Honda Civic 2012, presentación y prueba en Málaga

Honda Civic 2012, presentación y prueba en Málaga

Escrito por: Javi Vicente   @javivicente    11 noviembre 2011     8 minutos

Honda prevé vender en España 6.000 unidades del modelo a lo largo de 2012, la mitad de sus ventas totales en un año clave por la cantidad de lanzamientos y las pérdidas ocasionadas en 2011 por los tsunamis de Japón y Thailandia.

Llegamos a la novena generación de un modelo que es uno de los pilares más importantes de Honda y que significa aproximadamente la mitad de las ventas totales de la marca en España conisguiendo haber vendido más de 20 millones en todo el mundo, 2,3 millones en Europa y 113.000 en nuestro país.

El Honda Civic ha sufrido varios cambios a lo largo de la historia, evolucionando en tecnología y diseño, pero fue en la anterior generación donde sufrió una revolución estética muy importante y bastante bien acogida -se vendieron 40.000 unidades en España-, que se consolida en la novena.

La evolución revolucionaria

Si bien en la anterior generación podíamos apreciar un coche totalmente nuevo, por la gran cantidad de innovaciones en su diseño y un cuadro de mandos futurista, la tendencia se ha conservado introduciendo varios elementos muy característicos del Insight o CRZ.

Honda ha querido escuchar las críticas de los usuarios de la anterior generación y ha desarrollado un bastidor más orientado al confort mejorando notablemente la suspensión delantera -la trasera no varía- y bajando la altura del coche 20 milímetros, que terminará pasando factura en varias ocasiones. A pesar de aumentar la anchura en 5 milímetros y el largo en 45, el espacio interior es bastante notable. También se mejora la barra de torsión que ahora es más rígida y una relación de dirección más directa, algo suave para nosotros.

Uno de los cambios que personalmente menos me gustan estéticamente pero que mejoran mucho la aerodinámica del coche es el tercio trasero, que recuerda mucho a los híbridos de la marca y que permite rebajar en 0,03 puntos el coeficiente aerodinámico respecto a su antecesor, situándose en 0,27 Cx, que beneficiará a la larga en el impuesto de matriculación de los motoroes diésel. También observamos un limpia lunetas trasero, muy echado de menos por bastantes usuarios.

Se ofrecerá en nueve colores diferentes, tres de ellos nuevos (amarillo topacio metalizado, el blanco orquídea perlado y el verde bosque perlado) y el rojo será el único no metalizado. En las unidades disponibles para prueba estaban el amarillo, rojo y verde bosque, éste último poco acertado por desprender tristeza a simple vista.

Las motorizaciones serán dos gasolina (1.4 y 1.8 i-VTEC de 100 y 142 CV respectivamente) y una diésel 2.2 i-DTEC de 150 CV.

Eficiencia mecánica y ahorro energético, tendencia de la marca

En un mundo en el que todo tiende a lo eléctrico, híbrido y mejorar la ecología en general, el trabajo realizado por el equipo mecánico ha sido cuanto menos, satisfactorio. Y es que se ha conseguido rebajar un 20% el consumo de diésel sin perder potencia y obteniendo emisiones de CO2 por debajo de 120 g/km, permitiendo beneficiarse en estos motores de un 0% de impuesto de matriculación. Los motores gasolina no corren la misma suerte y habrá que pagar un 4,75%, a pesar de haber conseguido un ahorro del 10%.

Los beneficios comentados en el párrafo anterior han venido dados por la introducción del ECO Assist que indica visualmente al conductor el tipo de conducción que realiza, la recomendación de cambio de marcha y más suavidad en la respuesta del acelerador entre otras cosas.

El Idle stop o parada automática del motor al ralentí también está presente en todas las versiones y motorizaciones. Además, en versiones diésel, se introduce el Grille Shutter que permite la apertura de la parrilla dependiendo de la conducción.

Más espacio en el interior

Una de las cosas que más me ha gustado es el cambio en la situación del cuadro de mandos, recuperando la posición izquierda que se había perdido en la anterior generación, aunque se amplía hasta el centro para mostrar más información. Teniendo en cuenta esto, la posición del conductor es más amplia, aunque puede llegar a dar la sensación de poca envoltura.

Aumenta la distancia del asiento a la puerta en 45 milímetros y el freno de mano parece formar parte del asiento del copiloto por su distancia al mismo; no es fácil encontrarlo sin buscarlo a conciencia. En detrimento, se ha acercado un espacio portaobjetos con tapa para vaciar los bolsillos.

