HRE lanza las primeras llantas hechas en impresora 3D

HRE lanza las primeras llantas hechas en impresora 3D

Escrito por: Alvaro Avilés    29 mayo 2019     3 minutos

Las primeras llantas hechas con una impresora 3D ya están aquí. La empresa HRE las ha hecho posibles, con un diseño capaz de marear a cualquier diseñador.

HRE es una marca de llantas especializada en hacer creaciones para los coches más especiales, por lo que no es raro verlas en modelos como un McLaren 720S, un Ferrari 488 o un Porsche 911 GT3. Sin embargo, con éstas ha ido un paso más allá, mostrando su último modelo de llanta hecho con una impresora 3D.

La marca ha enseñado un nuevo diseño, pero no uno cualquiera, uno que hace explotar los cerebros de los diseñadores y las máquinas encargadas de dar forma a estos accesorios. Tiene unos ángulos imposibles, con un diseño que daría miedo aparcar el coche a menos de 3 metros de la acera y un peso inferior al de cualquier llanta estándar de un coche sacado del concesionario.

Esta llanta está fabricada íntegramente en fibra de carbono y titanio, siendo una de las llantas más modernas, complejas y avanzadas que podemos encontrar en el mercado. Sin embargo, habría sido completamente imposible de fabricar si no hubiera sido por la tecnología de impresión 3D.

La primera llanta impresa en 3D del mundo

La llanta que ha lanzado HRE es una actualización del mismo modelo que lanzó en noviembre del pasado año, pero esta vez dándole una vuelta de tuerca lo suficientemente complicada como para que la única manera de hacerla sea mediante impresoras 3D. Su nombre es HRE3D+ y es pionera en su forma de fabricación, por lo que es la primera llanta impresa en 3D del mundo.

La empresa ha contado con el especialista GE Additive para que colabore en la fabricación de esta obra de arte. La compañía centra su proceso en dos partes: una con láser y otra con electrones. La primera de ellas funde capas de polvo de titanio una sobre otra con el fin de crear la estructura final. Por otra parte, los electrones se concentran en un haz que une y funde los metales de nuevo.

Crear una llanta con una impresora 3D tiene muchas ventajas

La técnica requiere varios pasos para eliminar el polvo restante, quitar los soportes necesarios para crear las complicadas formas en 3D, terminar el acabado a máquina, el manual y la limpieza final para que el resultado sea el que vemos en las fotos. Según HRE, el hecho de utilizar impresoras 3D para crear sus llantas hace que se desperdicie sólo el 5% del titanio utilizado. Esta cifra es impresionante, puesto que en caso de que la llanta se fabrique de manera convencional, el 80% del titanio utilizado inicialmente queda completamente inútil.

La nueva llanta también es más ligera que la anterior versión presentada el pasado año. Estas pesaban 9 kilos en caso de que fuera la de 20 pulgadas y 10,4 kilos en caso de que fuera la de 21. La actualización recientemente presentada pesa 7,2 kilos en caso de que sea de 20 pulgadas y 8,6 si se elige la de 21 pulgadas.

Otra de las diferencias entre la versión “beta” y la nueva presentada es que las primeras se construyeron partiendo de seis barras de titanio y una parte central de fibra de carbono y las nuevas utilizan cinco partes impresas que se unen a la central de fibra de carbono.

Para mostrar cómo quedan estas llantas, HRE no podía montarlas en cualquier coche. Por ello, que mejor escaparate que calzar a un poderoso Ford GT con ellas y exponerlo en un evento de Detroit. Si tienes curiosidad por conocer cómo funciona todo el proceso de fabricación, aquí te dejamos un vídeo para que puedas verlo.

Comentarios cerrados