguridad en sus coches y el modelo que no lo consigue, es muy probable que disponga de muchos puntos en contra a la hora de evaluarlo como posible compra.

Tal cual salido de fábrica y sin ningún extra adicional viene bastante completo. Nuestra unidad traía como extra la pintura metalizada (410 euros), el tercer reposacabezas posterior (75 euros), los elevalunas eléctricos posteriores (195 euros), filtro antipartículas DPF (845 euros) y el sensor de aparcamiento trasero (295 euros). Como comenté anteriormente, no entiendo en un vehículo que se vende como para 5 adultos sea opcional el reposacabezas trasero y más por 75 euros, una cifra más simbólica que real.

El nuevo sistema Blue&Me del grupo Fiat es muy cómodo. Además de incluir conexión Bluetooth de serie para conectar dispositivos móviles, permite introducir un pendrive de música en el lector USB y reproducir canciones, sin tener que sacrificar un CD cada vez que se quiera actualizar la música (sé que hay regrabables, pero nunca se terminan utilizando). Algo que no me ha gustado es que cuando se reproduce música del pendrive no es posible cambiar de carpeta y/o canción desde la propia radio y sólo desde el volante, aumentando las posibles distracciones del conductor.

Fiat Bravo 2.0 M-Jet 165 CV Super Sport

También estaba equipado con la nueva aplicación EcoDrive que guarda los datos en un pendrive a través de la ranura USB y es posible visualizar datos de consumo, kilómetros y puntuación que da el coche de acuerdo a la conducción realizada. Es bastante interesante a nivel informativo y fiable el sistema de puntuación, aunque no los datos de consumo medio. Para 1.500 kilómetros me indicó una media de 12,3 l/100 y casi 300 euros de gasto de combustible, cuando en realidad el consumo medio no subió de 9 l/100 y gasté aproximadamente la mitad en combustible.

Valoración general

No creo que estemos ante el coche perfecto, pero sí he comprobado bastante evolución en motores, fiabilidad y acabados con respecto al modelo anterior. Pero también se han descuidado detalles que se tuvieron en cuenta en el Stilo. El precio es algo más elevado que en el anterior, pero también va equipado mejor de serie y se ve un coche mucho más elegante para competir con el Seat León, Renault Mégane o incluso el VW Golf. El precio total de unidad probada es de 23.330 euros. Atendiendo al motor tiene rivales muy directos: Seat León FR TDI de 170 CV por 25.350 euros, Renaul Mégane 2.0 dCi 160 por 25.300 o el VW Golf TDI GTD de 170 CV por 28.190 euros.

Fiat Bravo 2.0 M-Jet 165 CV Super Sport

El motor progresivo por el que ha apostado el grupo Fiat desde el principio lo encuentro muy cómodo en la conducción diaria, ya que es posible pedir respuesta en cualquier momento sin llevarlo poco revolucionado. Es cuestión de acostumbrarse. Tiene un aspecto más señorial y menos juvenil que modelos anteriores (incluso el Bravo I) principalmente por acabados, suspensiones y número de puertas. Las versiones más baratas se sitúan en poco más de los 12.000 euros (1.4 16v Active 90 CV) y en torno a 18.000 una versión con motor y acabado medio (1.9 Emotion 120 CV Multijet). Este modelo tiene mucho para elegir.

Al igual que si me pidieran consejo sobre un Stilo diría que tiene más inconvenientes que ventajas a la larga, con el Bravo no pasa lo mismo y lo recomiendo sin dudar. Hoy en día es difícil conseguir un coche con esta calidad de acabados, motor y rendimiento por menos de 24.000 euros y apenas sobrepasar los 21.000 ya es un síntoma que Fiat lo está haciendo bien y hace coches competitivos a muy buen precio.

Fotos | Javi Vicente

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.