Por el contrario, y esto es algo que gusta y que se nota en el puesto de conducción, es el acercamiento de la palanca de cambios, y la posición de los distintos mandos y pantallas de información, siendo mucho más accesibles. El toque deportivo lo pone la bolsa de aire situada en los laterales del asiento de conductor, que permiten un inflado y desinflado con un botón y que recogen muy bien el cuerpo cuando queremos dar soltura a nuestro pie con el acelerador.

La sensación de amplitud en las plazas traseras es muy agradable, incluso con tres adultos aunque la altura del techo, vuelve a ser muy justa para personas que superen los 1,80 metros de altura, sobre todo en la posición central. Los asientos traseros disponen en su parte inferior de un hueco que además de permitir guardar objetos a diario, facilita el abatimiento de los asientos y deja una superficie lisa y diáfana en todo el maletero en ocasiones de mucha carga hasta los 1.210 litros.

El maletero supera con creces otros competidores, consiguiendo 477 litros en total si contamos los 70 litros que deja el hueco de la rueda de repuesto, que es opcional, y que está correctamente moquetado como si fuera integrado. Si no queremos el kit antipinchazos, podemos comprar un kit de rueda que se ajusta correctamente con tornillos y similar a cualquier otro coche.

Comportamiento dinámico

Nada más subirnos al coche notamos la amplitud que nos habían comentado. El arranque del coche es sin llave y aunque se hayan ajustado los botones y cada uno esté en su sitio, creemos que llegan a saturar, sobre todo los mandos del volante, que hay muchos en poco espacio y aunque en los más de 300 kilómetros no tocamos ninguno por error, la sensación está ahí.

El coche elegido fue el motor diésel, con 150 CV de potencia y un par de 360 Nm, pero que se nota en marchas bajas; en altas no se exprime tanto, prevaleciendo la ecología y la sensación de confort frente a la deportiva. Es en tercera y cuartas marchas donde podemos exprimir todo el potencial del motor y subir de vueltas fácilmente.

El rutómetro marcaba casi 180 kilómetros por una carretera sinuosa aunque carente de curvas cerradas pero con muchos baches y firme en muy mal estado; a propósito según nos enteramos después, para poder probar la amortiguación que respondía a las mil maravillas en su parte delantera. La trasera no era lo mismo. Aunque llegaba al límite en algunos casos, daba sensación de culear, pero el excelente sistema ESP rectificaba la trazada en el paso por curva. Los neumáticos que equipaba eran los Michelin Primacy HP, la anterior generación de los que pudimos probar hace unos días en Valencia.

Agradecer a Honda el tiempo disponible para la prueba, más de 4 horas que, a pesar de no ser una prueba al uso, sí pudimos poner a prueba el vehículo en varias situaciones. La sensación ya la hemos transmitido, se ha preferido el confort a la deportividad, con una configuración más adaptada a autopistas y gran ciudad, aunque para divertirnos podamos echar en falta alguna versión más radical. Si os estáis preguntando la existencia de un Type R, no hay nada confirmado, pero podremos comenzar a soñar en que es probable que la haya.

Nuestra unidad equipaba el acabado Executive el más alto de gama, con el Navegador y ACC/CMBS (control de distancia de seguridad) como opción, disponible por 4.000 euros más, que no recomiendo en la mayoría de los casos por su elevado precio. Si podría llegar a recomendar la opción de sólo navegador con disco duro por 2.200 euros si se desea, pero en muy contadas ocasiones.

Acabados correctos, no se nota plástico y el tacto del volante muy suave, de cuero con costuras integradas, no sobresalen, que lo refinan más aún. Posición de conducción muy agradable con ambos asientos delanteros con ajuste lumbar, y pantalla multi información i-MID y climatizador entre otras cosas.

Precios, equipamiento y fechas de comercialización

Aunque se ha mejorado mucho el equipamiento general, incluyendo llantas de aleación de 17 pulgadas (excepto las versiones más básicas que incluyen 16), tecnología Idle stop y botón ECO Assist en todas las versiones, el acabado sport se mejora incluyendo cámara de visión trasera de serie sin necesidad de navegador.

El executive además incluye techo panorámico corrido, sistema de audio premium de 6 altavoces (reduce en 10 litros el maletero), luces bi-xenón y manos libres bluetooth de serie. Esto es sólo el principio de todo el equipamiento disponible para el Honda Civic 2012.

Para facilitar la lectura se ofrece un listado de precios y característica básicas de los modelos disponibles, incluyendo consumo oficial, puesto que no pudimos hacer prueba de consumo durante la presentación. El lanzamiento oficial será en febrero 2012, disponible en toda la red de concesionarios de Honda en España.

Fotos | Javi Vicente y Gabriel

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.