Ford GT Competition Series, un arma aun más ligera para los circuitos

Ford GT Competition Series, un arma aun más ligera para los circuitos

Escrito por: David Lopez   @espacionblanco    25 febrero 2017     Sin comentarios     2 minutos

Cuando alguien se compra un superdeportivo, por lo general, se espera que en el circuito su comportamiento sea excepcional. Pero sucede que por su configuración para poder ser usado en carreteras convencionales, muchas veces no se puedan exprimir sus características al máximo, de ahí que aparezcan versiones como el Lamborghini Huracán Performance o el Porsche 911 GT3 RS entre muchos otros, y a los que ahora tendremos que añadir el Ford GT Competition Series.

Si ya de por si, con las especificaciones de serie, el Ford GT es un coche que promete sensaciones únicas indiferentemente de donde se conduzca, con esta versión Competition Series desde Ford aseguran que al conducirlo sentiremos una experiencia lo más cercana que existe al modelo que participó, y ganó, en las 24 Horas de Le Mans del pasado año.

Ford GT Competition Series, un arma aun más ligera para los circuitos

Para conseguir que sintamos estas sensaciones únicas, el Ford GT se ha visto sometido principalmente a una dieta de adelgazamiento que ha eliminado elementos que en pista se consideran innecesarios. Por ejemplo, para empezar se ha quitado todo el sistema de aire acondicionado que equipa de serie, así como todo lo referente al sistema de sonido. Además el cristal que deja ver el motor se ha sustituido por plexiglás, mientras que la apertura del capó se realiza ahora mediante pestillos manuales.

Los cristales del habitáculo también han sido sustituido, pero aquí, en vez de recurrir al uso de plexiglás como suele ser lo normal, el Ford GT Competition Series hace uso de la última tecnología para teléfonos móviles, equipando la tecnología Gorilla Glass. Sus llantas pasan de ser de aleación ligera de aluminio a fibra de carbono, e incluso las tuercas utilizadas para fijarlas son ahora de titanio.

Ford GT Competition Series, un arma aun más ligera para los circuitos

En su interior, como podia ser de otra manera, también se recurre a la fibra de carbono, la cual está presente en elementos como el salpicadero y las puertas. En contraposición a todo este despliegue de fibra de carbono destaca la tapicería en piel de alcántara negra, otra muestra más de que el gusto por la elegancia no está reñido con lo racing. Por último, cabe decir que el tablero de instrumentos es diferente al de un Ford GT estándar, aunque no proporcionan datos específicos de en que cambia exactamente.

En lo que se refiere al apartado mecánico no se especifican mejoras, por lo que suponemos que su motor Ecoboost V6 de 3.5 litros sigue entregando la misma potencia de 647 CV y un par motor de 746 Nm, aunque la respuesta será todavía más radical y directa debido a la reducción de peso.

Vía | Jalopnik

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.