Un Fisker Karma fallece en manos de Consumer Reports

Un Fisker Karma fallece en manos de Consumer Reports

Escrito por: Fernando Alvarez    9 marzo 2012     Comentario     2 minutos

Un Fisker Karma que estaba siendo evaluado por Consumer Reports en EEUU ha fallado a los pocos días de uso, otro problema que se agrega a los muchos que tiene Fisker para hacer despegar al Karma.

En años recientes el poder de los informes de Consumer Reports en EEUU, es suficiente para condenar para siempre la calidad de un producto a ojos del consumidor si la crítica no es buena. Pero también puede elevar a un producto a niveles impensados, si el crítico de Consumer Reports ha tenido un buen día y decide dar una buena crítica (y si el producto es realmente bueno).

Por desgracia, a Fisker le ha tocado lo primero. En este caso, la evaluación de Consumer Reports con el Fisker Karma no ha podido ser realizada, porque el coche en cuestión ha sufrido un problema técnico que ha impedido su prueba. Esto no se ha dejado pasar por parte de Consumer Reports, ya que informa que el coche les ha durado solamente 340 killómetros.

Vale la pena mencionar que los coches que prueba Consumer Reports en EEUU son comprados y de ninguna manera las marcas ceden sus productos para prueba como se haría con cualquier otra publicación. La compra del coche es parte de la experiencia del cliente, uno de los puntos a evaluar, además del funcionamiento del vehículo propiamente dicho.

El problema con los eléctricos es que no funcionan en absoluto si se presenta un contratiempo técnico, al contrario de uno de gasolina en que se puede salvar la situación con algún apaño; por ello Fisker ha enviado de manera urgente a dos ingenieros para que revisen el Karma y vean qué ha sucedido y Consumer Reports informa que la prueba continuará si es que el coche puede ser reparado. Pero la primera impresión ha sido de incredulidad, siendo la primera vez que un vehículo acusa problemas con solo unos días de uso.

Vía | Carscoop

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.