Honda Jazz, presentación y prueba en Frankfurt

Honda Jazz, presentación y prueba en Frankfurt

Escrito por: Daniel Valdivielso   @valdi92    1 agosto 2015     Comentario     7 minutos

Acudimos a la ciudad alemana de Frankfurt para conocer de primera mano la renovación del pequeño monovolumen de Honda, el Jazz.

Con esta tercera generación del Jazz, Honda quiere dar un salto adelante en todos los aspectos para posicionarse entre los líderes de su segmento.

El Honda Jazz siempre se ha considerado como uno de los pioneros del segmento de los monovolúmenes urbanos. Su lanzamiento se produjo a principios del Siglo XXI, en el año 2001, marcando claramente el inicio de un segmento que a día de hoy cuenta con muchos adeptos.
En las dos primeras generaciones, el Jazz ha conseguido vender más de 5.5 millones en todo el mundo, quedándose en España cerca de 14.000 unidades.

Diseño exterior

La tercera generación del Jazz llega con una imagen exterior completamente renovada y diferenciada respecto a las anteriores generaciones de Jazz. El frontal sigue las líneas marcadas por las últimas creaciones de la marca, guardando gran parecido con el recién estrenado HR-V. Los faros delanteros, más alargados, se funden con una parrilla central en color negro brillante que, a su vez, desciende hasta la parte inferior del paragolpes.

DSC_0025 copia copia

En los laterales del frontal encontramos las luces de iluminación diurna (LED) así como los focos antiniebla. Al estar en los extremos, aumenta la sensación de anchura y robustez.
La vista lateral también ha sufrido cambios, ya que ahora contamos con una superficie acristalada más alargada, con tendencia claramente ascendente. Varios pliegues recorren también la superficie de chapa, aumentando la expresividad del conjunto.

DSC_0013 copia copia

La parte trasera cambia con la incorporación de nuevos grupos ópticos que por primera vez se extienden también por los laterales de la luneta. Ofrecen iluminación LED para sistemas como las luces de freno o de posición.
El portón es más grande y está más cerca del suelo que nunca, lo que mejora la comodidad a la hora de cargar bultos. El paragolpes cuenta con ángulos y molduras que lo hacen más deportivo y atractivo.

Diseño interior

En el interior, los cambios son también llamativos. El Jazz quiere dejar de ser aquel utilitario con enfoque eminentemente urbano, para convertirse en un coche para todo. Para ello, el salpicadero ha sido completamente rediseñado, mejorando tanto su imagen como su calidad de realización.

Las líneas básicas son, de nuevo, similares a las del HR-V, guardando también ciertas similitudes con el Civic por aquello de hacer del conductor el elemento preferente del interior. La gran pantalla del sistema Honda Connect preside la parte central del salpicadero. Destaca la inclusión de un módulo de climatización con superficie táctil y aspecto muy moderno.

DSC_0062 copia copia

Tanto el volante como la instrumentación son prácticamente calcados a los del HR-V, ofreciendo una cantidad suficiente de información para el día a día, sin datos extraordinarios. Los materiales utilizados son básicamente plásticos duros, aunque están bien ajustados y no producen grillos parásitos. Además, dependiendo del acabado del vehículo, encontramos algunas molduras en plástico acolchado que mejoran la sensación de calidad percibida.

Si por algo destaca el Jazz, es por su espacio interior. El Jazz es, con diferencia, uno de los urbanos más espaciosos del segmento, luchando por la primera posición con el Nissan Note. Respecto a su antecesor, el Jazz ha crecido en todas las cotas interiores. Ahora tiene más espacio entre los acompañantes de las plazas delanteras, más espacio para las piernas y rodillas en las plazas traseras y más hueco para los hombros tanto delante como detrás.

