Land Rover Range Rover 4.4 SDV8 de 340 CV Vogue, prueba (Motor, prestaciones y comportamiento)

Land Rover Range Rover 4.4 SDV8  de 340 CV Vogue, prueba (Motor, prestaciones y comportamiento)

Escrito por: Diego G. Moreira    25 abril 2013     4 Comentarios     6 minutos

Una de las novedades que a título personal más me gustó en el pasado Salón de París 2012 era el nuevo Range Rover. Pues medio año después de ser presentado en la cita parisina, el equipo de pruebas de Highmotor tuvo la oportunidad de probar el nuevo Land Rover Range Rover. El motor que probamos es el más potente dentro de la gama diesel, se trata de un 4.4 SDV8 de 340 CV, es decir, un propulsor de ocho cilindros.

El acabado era el Vogue, uno de los más completos, aunque claro el precio de partida no es precisamente bajo puesto que arranca en los 122.800 euros. La fama que tiene el Range Rover lo hacía aun mucho más interesante para probar, teníamos dudas después de haber probado una extensa gama de 4×4 premium, si el británico tiene justa fama o no. Quédate con nosotros en esta prueba, y te aseguro que el nuevo Range Rover te va a sorprender igual que nos sorprendió a nosotros.

Motor y prestaciones

range rover 2013 motor

4.367 cc, ocho cilindros con distribución en V, 340 CV y un par motor de 700 Nm. Pocos coches tienen estas cifras como carta de presentación y al volante del nuevo Range Rover, se nota el monstruoso propulsor que esconde bajo ese gran capó.

Este V8 destaca más por prestacional que por suavidad, pero sin duda es contundente cuando hundimos el pedal del acelerador, su cifra de par motor y potencia se nota, desde poco más de 1.500 vueltas el coche ya responde a las órdenes del conductor con fuerza y continua empujando sin cansarse hasta las 4.000 r.p.m.

CIMG5470

El propulsor hace que nos olvidemos del tamaño del coche o de su peso -2.360 kg-, afrontando cualquier adelantamiento o imprevisto con fuerza de sobra. Además desde Land Rover han hecho un trabajo excelente para insonorizar el interior, tanto del ruido del propulsor como de los ruidos aerodinámicos.

La caja de cambios asociada con este V8 es de ocho velocidades, típica caja ZF que equipan muchos modelos de Jaguar y Land Rover, su funcionamiento es correcto y se puede manejar desde las levas. Lo bueno de contar con ocho marchas es que casi siempre rodamos a un régimen bajo y aprovechamos la fuerza desde bajas vueltas ahorrando en consumo.

Comportamiento

range rover 2013 comportamiento frontal

Estabilidad y confort, estas son las dos sensaciones que dominan al volante del nuevo Range Rover. Es un coche que una vez que te sientas dentro, te aísla sublimemente del exterior con una buena insonorización, mientras que las suspensiones se ocupan de filtrar las irregularidades del asfalto.

Lo malo es que frente a otros competidores, la suspensión sigue siendo de tipo blando y sigue acusando ciertas inercias cuando practicamos una conducción por curvas rápidas, eso sí, ha mejorado con respecto a la anterior generación y ahora es más ágil.

Además en cuanto lo metemos a en una carretera de curvas, no hay que preocuparse porque si intentamos sacarlo de la trayectoria, las ayudas electrónicas lo controlan al momento. Frente a un BMW X5 o a un Meredes ML (el de la prueba) está un peldaño por debajo, pero sin embargo en comportamiento dinámico se encuentra a la par de modelos como el Audi Q7.

range rover 2013 comportamiento trasera

Los frenos nos han parecido sobresalientes, puesto que detienen al Range Rover con total seguridad, mientras que la dirección es bastante asistida orientada al confort. En general lo más destacable del comportamiento de este Land Rover es el confort que ofrece a los ocupantes en largos viajes donde se pueden hacer kilómetros sin que lleguemos a nuestro destino cansados.

Comportamiento Off-road

range rover 2013 off-road

Es un Land Rover, y sólo con eso, ya hablamos de ciertas garantías fuera del asfalto. El nuevo Range Rover, sigue manteniendo las habilidades off-road al nivel de la anterior generación. Está claro, que no es un Defender o un Discovery, pero también, que dentro del segmento de SUV de lujo es uno de los pocos que viene con neumáticos mixtos de serie y con unas aptitudes fuera del asfalto dignas de un 4×4.

Dentro del equipamiento está el Terrain Response (programa que permite seleccionar varios tipos de terreno y el coche elige la configuración mejor para afrontarlo) ahora es opcional aunque a un precio muy asequible -230 euros-, además también dispone de la suspensión neumática (que permite elevar el coche tres niveles) y reductora para bloquear el reparto de potencia, así como, del control de descensos.

range rover 2013 terrain

Durante las pruebas que hicimos se defendió con maestría fuera del asfalto, la primera de las superficies era una zona de humedal con hierva y tierra embarrada por debajo, todo un reto de cara a la tracción. Notamos que el V8 pesa y que la parte delantera tenía tendencia a hundirse, pero no había superficie ni con hierva ni con barro que se le resistiera, hasta cuando las propias ruedas se hundían en la tierra húmeda y era casi imposible sacarlo de la trazada, incluso ahí, el coche seguía empujando.

La segunda prueba fue en arena, ahí demostró que es capaz de moverse con total soltura. La única pega que encontramos es la limitación por los propios ángulos del coche y que modelos como el Discovery son mucho más ligeros de cara a salir fuera del asfalto y tienen mejores ángulos, por lo tanto, se mueven con más soltura. Esto se puede ver en una zona montañosa con rocas y de más difícil acceso, para el Discovery no es problema pero para el Range Rover se pude complicar algo más.

CIMG5731

Los demás modelos del segmento pueden tomar nota, porque desde luego hay pocos que cumplan con las exigencias de uso off-road, y el más cercano es el Mercedes ML porque los demás van más encaminados a no salir del asfalto.

Consumo

range rover 2013 precios

Dentro del apartado de consumo, las cifras no son sobresalientes, pero si acordes a un modelo de este tamaño con un potente V8 bajo el capó y con una potencia de 340 CV. En carretera durante la prueba rondó los 10-11 litros a los 100 km, mientras que en autovía era posible bajarlo hasta los 9 litros a los 100 km siempre que fuéramos cuidadosos con el pedal.

Eso sí, la ciudad no es su terreno, pese a que ha ganado maniobrabilidad y es más confortable en la city, los consumos son elevados, puesto que el arrancar y parar constantemente pasa factura. Durante nuestra prueba el consumo rondó los 15 litros a los 100 km.

En la segunda parte de la prueba analizaremos el diseño exterior, interior y calidades del nuevo Land Rover Range Rover, así como el maletero.

range rover - final

Fotos | Diego G. Moreira

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.