El Koenigsegg Agera RS nos dice adiós y nos despedimos de él con lágrimas en los ojos

El Koenigsegg Agera RS nos dice adiós y nos despedimos de él con lágrimas en los ojos

Escrito por: Javier López   @jlopezbryan96    6 abril 2018     3 minutos

Koenigsegg pone fin a la producción de uno de sus modelos más emblemáticos, el Agera RS. Después de tres años de producción llegó el momento se despedirse.

Si nos paramos a pensar en los vehículos que se han encargado de marcar un antes y un después en la automoción seguramente se nos vengan muchos a la mente pero, sin duda alguna, los Koenigsegg están entre ellos. La firma sueca lleva creando algunos de los mejores superdeportivos del mundo desde el año 2002, un tiempo que les ha permitido obtener la experiencia suficiente como para que sus modelos se encuentren entre los más rápidos del mundo. El Agera fue un claro ejemplo de ello y, después de ocho años de vida, se despide de nosotros.

Así es queridos lectores, uno de los vehículos que más mella ha hecho en el mundo del motor se despide para no volver y es por ello que haremos un repaso de las innovaciones que nos ha brindado el Koenigsegg Agera RS y, por supuesto, sus otras versiones vitaminadas. Como os decíamos, fue en el año 2010 cuando la firma de Christian abría la producción de los vehículos que lo catapultarían directamente al éxito y hoy os contamos cómo empezó todo.

Cuando Koenigsegg presentó el Agera lo hizo bajo la responsabilidad de que le darían el pistoletazo de salida al sustituto del CCX, uno de los modelos con los que la marca comenzó a dar sus primeros pasos. Sin embargo, la acogida de este vehículo entre los fanáticos del motor y sus posibles clientes hizo que su vida estuviera llena de proezas y grandes logros, algo que tampoco hubiera sido posible sin su impresionante puesta a punto.

La marca sueca lo tenía muy claro: querían crear el vehículo de producción más rápido del mundo y así fue. La versión inicial del Agera contaba con un diseño abrumador y rompedor, puesto que no se parecía a ningún otro modelo jamás construido. Su esbelta silueta desprendía deportividad y agresividad por doquier, algo lógico si tenemos en cuenta lo que escondía este Koenigsegg entre sus entrañas.

Un V8 de 5.0 litros sobrealimentado se encargaba de darle rienda suelta a los 960 CV de potencia y 1.000 Nm de par motor que era capaz de emanar, pero los ingenieros suecos no se quedaron de brazos cruzados. Un año más tarde, Koenigsegg presentó la variante R del Agera, la cual superaba los 1.000 CV holgadamente. Tras más experimentos con el superdeportivo sueco, la firma culminó las versiones de este modelo con el RS -del cual solo se hicieron 25 unidades- y el One:1, las cuales rendían una potencia total de 1.341 y 1.361 CV respectivamente.

Por mucho que nos duela ha llegado el momento de despedirse del Koenigsegg Agera RS pero, teniendo en cuenta el nivel al que trabaja la marca, no tardaremos mucho en conocer al sustituto de este implacable superdeportivo. De momento la firma sueca no ha hecho declaraciones al respecto, pero puede que su próxima creación recurra a la propulsión híbrida, al igual que sucede en el Regera.

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.