DSC_0039 copia copia

Por supuesto, seguimos contando con algunos “detalles Honda” como la posibilidad de plegar las banquetas traseras para dejar la segunda fila completamente plana. Es un sistema que Honda ha querido llamar “Magic Seat System” y que ya lleva tiempo montando en otros modelos. El maletero cubica 354 litros de capacidad, lo que supone una de las mejores cifras del segmento y un incremento de 17 litros respecto a la anterior generación.

Dinámica de conducción

El Jazz estrena plataforma, siendo más ligera y avanzada. Una vez al volante, el Jazz se comporta razonablemente bien dentro de lo que se le puede exigir a un vehículo de este segmento sin ningún tipo de pretensión dinámica. La conducción ha mejorado notablemente respecto al Jazz anterior gracias a unas suspensiones que, si bien son blandas, controlan bien el balanceo siempre que no nos pasemos de listos.

DSC_0030 copia copia

La dirección, de asistencia eléctrica, es suficientemente precisa y ofrece un buen tacto. Esto último también sucede con la caja de cambios, que en esta nueva generación es de 6 velocidades en lugar de las 5 anteriores. Su tacto es agradable, con recorridos cortos y buena precisión. El equipo de frenos responde bien y detiene el coche con suficiencia cuando la situación lo requiere.

Es posible adquirir el Jazz también con una transmisión automática CVT con un sobreprecio de 1000€. Esta transmisión es recomendable si buscamos ante todo la comodidad de un cambio automático y nuestros trayectos vayan a ser eminentemente urbanos, terreno en el que el CVT gana puntos respecto a la caja manual. Sin embargo, pese a contar con 7 velocidades prefijadas y un software de gestión específicamente diseñado para Europa, en carretera el Jazz CVT no resulta tan agradable de conducir como su homólogo manual.

DSC_0047 copia copia

El Jazz llegará a nuestro mercado con un sólo propulsor bajo el capó. Se trata de un motor de nueva concepción, encuadrado dentro de la familia “Earth Dream Tecnologies”, de gasolina, atmosférico. Con 1.3 litros de cubicaje y cuatro cilindros, es de aspiración atmosférica y opera bajo las leyes de funcionamiento del Ciclo Atkinson, que frente al popular Ciclo Otto, favorece el rendimiento a medio régimen.

Ofrece 102 CV y 123 NM, suficientes para mover al Jazz con suficiencia y agilidad. En carretera tendremos que “tirar de marchas” con más frecuencia, pero aún así no es nada dramático. La aceleración de 0 a 100 km/h se completa en 11.2 segundos, alcanzando una velocidad punta de 190 km/h. Honda apunta a que la insonorización en el habitáculo ha mejorado respecto a la anterior generación, y la verdad es que a bajas velocidades y en parado es difícil escuchar el ruido del motor.
Sin embargo, cuando aumentamos el ritmo -y sobre todo las revoluciones- el sonido aumenta de forma alarmante. No es un sonido especialmente molesto, pero tampoco es particularmente agradable.

Gama y precios

El Jazz llegará a nuestro país con tres líneas de equipamiento denominadas Trend, Luxury y Elegance. En el primer escalón encontramos elementos de serie como el aire acondicionado, el freno activo en ciudad, el control de crucero o el sistema Start&Stop. Su precio arranca en los 15.900€. El siguiente nivel de acabado, el Luxury, cuenta de forma adicional al Trend con el sistema Honda Connect de 7″, las llantas de aleación de 15″, los sensores de aparcamiento delanteros y traseros y los espejos retrovisores eléctricos. Su precio es de 16.900€.

DSC_0031 copia copia

Por último tenemos la versión Elegante, la más equipada, que arranca en los 18.500€ y que ofrece, de forma adicional a los otros dos acabados, el sistema de entrada y arranque sin llave, la cámara trasera, los antinieblas delanteros o las llantas de aleación de 16″. La unidad de las fotografías es un acabado Elegance.

Las primeras unidades del Honda Jazz 2015 llegarán a los concesionarios de nuestro país a finales de verano, aunque se podrán aceptar pedidos prácticamente desde ya.

Fotografías | Daniel Valdivielso

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.