Hyundai iMax N Drift Bus: así es la furgoneta de 408 CV capaz de derrapar

Hyundai iMax N Drift Bus: así es la furgoneta de 408 CV capaz de derrapar

Escrito por: Javier López   @jlopezbryan96    20 octubre 2019     2 minutos

Hyundai iMax N Drift Bus, un nombre que representa a una furgoneta de 408 CV, con una estética muy musculosa y con una tremenda facilidad para derrapar.

Cansados de un sector automovilístico cada vez más monótono llega Hyundai para proporcionar altas dosis de personalidad y diversidad con el iMax N Drift Bus. Sin lugar a dudas, este nombre ya es de por sí muy sugerente, pero seguro que os estaréis preguntando que qué diantres trama la casa coreana. Lo cierto es que esta denominación esconde una furgoneta de lo más poco usual, calificativo que consigue gracias a su condición de prototipo y al motor que se esconde en sus entrañas. Y es que Hyundai ha conseguido crear una auténtica máquina de derrapar a partir de su división N.

La casa coreana vende en Australia un modelo conocido como iMax, una furgoneta de ocho plazas planteada para viajar con un nivel de confort sin precedentes. Sin embargo, los ingenieros de Hyundai han querido aplicar la fórmula empleada para el desarrollo de los i30 y Veloster N en el iMax N, un vehículo que lleva el concepto mucho más lejos.

Hyundai Imax N Drift Bus 4

Estéticamente nos encontramos con una furgoneta que deja atrás su filosofía inicial para empaparse de una doctrina radical y deportiva. Lo primero que nos llama la atención es un agresivo splitter gobernando el frontal, diversos detalles en rojo, mismas llantas que las presentes en el i30 N, un imponente alerón sobre el maletero y un difusor específico junto a una doble salida de escape que ya adelanta que no estamos ante un vehículo cualquiera.

De serie, el iMax esconde en sus entrañas un motor diésel mucho más lógico y apropiado de 2.5 litros y 170 CV. Pero teniendo en cuenta esta reveladora estética, supondréis que el propulsor que equipa esta variante no es ese más modesto diésel. Para ser más concretos, Huyndai ha apostado por un V6 de 3.5 litros biturbo mucho más acorde con el apellido N.

Dicho corazón se encuentra en la tesitura de rendir 408 CV y 555 Nm de par, cifras que se trasladan directamente al eje posterior y son capaces de provocar que el 0 a 100 km/h ocurra en menos de cinco segundos. No en balde y pese a estas despampanantes cifras, lo más impresionante es la capacidad del iMax N para derrapar de un lado a otro con una soltura que en ningún momento se espera de una furgoneta.

Desgraciadamente Hyundai no tiene pensado producir esta variante de su furgoneta, pero sin duda alguna es un claro ejemplo de la capacidad de la firma para producir vehículo radicales y poco usuales. Sin embargo, el uso de este motor V6 puede servirnos de aliciente para considerar que en un futuro no muy lejano se aplique en vehículos de producción.

Deja un comentario