Ford Grand C-Max 1.6 TDCi 115 CV, prueba (I)

Ford Grand C-Max 1.6 TDCi 115 CV, prueba (I)

Escrito por: David Taboada    14 noviembre 2011     3 Comentarios     4 minutos

Hoy retomamos las pruebas de monovolumenes con el Ford Grand C-Max, un monovolumen familiar de siete plazas que destaca en su exterior por las puertas laterales traseras correderas que facilitan el acceso a las plazas traseras.

El motor que hemos puesto a prueba en el Grand C-Max es el 1.6 TDCi con 115 CV, siendo el propulsor más pequeño dentro de la gama diésel pero que permite mover con cierta facilidad este monovolumen con unos consumos bastante ajustados.

Motor y prestaciones

Comencemos hablando del motor que como dije anteriormente es el de acceso a la gama diésel. Este propulsor responde desde las 1.500 r.p.m. y se muestra bastante progresivo hasta las 3.500 r.p.m con un par máximo que se sitúa en los 270 Nm.

Aunque generalmente estamos ante un motor que puede mover con soltura el Ford Grand C-Max siempre que sepamos jugar con su cambio manual, en algunas situaciones como en un adelantamiento o cuando necesitamos mover más ágilmente este monovolumen de 4,5 metros y 1.634 Kg de peso quizás se echa de menos un poco más de potencia que nos permita realizar la maniobra con mayor confianza.

En cuanto a aceleración el Grand C-Max llega a los 100 Km/h desde parado en unos 12,6 segundos con una velocidad máxima que se sitúa en los 184 Km/h. Es decir estamos ante unas cifras algo discretas pero aceptables para el segmento donde se encuadra este modelo.

Por otro lado cuenta con una caja manual de seis relaciones bastante precisa y directa, además gracias a contar con una sexta marcha permite en autovías y autopista que el motor no este revolucionado y, en consecuencia, cifras de consumo más bajas.

Además de este motor dentro de la gama diésel podemos encontrar el 2.0 TDCi con dos potencias diferentes de 140 CV o de 163 CV, este último puede equipar el cambio Powershift y nos ofrece un par motor que se eleva hasta los 340 Nm. Mientras que las versiones gasolina son un 1.6 EcoBoost de 150 CV con caja manual de 6 velocidades y dos 1.6 Ti-VCT de 105 CV y 125 CV con 5 relaciones.

Comportamiento

Como buen monovolumen que es el Grand C-Max apuesta por una comodidad de marcha. Sin embargo a la vez consigue pasos por curva ágiles y rápidos sin que se note un excesivo balanceo de la carrocería. Por lo tanto busca el confort interior de sus ocupantes que se nota sobretodo en recorridos largos por carretera en donde se muestra bastante eficaz

Por otro lado en carretera de curvas o donde se necesite exigirle un poco más el Grand C-Max tiene un comportamiento dinámico bastante correcto con un dirección directa que permite disfrutar de la conducción. Los frenos se muestran bastante eficaces sin percibirse apenas fatiga alguna y permiten controlar en todo momento al coche.

En conclusión el Grand C-Max está diseñado para buscar la comodidad de hasta sus siete pasajeros y a la vez poder disfrutar de una conducción dinámica y ligera.

Consumos

En el apartado de consumos el motor 1.6 TDCi 115 CV se muestra bastante ahorrador en autovía y autopista a una velocidad de 120 Km/h, mientras que en carretera el consumo se incrementa algo más a causa de que el motor va un poco forzado.

Comencemos por el consumo en autovía, en nuestro recorrido habitual de 1.200 Km hemos conseguido un consumo de 5,1 litros por cada 100 Km que junto a un depósito de combustible de 60 litros le permite al conductor hacer kilómetros sin preocuparse por encontrar una gasolinera.

Por ciudad este motor de 115 CV consigue consumir unos 8,3 litros. Sin embargo si el coche va cargado o con todos sus ocupantes en el interior la cifra de consumo se eleva considerablemente.

Aún así este propulsor se muestra muy ahorrador y nos permite gozar de una elevada autonomía. Aunque si lo que buscamos es algo más de prestaciones y una conducción más dinámica deberíamos irnos al motor 2.0 TDCi de 140 CV que permite una conducción más alegre y un consumo no muy elevado.

En conclusión de esta primera parte de la prueba del Ford Grand C-Max 1.6 TDCi con 115 CV de potencia podemos destacar que estamos ante un monovolumen que nos proporciona una buena autonomía con una conducción cómoda en autovía pero sin renunciar a una buena agilidad.

En la segunda parte de la prueba os hablaremos del diseño exterior dominado por sus puerta corredizas junto al diseño del interior donde destaca por su espacio y por último del maletero y capacidad de carga.

Fotos | David Taboada

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.