El león de Peugeot: esta es la historia que hay detrás de un gran símbolo

El león de Peugeot: esta es la historia que hay detrás de un gran símbolo

Escrito por: Javier López    14 junio 2018     Sin comentarios     3 minutos

El león de Peugeot es uno de los emblemas más característicos de la marca, y hoy nos adentramos en su historia para saber cómo surgió este logotipo.

Seguro que somos muchos los amantes del motor que comenzamos a adentrarnos en esta gran pasión identificando los diferentes coches de la calle por su emblema. Recuerdo cuando los logotipos de Volkswagen, Audi o Peugeot carecían de sentido para mi mente de infante, la cual estaba dando sus primeros coletazos de petrolhead empedernido. Sin embargo, a día de hoy podemos descubrir con gran detenimiento la historia que hay detrás de estos emblemas y de cómo surgieron haciendo que ese legado perdure hasta los tiempos que corren ahora, algo que sucede en Peugeot, una de las firmas más longevas del mundo.

La firma francesa se caracteriza por multitud de elementos pero, sin duda alguna, el que más llama la atención -y el que nos concierne hoy- es el imponente león que gobierna sobre todos y cada uno de los Peugeot que salen por las puertas de la factoría. Este emblema lleva siendo representativo en la marca desde tiempos inmemorables, y hoy haremos un repaso a la historia que esconde el logotipo de Peugeot.

Para ello debemos remontarnos al año 1858, momento en el que Emile Peugeot decidió darle vida al león como símbolo de una marca que haría historia. Por aquel entonces, fabricar coches no estaba dentro de los planes de la firma francesa, y sus primeros pasos como empresa los dio creando diferentes utensilios tanto de cocina como de carpintería, tales como las sierras.

La eficacia de las sierras fabricadas por Peugeot era tal, que se convirtieron en los modelos más solicitados por los clientes de la época. Su preciso corte, flexibilidad y resistencia fueron las características que hicieron que se comparasen directamente con la afilada dentadura de un león. Ese fue el punto de inflexión que hizo que Peugeot adoptase a uno de los felinos más temidos y respetados del mundo para representar a sus productos.

Peugeot lanzó al mundo un primer logotipo, el cual estaba representado por un león posado sobre una flecha y mirando hacia la izquierda, con el objetivo de representar el movimiento de una sierra. Apareció en el año 1872 y fue implantado en otros productos como molinillos, bicicletas o incluso motos, dos medios de transporte con lo que sigue trabajando la marca francesa en la actualidad.

El paso del tiempo fue modernizando y adoptando a los tiempos que corrían el emblema de Peugeot, hasta que se convirtió en el león que todos conocemos actualmente. No fue hasta el año 1905 que el logotipo de la firma francesa se posó sobre un vehículo y, en el año 1923, los escultores Marx y Baudichon decidieron modernizar el logotipo. Para ello, hicieron el león tridimensional y se empezó a emplear como tapón del radiador.

Con el transcurso de los años, el león de Peugeot fue evolucionando y adecuándose a las circunstancias de cada época pero, sin duda alguna, la firma francesa ha conseguido mantenerlo vivo y preservar su esencia para los modelos actuales. De esta forma, uno de los elementos más característicos de Peugeot ha conseguido perdurar en el tiempo y lo seguirá haciendo.

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.