Ford Focus 1.0 EcoBoost 125 CV, prueba (Diseño exterior e interior, equipamiento y valoración general)

Ford Focus 1.0 EcoBoost 125 CV, prueba (Diseño exterior e interior, equipamiento y valoración general)

Escrito por: David Taboada    18 enero 2013     Comentario     6 minutos

Continuamos con la prueba del Ford Focus con el motor 1.0 EcoBoost de 125 CV. En la primera parte os contábamos que su propulsor ser caracterizaba por una suavidad típica de un gasolina pero con un comportamiento y, en general, un consumo más próximo a un diésel.

En esta segunda y última parte intentaremos analizar tanto el diseño exterior como interior de nuestro Focus. Además veremos el equipamiento disponible en la gama y las opciones disponibles para el Ford Focus hoy en día. Para acabar, como es habitual, realizaremos una valoración general del modelo.

Diseño exterior

Comenzamos analizando el frontal de Ford Focus, en donde encontramos una parrilla dividida en tres zonas que junto a las falsa salida de aire, dividida en cuatro partes, que en encontramos en el parachoques le configuran un aspecto más agresivo a este modelo. Otro de los detalles llamativos que encontramos en esta vista frontal es la forma de la ópticas que son bastante más alargadas que en la segunda generación del Focus.

En la perspectiva lateral encontramos las llantas que son de 17 pulgadas bajo las que encontramos unas pinzas de freno rojas en combinación con el color blanco elegido para la carrocería. Además el perfil lateral sigue con las numerosas curvas del Focus que le configuran una estética más diferenciadora.

DSC01244

En la zaga del vehículo encontramos una llamativo alerón que junto a otros detalles como la forma de las ópticas o la salida de escape hace que se incremente ese carácter deportivo que tiene el diseño del Ford Focus. Uno de los elementos más repetidos a lo largo de toda la carrocería son los cromados. Así encontramos una línea cromada que recorre todo el marco inferior de las ventanillas, las antinieblas o la salida de escape también cromadas.

El Ford Focus se engloba dentro de los considerados modelos compactos pero sus dimensiones son algo más generosas que la media. Así mide 4,358 metros de largo, 1,823 metros de ancho y 1,484 metros de alto lo que hace también que gane algo más de habitabilidad en su interior. Por lo tanto el diseño exterior del Ford Focus se caracteriza por transmitirnos un carácter más agresivo y deportivo.

Diseño interior

Pasamos al interior del habitáculo y nos sentamos en el asiento del conductor. En frente nuestra encontramos la pantalla de ordenador de abordo que nos da toda la información que necesitamos sobre nuestro coche: consumo medio, autonomía, velocidad media… Si ponemos las manos en el volante nos damos cuenta de su tamaño algo más grande de lo normal y, que desde él, tenemos acceso a la configuración de prácticamente todos los dispositivos gracias a los numerosos botones.

DSC01223

La zona del salpicadero es de tacto más blando aunque parece de una calidad y ajuste correctos. La consola central que preside el interior del habitáculo también destaca por sus amplias dimensiones, aunque una pantalla de navegación más grande quizás se eche de menos. Desde aquí tenemos acceso a la configuración del sistema de navegación y audio. Un poco más abajo encontramos el climatizador y, quizás ese sea el problema que al estar tan abajo puede hacer apartar la vista de la carretera. Aún así su manejo es bastante sencillo e intuitivo ya que cada función tiene un botón propio.

Los asientos delanteros y traseros de nuestra unidad combinaban el color crema con un marrón más oscuro y eran bastante cómodos y con una sujeción correcta. Los delanteros contaban con regulación en longitud, altura e inclinación del respaldo y eran calefactables.

Si pasamos a las plazas traseras encontramos un pequeño handicap, la altura. Aunque tienen el ancho suficiente como para poder llevar a tres personas si eres un poco alto y te colocas de forma erguida tocarás con el techo. Por último hablar del maletero que cuenta con una capacidad de 363 litros por lo que se sitúa dentro de la media de los compactos aunque dada sus dimensiones podía destinarse a una mayor capacidad.

DSC01262

Equipamiento

El Ford Focus se puede combinar con hasta seis niveles diferentes de acabados: Trend, Ecoboost Edition, Sport, Titanium, ST y ST Plus. El primero de ellos, el Trend, se sitúa como el más básico de la gama e incorpora, entre otros, algunos elementos como faros antinieblas, llantas de aleación de 16 pulgadas, sensores de lluvia y luces o climatizador bi-zona. El acabado específico Ecoboost Edition añade a lo anterior: parabrisas térmico Quickclear, Active Park Assist, sensores de parking delanteros y traseros o control de crucero con limitador de velocidad.

El acabado Sport, que montaba nuestra unidad, añade un estética diferenciadora basada en la incorporación de un faldón delantero y lateral, un difusor trasero y las pinzas de freno en color rojo. El siguiente nivel es el Titanium con un paquete de iluminación de serie configurado por faros Bi-Xenón con lavafaros, luces diurnas LED y Ford Ambient+. En cuanto al acabado ST y ST plus añaden las luces LED para las ópticas traseras, apertura sin llave y retrovisores plegables eléctricamente.

Las opciones para completar estos niveles de acabados son numerosas pero destacan las de carga tecnológica como el Ford Active Vision que engloba el avisador y asistente de cambio de carril, el sistema de reconocimiento de señales de tráfico, control automático de luces de carretera y monitor de conducción segura. Por otro lado está el Active City Stop que permite detener automáticamente el coche o el detector de ángulos muertos (BLIS).

DSC01218

En cuanto a los precios de la gama Focus, el modelo de acceso a la gama es el que monta el propulsor 1.0 Ecoboost Auto-Start-Stop de 100 CV de potencia y 5 velocidades a partir de los 12.890 euros. Mientras que parecerse con el motor de nuestra unidad de prueba, es decir, el Ecoboost de 125 CV habrá que desembolsar al menos 13.490 euros.

Valoración general

Para acabar con la prueba del Ford Focus con el motor EcoBoost de 125 CV de potencia os traemos nuestra valoración general. Lo primero por lo que destaca este modelo es por el innovador motor que permite al cliente unas prestaciones más que suficientes para el día a día sin tener que preocuparse en exceso de los niveles de consumo.

Su comportamiento por autopista es bastante correcto y la configuración de las suspensiones permiten absorber las imperfecciones del asfalto sin que estas se noten en el interior. En ciudad sus dimensiones condicionan la movilidad pero una dirección ágil y los buenos ángulos de giro permite olvidarnos de esto.

Además presenta un diseño muy atractivo sobre todo para el público más juvenil que en combinación con un interior que cuida el nivel de acabados y ajustes hace que sea un opción a considerar por aquel cliente que busque un coche con bajos consumos sin renunciar a una buena conducción y equipamiento.

DSC01277

Fotos | David

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.