¿Lío chino para Daimler? Geely compra el 9,7 % de Daimler y esta invierte 2000 M euros en BAIC

¿Lío chino para Daimler? Geely compra el 9,7 % de Daimler y esta invierte 2000 M euros en BAIC

Escrito por: Guillermo Lopez    26 febrero 2018     5 minutos

Li Shufu, el millonario propietario de Zhejiang Geely Holding Group Co ha comprado el 9,7 por ciento del grupo Daimler y se convierte en su máximo accionista

La compra de casi el 10 por ciento del capital del grupo Daimler (9,69% – 103.619.340 acciones) por parte del multimillonario chino Le Shufu ha pillado totalmente por sorpresa a los dirigentes del grupo alemán, hasta el punto de que justo cuando esta se estaba produciendo los máximos dirigentes de la empresa europea estaban confirmando y cerrando acuerdos con BAIC, una de las empresas rivales del gigante automovilístico chino para producir sus vehículos Premium y sus futuros vehículos eléctricos en el país asiático.

El fundador del Grupo Geely, Li Shufu anunció este fin de semana que posee el 9,7 por ciento de las acciones de Daimler, y hoy mismo, lunes, mantendrá en Alemania sendas reuniones con los dirigentes de la marca de Stuttgart y del Gobierno alemán, en Berlín. Shufu se convierte con ese porcentaje en el principal accionista de Daimler, honor que hasta ahora recaía en el fondo soberano de Qatar, que poseía un 6,8 por ciento del total de las acciones del fabricante alemán, posición que ha mantenido desde hace más de una década.

Shufu ha invertido 7.300 millones de euros (9.000 millones de dólares) durante los últimos tiempos en la adquisición paulatina de distintos paquetes accionariales de la compañía, protagonizando con ello la mayor inversión de un fabricante chino en un fabricante mundial de automóviles. Según ha manifestado Li Donghui, director financiero del Grupo Geely, la compra del paquete accionarial se financió mediante «una oferta combinada de deuda, capital y distintos instrumentos financieros propios y del Grupo Geely fuera de China y sin utilizar en ningún momento capital procedente de fondos nacionales Chinos«, lo que habría podido suponer algún tipo de impedimento por parte del Gobierno alemán.

Para Donghui, «el costo real de la participación de Geely en Daimler es menor que su valor de mercado». Sin dar más detalles al respecto, Donghui afirmó que con la compra Geely adquiere «un compromiso a largo plazo» con su compra en Daimler, al tiempo que afirmaba que «por el momento, ni Geely Group ni ninguna otra compañía del Grupo automovilístico chino pretende adquirir acciones adicionales por el momento».

La compra ha sido confirmada por Daimler en un escueto comunicado en el que da la bienvenida a la compañía a Li Shufu. Un comunicado en el que si bien Daimler saluda la llegada de Li Shufu como un nuevo accionista «para largo tiempo» del grupo alemán, no deja de mostrar un cierto escepticismo cuando indica que «Daimler se complace en anunciar que con Li Shufu podría ganar otro accionista orientado a largo plazo, que está convencido por la fortaleza de la innovación de Daimler, la estrategia y su futuro potencial».

Según comentan fuentes de Daimler, «Li Shufu es un empresario chino que Daimler conoce bien, al que tiene en alta consideración como competidor y cuya estrategia se centra en los desarrollos futuros».

La experiencia dice que así es la personalidad del multimillonario propietario chino, quien a la vista del excelente momento actual de Volvo, marca que compró en 2010 al Grupo Ford, y del reciente acuerdo de adquisición de Volvo AB, segundo fabricante mundial de camiones, que cerró a finales de 2017, o de la malaya Proton en otoño del 2017 y de Lotus pocos meses antes, está bastante claro que no suele realizar movimientos especulativos sino que busca potenciar su grupo automovilístico.

«Los competidores que desafían tecnológicamente a la industria mundial del automóvil en el siglo XXI no forman parte de la industria automotriz actual», dijo Li Shufu en su comunicado donde añade: «Pero con los desafíos vienen las oportunidades. Ningún player actual de la industria del automóvil podrá ganar esta batalla contra los invasores ajenos al sector de forma independiente”.

En todo caso, no deja de ser sintomático el que la compra del paquete de acciones por parte de Li Shufu se produzca al tiempo que la propia Daimler y su socio chino BAIC, hayan anunciado este mismo fin de semana que planean invertir conjuntamente casi 2.000 millones de euros en la puesta en marcha de una nueva factoría de vanguardia en China, lo que viene a demostrar que la entrada de Geely en el capital de Daimler ha sido toda una sorpresa. Máxime cuando, a la hora de hablar de su actividad en china, el portavoz del grupo de la marca de la estrella afirmó que «Daimler ya tiene una base sólida en China. Tenemos un socio muy fuerte con nuestra cooperación actual con BAIC Motor».

Queda por ver las intenciones de Li Shufu. Aunque la compra del paquete accionarial no le permite entrar en la gestión del día a día de la compañía automovilística alemana, sí que le va a abrir puertas a poder influir en la estrategia de la misma a través del consejo de administración, donde tendrá derecho a estar presente y a influir en las futuras políticas de la empresa. En todo caso, y como dicen varios analistas, «Una participación de Geely en Daimler subrayaría su impulso de colaboración que los ayudará a obtener más experiencia en otras áreas, como puede ser, por ejemplo, la de los coches eléctricos, al tiempo que también abre otra nueva vía hacia China para Daimler».

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.