El Ford Mustang Roush JackHammer llega con 710 CV y con mucha hambre de Challenger y Camaro

El Ford Mustang Roush JackHammer llega con 710 CV y con mucha hambre de Challenger y Camaro

Escrito por: Javier López   @jlopezbryan96    6 mayo 2018     3 minutos

Ford y Roush han vuelto a colaborar juntos para darle vida al Mustang más radical de todos los tiempos, el JackHammer. Cuenta con 710 CV de potencia bruta.

La guerra continúa y, mientras que Ford no termina de planear su siguiente estrategia, el preparador Roush ha decidido tomar las riendas de esta batalla campal de muscle cars y demostrar al mundo el potencial oculto del Mustang. La firma americana lleva desde hace tiempo insinuando la versión más radical de su ponycar, el Shelby GT500; sin embargo Roush ha querido adelantarse mostrando al mundo el Mustang JackHammer, una variante que saca a relucir el lado más salvaje de su motor de 5.0 litros V8 coyote.

El preparador americano ha trabajado en multitud de ocasiones con Ford y con el Mustang, un modelo cuya mecánica conocen a la perfección y, gracias a esta experiencia previa, Roush puede ponerse en la tesitura de modificar aún más al muscle car americano, con el objetivo de crear la variante más radical y deportiva jamás construida por la firma. Sin embargo, para completar la creación que han llevado a cabo también ha sido necesario aplicar ciertos cambios en el exterior.

Lo primero que nos llama la atención es que, pese al gran salto que experimenta su mecánica, Roush ha decidido ser algo más comedido a la hora de acentuar la estética del Mustang. El poderoso splitter que gobierna plácidamente bajo la defensa del muscle car de Ford exalta un carácter mucho más deportivo y agresivo; el difusor alberga cuatro salidas de escape capaces de expandir por doquier la dulce melodía del V8 y, por último, nos encontramos con un pequeño spoiler que sigue expandiendo ese espíritu más radical por todo el conjunto.

El apartado mecánico también se ha visto envuelto en este sinfín de modificaciones llevadas a cabo por Roush, algo que vemos reflejado en distintos componentes de este Mustang tan especial. El alto grado de potencia que ha adquirido el deportivo de Ford ha implicado una nueva suspensión ajustable y unos neumáticos específicos ExtremeContact, dos elementos idóneos para soportar la brutalidad de los 710 CV que emana el Mustang JackHammer.

Para alcanzar dicha cifra, los ingenieros de Roush han instalado un supercharger TVS 2650 que permite al V8 de 5.0 litros desarrollar una potencia total de 710 CV. Dicha modificación se podrá aplicar tanto a los modelos con cambio manual como con cambio automático de 10 relaciones, de modo que la diversión estará asegurada para todos los potenciales clientes. De esta forma, el Mustang Roush JackHammer han conseguido crear una de las variantes más alocadas y radicales de la historia, la cual custodiará el puesto del Shelby GT500 hasta su inminente llegada.

Roush no ha hecho declaraciones sobre las cifras oficiales de este Mustang tan especial, pero si que nos ha permitido saber que dicha modificación implicará un desembolso de 14.765 dólares. Pese a esto, todos aquellos clientes que acudan al preparador mantendrán intacta la garantía de 5 años o 60.000 millas, lo equivalente a 96.000 kilómetros.


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.